Bundesbank descarta el fin de la crisis

La entidad monetaria alemana pidió a los gobiernos abordar sus problemas a través de reformas; indicó que separó nuevas provisiones ante las medidas del BCE, que considera riesgosas.
jens weidmann  (Foto: CNN)
FRÁNCFORT (CNN) -

La crisis de la zona euro aun no termina, las reformas de Francia se están disipando y el Bundesbank ha separado miles de millones de euros en nuevas provisiones contra unas medidas del Banco Central Europeo que considera riesgosas, dijo este martes el organismo monetario alemán. Al presentar los resultados del Bundesbank del 2012, que mostraron un fuerte incremento en sus provisiones de riesgo, el jefe del Banco Central alemán, Jens Weidmann, instó a los gobiernos a abordar las raíces de sus problemas por medio de reformas.

Weidmann, también miembro del Consejo de Gobierno del BCE, se opuso al plan de compras de bonos del banco aprobado en septiembre, aun sin utilizar, y cree que los gobiernos de la zona euro deben preparar a sus propias economías para salir de la crisis en lugar de esperar la ayuda del BCE.

"La crisis no terminó a pesar de la reciente calma de los mercados financieros", dijo Weidmann en conferencia de prensa.

Existe incertidumbre en torno al curso de las reformas en Italia y Chipre, declaró, para añadir: "el curso de la reforma en Francia parece haber tropezado".

El otro funcionario alemán en el BCE, Joerg Asmussen, instó a fines del mes pasado a que Francia tome medidas "concretas y mensurables" para bajar su déficit presupuestario, diciendo a Reuters que París enfrenta una prueba de su credibilidad.

Al Bundesbank le preocupan los riesgos que asumió el BCE para ayudar a los bancos a salir de la crisis, por ejemplo, al aceptar activos de baja calificación a cambio de efectivo, exponiéndolo a mayores pérdidas si algún banco no logra devolver el dinero.

Weidmann también expresó preocupación por la posibilidad de que un acuerdo por la deuda alcanzado el mes pasado entre el BCE e Irlanda sobre el quebrado Anglo Irish Bank muestre la facilidad con la que el banco puede caer en las "garras" de la política fiscal, un área en la que no quiere entrar el Bundesbank.

El organismo reportó un incremento de sus provisiones de riesgo en 6,700 millones de euros (unos 8,700 millones de dólares) a 14,400 millones de euros.

Confianza perdida

Alemania, la potencia económica europea, se expandió robustamente durante los dos primeros años de la crisis de la zona euro pero su crecimiento se moderó a fines del 2012 y su economía se retrajo 0.6% en el cuarto trimestre.

La mayoría de los economistas todavía creen que el país escapará de la recesión, definida como dos trimestres consecutivos de contracción, con un débil crecimiento en el primer trimestre que luego cobraría impulso. El crecimiento alemán es esencial para apuntalar a toda la zona euro.

"Estructuralmente, la economía alemana está en buena forma", dijo, aunque la confianza fue afectada por la crisis de deuda de la zona euro, lo que representa el mayor riesgo para la recuperación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Solo una parte de la confianza que se perdió como resultado de la crisis se ha recuperado hasta ahora", dijo Weidmann en un comunicado que acompañó la conferencia de prensa.

Sin embargo, anticipó una aceleración de la actividad a medida que progrese el año, asumiendo que no hay nuevas perturbaciones de la confianza económica.

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×