BCE, con más espacio para recortar tasas

La inflación anual de la eurozona cayó a 1.8% en enero, su menor tasa desde mediados de 2010; la cifra apunta a que el BCE tiene más espacio para relajar su política monetaria.
euro  (Foto: Thinkstock)
FRÁNCFORT (CNN) -

Las presiones inflacionarias de la zona euro están cediendo, mostraron unos datos del viernes que dan a los gobiernos y banqueros centrales algo más de margen para el estímulo, mientras los líderes de la región buscan volcar su atención a revivir el crecimiento económico. Un modesto aumento salarial y el enfriamiento de las presiones sobre los precios de los alimentos facilitaron una baja de la inflación anual de la zona euro, a un ritmo de 1.8% en febrero, la menor tasa desde mediados de 2010, dijo este viernes la oficina de estadísticas de la Unión Europea.

La cifra, que confirmó la estimación preliminar de Eurostat del 1 de marzo, y era la que anticipaban los economistas encuestados por Reuters, se encuentra en torno a la meta del Banco Central Europeo, de un ritmo de alza de precios debajo del 2% pero cercano a ese umbral.

Combinados con los incrementos muy modestos de los salarios en el cuarto trimestre de 2012, los datos de inflación ponen de relieve la debilidad económica de la zona euro y alimentarán las expectativas de algunos, de que el BCE podría recortar sus tasas este año.

"Como la inflación estará debajo del objetivo del BCE, un recorte de tasas de interés parece estar principalmente limitado por la perspectiva de una recuperación económica en el segundo semestre de este año", dijo Citigroup en un informe.

Pero en la medida que el crédito comercial bancario en la zona euro sigue contenido a pesar de que las tasas referenciales del BCE ya están en el mínimo histórico de 0.75%, otros son escépticos acerca del impacto de una eventual nueva reducción.

Tres cuartos de los economistas prevén que el BCE dejará las tasas sin cambios por el resto del año, según un sondeo de Reuters publicado el miércoles.

Tras la recesión de 2012 se espera que la economía de la zona euro se contraiga el 0.3% este año en momentos en que las familias y las empresas luchan contra las consecuencias de la crisis de la deuda pública del bloque y los recortes de gastos de los gobiernos.

Miles de manifestantes pidieron a los líderes de la UE, cuya cumbre de dos días en Bruselas termina el viernes, que pongan fin a la austeridad a la que se atribuye el desempleo récord en partes de Europa.

"La presión de los mercados sobre los gobiernos europeos fue reemplazada por la presión de la gente como resultado de la austeridad y la fatiga de las reformas", dijo un economista de Barclays, Philippe Gudin.

Crecimiento y austeridad

El papel del BCE es importante porque los líderes de la UE intentan hallar la forma de revivir el crecimiento económico mientras la disciplina presupuestaria sigue siendo parte de su estrategia para superar la crisis de deuda del bloque.

"No hay respuestas fáciles", dijo el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, quien dirige la cumbre, en una conferencia de prensa del jueves por la noche. "El buen avance hacia unos presupuestos estructuralmente equilibrados debe continuar", dijo.

Francia e Italia consiguieron respaldo para una interpretación algo más amigable hacia el crecimiento de las normas presupuestarias de la Unión Europea en la cumbre, luego de que el presidente francés Francois Hollande desafiara la austeridad fiscal impulsada por Alemania.

Una luz de esperanza en la región del Mediterráneo es que los incrementos escasos de salarios ayudan a mejorar la competitividad tras un auge de una década alimentado por el crédito flexible que empujó a la zona euro a una falsa sensación de bienestar económico.

Los costos laborales por hora en la zona euro subieron 1.3% en general en los tres meses finales de 2012 comparado con el mismo período de 2011. Los salarios por hora ascendieron el 1.4%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esas alzas fueron menos de la mitad del ritmo de incremento de inicios de 2009, en momentos en que los europeos se daban generosos aumentos de salarios, elevando el costo del empleo en 12% entre 2001 y 2011.

En España, el costo laboral por hora cayó 3.4% pero Alemania registró un incremento de 2.9%, un buen augurio debido a que los consumidores más ricos en la mayor economía europea podrían comprar más productos de sus vecinos.

Ahora ve
México es la cuna de la nochebuena, la flor de la Navidad
No te pierdas
×