Souvenirs de Chávez, como pan caliente

Ropa, muñecos y hasta tatuajes con la imagen del finado líder son un éxito comercial en Venezuela; el presidente murió en la condición perfecta para ser mitificado y comercializado: expertos.
chavez souvenirs  (Foto: AP)
CARACAS, Venezuela (AP) -

Eudis Carrillo está destrozado por la muerte de Hugo Chávez, pero los negocios son los negocios y se consuela pensando que las gorras y camisetas del extinto líder que ofrece en un puesto callejero se venden como pan caliente.

Lo mismo sucede con tatuajes alusivos a Chávez, aros, tazas y figuritas hablantes.

Se puede comprar hasta ropa interior con la imagen de Chávez, cuyos partidarios fomentan un culto a la personalidad que comenzó cuando el ex paracaidista estaba todavía vivo y se intensificó tras su muerte por cáncer.

"Lamentablemente murió el presidente, pero todo lo que es souvenir con su imagen se ha vendido", dice Carrillo, de 42 años y quien luce una gorra de beisbol con las imágenes de Chávez, del libertador Simón Bolívar y de otras luminarias de la izquierda.

Asegura que está vendiendo cinco veces lo que vendía cuando el líder de izquierda estaba vivo.

"La mercancía se agota de un día para otro. Todo lo que es franelas y gorras. Todo se potenció, se multiplicó. Decíamos que no era como conveniente hacer dinero con la muerte de una persona, pero bueno, la gente lo pide, quiere llevarse algo como recuerdo, quiere ponerse una camisa, quiere ponerse una gorra, quiere ponerse una cinta, quiere llevarse una foto", justifica.

La creación de una industria
Analistas dicen que se está viendo la creación de un mito... y de una industria.

"Chávez murió en las condiciones perfectas para ser mitificado y comercializado", expresa Luis Vicente León, presidente de la respetada firma encuestadora Datanálisis.

Ponostica que esta industria en torno a la figura de Chávez seguirá creciendo.

"Era joven, murió en el poder y recientemente fue reelecto. Es como James Dean o Marilyn Monroe", compara.

León afirma que Chávez promocionó su propia imagen, a diferencia de otras figuras históricas como el "Che" Guevara o Mao.

Los productos alusivos a esos líderes comenzaron a venderse después de sus muertes y traicionando su firme ideología anticapitalista.

"El presidente Chávez estimuló el culto a su personalidad. Estaría totalmente de acuerdo", sostiene León.

¿Su imagen llegará a todos lados?

Otros dudan que la imagen de Chávez llegue a todos los rincones del globo.

"No creo que haya niños en China con camisetas de Chávez, o que veamos su imagen pintada en muros de Chiapas (México), como la del Che", dice Trisha Ziff, cineasta que ha producido un documental y una exhibición de la iconografía de Ernesto Guevara.

"¿Aspirará la próxima generación a emular a Chávez, como aspiró a emular al Che? No creo", opina.

De todos modos, en el negocio de tatuajes Soul Tattoo and Body Piercing de Sabana Grande ha subido enormemente la demanda de imágenes de Chávez desde su muerte el 5 de marzo,de acuerdo con Juan Pablo González, de 27 años, el administrador del sitio.

"Vendimos algunos tatuajes de Chávez antes pero, honestamente no eran tan populares. Ahora es totalmente distinto", declara.

González manifiesta que cuatro de los 16 tatuajes que hizo en los tres días que trabajó desde que se reabrió el local tras la muerte de Chávez fueron copias de la firma del mandatario, en rojo, su color preferido.

Cuestan 600 bolívares (o 100 dólares al cambio oficial, 27 en el mercado negro).

Pagando cuatro veces más se puede tatuar el rostro de Chávez en un brazo o en la espalda.

González agrega que varias personas solicitaron ese tatuaje en días recientes, pero dieron marcha atrás al saber el precio.

En la congestionada Plaza Bolívar de Caracas, frecuentada por partidarios del presidente, la gente puede encontrar prácticamente cualquier producto que se le pueda ocurrir a su imaginación sobre Chávez: desde fotos de la familia hasta réplicas de la banda presidencial y hebillas para el cabello en rojo, azul y amarillo, los colores de la bandera venezolana.

Hay también muñecos inflables de Chávez en atuendo militar verde que se vuelve a erguir si uno lo golpea, con la frase "intumbable".

Otro muñeco fabricado en China muestra al líder con un birrete rojo.

Pedro Frailan dice que vende 60 al día, comparado con los 10 que vendía antes de la muerte del presidente. Si uno aprieta un botón en la espalda del muñeco, se escucha uno de sus típicos discursos largo.

"Yo llegué aquí para hacer todo lo humanamente posible para ser útil al pueblo venezolano en su sueño, en su esperanza y en su empeño de ser libres e iguales", dice el muñeco una y otra vez. No hay botón para interrumpir el discurso.

Se pueden comprar además cuadros de Chávez con su birrete rojo, que Félix Rodríguez vendería por 400 bolívares si le quedase alguno.

Dice que lo que más le enorgullecía era un cuadro que estaba terminando y que no está a la venta: muestra a un Chávez elevado al cielo por los pobres del país, con el Che y Jesucristo a su lado.

"Estoy haciendo esto por amor", asegura. El cuadro lo expondrá en su puesto de venta.

Las comparaciones religiosas

Las alabanzas a Chávez a veces adquieren un tono religioso.

Antes del funeral del presidente la semana pasada, el gobernante iraní Mahmoud Ahmadinejad dijo que no tenía dudas de que Chávez resucitaría, como Jesús y el imán Mahdi, la figura más reverenciada del culto Shi'a del Islam.

El presidente interino Nicolás Maduro ha comparado numerosas veces a Chávez con Cristo y ha dicho que su cuerpo será embalsamado y colocado en una exhibición permanente, como los de Mao, Lenín y Ho Chi Minh.

El Gobierno ha colocado carteles alusivos a Chávez en casi todas las esquinas, uno de ellos con una proclama bíblica: "De tus manos brota la lluvia de la vida".

Juan Villegas, un chavista de 27 años que se gana la vida vendiendo fotos del finado presidente desde hace dos años, expresa que las comparaciones religiosas son válidas:

"Él es el padre de todos nosotros. Es nuestra luz".

Otros no están demasiado convencidos, pero no pierden la oportunidad de ganar dinero explotando la devoción por Hugo Chávez.

"Aquí no somos políticos. Lenin, Bush, Ghadafi, Chávez. Nosotros le damos un tatuaje de lo que quiera. Si tienes el dinero, es tuyo", dice González, el de los tatuajes.

Ahora ve
Legisladoras demócratas piden investigar a Trump por denuncias de acoso
No te pierdas
×