El Banco de China advierte por inflación

La entidad dijo que administrará con cuidado los riesgos de alzas en los precios al consumidor; detalló que buscará contener la inflación tras un periodo de relativa flexibilidad.
yuan  (Foto: Thinkstock)
BEIJING (CNN) -

China debe estabilizar las expectativas de inflación, dijo este miércoles el jefe del Banco Popular de China, prometiendo administrar con mucho cuidado los riesgos de alzas de precios como la mayor prioridad del Banco Central. El gobernador de la entidad, Zhou Xiaochuan, dijo que el Banco Central modificó la postura de su política, a neutral desde expansiva, y que una meta para el crecimiento del indicador M2 de la oferta monetaria, de 13% para 2013, significa que ahora la política fue fijada en forma prudente para contener el riesgo de alzas de precios.

"El Banco Central ha estado prestando mucha atención a las cifras de inflación y estabilizaremos las expectativas de inflación por medio de las políticas monetarias", dijo Zhou en conferencia de prensa al margen del encuentro anual del parlamento chino.

"El IPC (índice de precios al consumidor) de febrero estuvo ligeramente por encima de las expectativas, sugiriendo que debemos seguir vigilantes ante la inflación", dijo Zhou, cuando le preguntaron sobre una escalada de la inflación anual al consumidor, al máximo de 10 meses de 3.2% en febrero.

El jefe del Banco Central chino prometió mantener el impulso para las reformas de los mercados financieros del país y la cuenta de capital, que sigue siendo fuertemente supervisada, y que respondería a la demanda del mercado para un acceso más libre al tan controlado yuan.

"La creciente demanda por el uso del yuan en el exterior tanto en el comercio como en las inversiones ayudará a llevar adelante una reforma de las cuentas de capital", dijo Zhou.

Reuters reportó este mes que China está dispuesta a usar sus enormes reservas en moneda extranjera -por valor de alrededor de 1 billón de yuanes (160,000 millones de dólares)- para justificar un cambio determinante en sus tácticas para relajar los controles de capital.

Inversores esperan que China haga su moneda básicamente convertible para el 2015 -como mucho para el 2020- y han anticipado que las autoridades monetarias lo harían según una serie de pasos programados. El nuevo enfoque genera más incertidumbre acerca del camino que Beijing tomará para tener mayor flexibilidad monetaria.

"Sabemos que es un proceso muy complicado y nos aferraremos al principio de llevar a cabo la reforma de una manera gradual", manifestó Zhou en la conferencia de prensa.

Depreciación competitiva

Por su parte, el vicegobernador del Banco Central, Yi Gang, dijo en la misma conferencia de prensa que el organismo mira de cerca cualquier impacto que puedan tener en China las políticas monetarias expansivas que impulsan los bancos centrales de los países más desarrollados para alentar la expansión en sus propias economías.

Los bancos centrales de Estados Unidos, la zona euro, Japón y el Reino Unido han puesto en práctica políticas monetarias poco ortodoxas, entre ellas la expansión cuantitativa, lo que ha debilitado o restringido sus monedas y ha aumentado el riesgo de una guerra de divisas, según algunos economistas.

Yi, quien también preside el organismo de control de divisas de China -la Administración Estatal de Cambio de Divisas (SAFE, por su sigla en inglés)-, dijo que las principales economías del mundo deberían evitar las depreciaciones competitivas de moneda.

"Todos los países del G20 deberían seguir estrictamente el comunicado de la última cumbre y basar sus políticas monetarias en las condiciones económicas de su país y evitar la depreciación competitiva", declaró Yi.

Las economías del G20 acordaron en una reunión en febrero evitar una guerra de divisas, comprometidos con abstenerse de las devaluaciones competitivas, y prometieron que la política monetaria estaría dirigida a lograr la estabilidad de precios y el crecimiento.

Zhou dijo que los parámetros de la política del banco central se orientan a contener la inflación tras un período de relativa flexibilidad para apuntalar la economía luego de la crisis financiera global de 2008-2009.

"La meta anual para el M2, de 13%, representa una política monetaria prudente, lo que implica que la postura de la política será neutral, ya no más laxa", dijo.

"La meta de 13% de este año es más estricta que la tasa real de crecimiento del dinero del año pasado, lo que refleja que enfatizamos la tarea de mantener los precios básicamente estables", declaró.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En el 2012 el M2 aumentó 13.8%.

Zhou añadió que el Banco Central elevará los esfuerzos para contener las alzas de los precios de las casas en el 2013 como parte de las iniciativas del gobierno en general para frenar la especulación en bienes raíces, pero dijo que el organismo monetario seguirá enfocado en la inflación de los precios al consumidor y al productor, más que en las alzas de los precios de los activos.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×