Obama, en busca del apoyo perdido

El presidente de Estados Unidos reitera su interés en lograr un compromiso económico bipartidista; el demócrata tratará de convencer al Congreso de alcanzar un acuerdo sobre el déficit público.
obama  (Foto: CNN)
WASHINGTON (Agencias) -

El presidente Barack Obama reiteró su interés de lograr un compromiso bipartidista para lograr un cambio económico en Estados Unidos. Además, llamó a los republicanos a avanzar en la negociación para evitar más recortes al gasto público.

En su mensaje sabatino, el mandatario manifestó su esperanza de alcanzar acuerdos sobre el presupuesto y destacó las cifras del desempleo publicadas el viernes por su administración.

"Las empresas han creado puestos de trabajo cada mes durante tres años consecutivos, casi seis millones 400,000 en total, y se han añadido 246,000 nuevos puestos de trabajo en febrero pasado.

"Debemos mantener ese impulso y es por eso que me reuní con líderes republicanos para discutir cómo podemos sustituir los recortes presupuestarios perjudiciales y arbitrarios", indicó.

Abundó que al trabajar juntos se puede reducir el presupuesto a través de la inversión en las áreas que ayudan a crecer la economía del país, para fortalecer la clase media y cortar lo que no se necesita.

"(El viernes) recibimos algunas buenas noticias en ese frente. La tasa de desempleo cayó a 7.7%, que sigue siendo demasiado alta, pero ahora menor de lo que era cuando asumí el cargo", subrayó.

Agregó que las  empresas en Estados Unidos han creado trabajos por tres años consecutivos y que el mercado de valores se ha recuperado.

Las casas nuevas, sostuvo, se construyen y se venden a un ritmo más rápido, por lo que  se tiene que hacer todo lo posible para mantener ese impulso.

"Lo último que debemos hacer es permitir que la política de Washington se ponga en el camino", afirmó.

Consideró que los estadounidenses merecen algo mejor que el estancamiento político.

Insistió que seguirá su ofensiva para que republicanos y demócratas alcancen un acuerdo "para ver si somos capaces de desentrañar algunos de los atascos".

"En definitiva lo que nos hace especiales es cuando convocamos a la capacidad de ver más allá de nuestras diferencias y unirnos en torno a la creencia de que lo que nos une siempre será más fuerte que lo que nos separa", finalizó.

En busca del apoyo perdido

Barack Obama raramente viaja al Capitolio desde la Casa Blanca, pero la próxima semana hará ese recorrido varias veces en su intento de convencer al Congreso de alcanzar un acuerdo sobre el déficit.

El presidente visitará a los senadores demócratas el martes y un día después se reunirá con los republicanos en la Cámara de Representantes. El jueves verá a los republicanos del Senado y luego a los demócratas de la Cámara.

El mandatario busca alcanzar un acuerdo para poner fin a dos años de luchas por el déficit. En los últimos días ha mostrado un renovado interés por dar a conocer a los legisladores sus propuestas de gasto y reforma impositiva.

"Creo que se podría ver esto como una oportunidad para el presidente de comprometerse en una nueva forma de comunicación y un diálogo abierto y constructivo que podría contribuir a una solución. Creo que será una oportunidad constructiva para el diálogo", dijo a periodistas el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Esta semana, Obama cenó con una decena de senadores republicanos y almorzó con Paul Ryan, líder republicano del Comité de Presupuesto de la Cámara. El presidente también llamó por teléfono a otros legisladores.

La nueva ofensiva se da después de un amargo enfrentamiento con los líderes del Congreso para evitar el llamado "abismo fiscal" y la imposibilidad de alcanzar un acuerdo para impedir 85,000 millones de dólares en recortes automáticos de gastos que entraron en vigencia el 1 de marzo.

Las diferencias con los republicanos

El tema en discusión son las diferencias sobre el presupuesto estadounidense y la forma de frenar el crecimiento de la deuda federal de 16.7 billones de dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Obama y sus partidarios demócratas quieren reducir la brecha fiscal con recortes de gastos e incrementos impositivos, mientras que los republicanos se oponen a elevar impuestos para hacerlo sólo con recortes.

Con información de Notimex y Reuters

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×