¿Cómo salvará Obama a Medicare?

El plan del presidente se centra en reducir los pagos a las compañías farmacéuticas y hospitales; las reformas reducirían el gasto en salud por 400,000 millones de dólares, según estimaciones.
Barack Obama  (Foto: AP)
Tami Luhby
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La Casa Blanca a menudo afirma que el presidente Barack Obama tiene un plan para reformar las prestaciones sociales, en particular el programa Medicare.

Sin embargo, los detalles de dicha propuesta no nos vienen a la mente con tanta facilidad que las reformas de moda en los círculos republicanos, como otorgar a los adultos mayores vales para pagar primas o elevar la edad de jubilación.

Esto obedece en parte a qu1e Obama expuso sus reformas por última vez en febrero de 2012 como parte de su propuesta presupuestaria. El presidente sólo mencionó de paso estos planes durante la campaña del año pasado y de nueva cuenta en el discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado hace un mes.

Pero mientras los políticos se enzarzan en una prolongada batalla sobre la reducción del déficit, los planes de Obama para reformar Medicare seguramente recibirán más atención muy pronto. Se espera que el republicano Paul Ryan, actual presidente de Comité Presupuestario de la Cámara de Representantes, exponga su presupuesto, que actualizará las propuestas del Partido Republicano para recortar el gasto en salud para las personas de la tercera edad.

El plan del presidente se centra principalmente en reducir los pagos a las compañías farmacéuticas y los hospitales, aunque también podría aumentar los ingresos pidiendo a los adultos mayores ricos y a los nuevos beneficiarios que paguen más. En total, sus reformas reducirían el gasto en salud por 400,000 millones de dólares, según estimaciones actualizadas de la Casa Blanca.

¿Cuáles son los puntos clave de la propuesta de Obama?

Pagar menos por los medicamentos: Aumentar los descuentos que recibe el gobierno por medicamentos destinados a los beneficiarios de Medicare, a fin de que sean iguales que los descuentos concedidos bajo el programa Medicaid. Esto ahorraría 140,000 millones de dólares.

Reducir los pagos de la atención post-hospitalaria: Que los pagos a los centros de enfermería especializada y de rehabilitación, a los hospitales de cuidado a largo plazo y la atención médica a domicilio sean más acordes con los costos. Reducir los pagos a los centros con altas tasas de readmisión hospitalaria. Reducir los pagos a los centros de rehabilitación para ciertas condiciones, tales como reemplazos de rodilla y fracturas de cadera, de manera que sean más comparables con los centros de cuidados especializados. Asegurarse de que los centros están tratando a los pacientes con mayor necesidad. Esto ahorraría 50,000 millones de dólares.

Aumentar las primas a los ricos y cobrar más a los nuevos afiliados: Aumentar en un 15% las primas para la cobertura de medicamentos y visitas médicas para los adultos mayores de altos ingresos a partir de 2017 y asegurarse de que el 25% de los beneficiarios estén sujetos a estas primas. Los nuevos beneficiarios que se inscriban en 2017, 2019 y 2021 verían un aumento de 25 dólares en sus deducibles correspondientes a la Parte B, que cubre las visitas médicas, análisis de laboratorio y suministros médicos tales como sillas de ruedas. Los nuevos afiliados también serían responsables de un copago de 100 dólares para determinados servicios médicos en casa. Los nuevos afiliados que compren ciertas pólizas complementarias Medigap también pagarían un cargo adicional del 30% sobre sus primas de la Parte B. En total, estas disposiciones recaudarían 35,000 millones de dólares.

Reducir los pagos a los proveedores por deudas impagadas: Disminuir la cobertura de la morosidad de los proveedores a 25%, frente al actual 70%. Esto ahorraría 30,000 millones de dólares.

Otras medidas -entre ellas la reducción de los pagos a la educación médica y a la atención rural- también ahorrarán dinero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Obama ha dicho que está abierto a reformas adicionales, siempre y cuando no involucren vales. Pero aún tiene que esbozar cuáles podrían ser esas provisiones.

Cualquier contrapropuesta de la Casa Blanca seguramente diferirá sustancialmente del plan de Ryan. Así que la lucha sobre la reforma a los programas sociales está muy lejos de terminar.

Ahora ve
EU está dispuesto a dialogar con Corea del Norte “sin condiciones previas”
No te pierdas
×