Recortes en EU, ¿llegaron para quedarse?

Los legisladores tienen poca motivación para sustituir los recortes de gastos que entraron en vigor; entre más tiempo pase, podrían absorberlos otras prioridades como evitar el cierre del gobierno.
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Supuestamente, la amenaza de los recortes presupuestarios automáticos espabilaría a los legisladores y los obligaría a hacer su trabajo. Ahora que los recortes han entrado en vigor, podrían ser una muleta para evitar que el Congreso tome decisiones difíciles sobre dónde se debe gastar el dinero y dónde se debe recortar.

Por supuesto, ambas partes siguen condenando los recortes generalizados, que golpean principalmente a los gastos discrecionales y no ayudan a abordar las causas fundamentales del problema de deuda de Estados Unidos a largo plazo.

Así que, aunque es posible que haya intentos por reemplazar los recortes en las próximas semanas, no te sorprendas si estos fallan y los recortes permanecen en vigor durante el resto del año.

¿Por qué? Es posible que ponerse de acuerdo sobre la forma de reemplazarlos siga resultando demasiado polémico y que tenga menos prioridad que otras cuestiones fiscales.

El Congreso debe aprobar un proyecto de ley para que mantener el financiamiento del gobierno más allá del 27 de marzo o el gobierno tendrá que cerrar todos sus servicios, con excepción de los esenciales. Debido a que el cierre es un anatema para los dos partidos, la prioridad número uno en este momento es evitarlo.

Como para subrayar este punto, el presidente Barack Obama indicó el viernes que firmará una nueva ley de financiamiento, incluso aunque no sustituya al "secuestro" (los recortes de gastos automáticos), asumiendo que el proyecto de ley cumpla otras condiciones.

Y el lunes, los republicanos de la Cámara propusieron un proyecto de ley que autorizaría la continuación del financiamiento, pero no sustituye a los recortes de gastos. En vez de eso, ofrece al Pentágono cierta flexibilidad sobre cómo son ejecutados los recortes en defensa.

También se espera que los senadores demócratas propongan una ley de financiamiento que no busque sustituir el secuestro.

Así, aunque el riesgo de un cierre gubernamental podría estar disminuyendo "la posibilidad de que el secuestro haya llegado para quedarse está aumentando", dijo Sean West, director de políticas estadounidenses para el Eurasia Group.

Técnicamente, la Cámara y el Senado podrían tratar de reemplazar el secuestro en sus proyectos de presupuesto para 2014, programados para mediados de abril. Pero las propuestas de las Cámaras estarán tan separadas entre sí en tamaño y contenido que las posibilidades de conciliar las dos serían muy bajas.

Hay otra oportunidad intrínseca para reemplazar el secuestro: el inminente debate sobre el aumento del techo de la deuda.

Pero la fecha límite para ello podría no llegar sino hasta agosto. En ese momento, el año fiscal, que termina el 30 de septiembre, estará casi terminado, y la principal prioridad será la de evitar el impago.

Así que, puede ser que solamente la presión política pueda forzar un acuerdo sobre el reemplazo del secuestro, dijo el experto en presupuestos Charles Konigsberg.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una rabieta por parte del público podría funcionar. Y así, también, algunas terribles cifras económicas.

Aunque todo el mundo está de acuerdo en que el secuestro no es una manera adecuada de ejecutar un presupuesto, parece que existir una creciente resignación de que tal vez eso es lo mejor que el Congreso puede hacer.

Ahora ve
Dos emprendedores mexicanos cuidan la salud visual de los más necesitados
No te pierdas
×