El BCE ‘aparta’ a Chipre de Europa

El caso de crisis del país es especial, y no representa un modelo a futuro, dijo la entidad central; pero el jefe del Eurogrupo insinuó que podría servir de base, aunque después rectificó.
chipre  (Foto: AP)
PARIS/PRAGA (CNN) -

El Banco Central Europeo buscó este martes dejar atrás las sugerencias de que el acuerdo de rescate para Chipre podría ser una base para futuros rescates bancarios en la zona euro, insistiendo en que el caso en la isla es único. Chipre logró el lunes alcanzar un acuerdo con los acreedores internacionales para cerrar su segundo mayor banco e infringir grandes pérdidas a los depositantes no asegurados a cambio de un rescate por 10,000 millones de euros (13,000 millones de dólares).

Jeroen Dijsselbloem, jefe del Eurogrupo, dijo el lunes que en el futuro el bloque monetario debería pedirle a los bancos que se recapitalicen, después apuntar a accionistas y ahorristas y luego, de ser necesario, a depositantes no asegurados. También destacó que el rescate de Chipre serviría como modelo para crisis en otras partes.

El también ministro de Finanzas holandés, quien asumió como jefe del Eurogrupo en enero, más tarde aclaró que Chipre era un caso específico, que los planes se daban teniendo en cuenta cada situación y que no se usaban modelos.

Esa aclaración llegó demasiado tarde para los mercados, ya que los inversores, preocupados de que Chipre siente un precedente respecto a los depósitos bancarios privados, perdieron el apetito por el tipo de recuperación que se dio tras otros acuerdos de rescate.

El consejero del BCE Ewald Nowotny también dijo que la crisis bancaria en Chipre es un caso especial y el plan de rescate utilizado no es un modelo para otros países.

Nowotny se hizo eco de anteriores comentarios de Benoit Coeure, otro miembro del Comité Ejecutivo del BCE, quien no estuvo de acuerdo con la afirmación de Dijsselbloem.

"Chipre es un caso especial", dijo Nowotny, quien también es jefe del Banco Central de Austria, a periodistas en una conferencia en Praga. "No es un modelo para otros casos".

Caso único: Francia

El presidente francés, Francois Hollande, dijo este martes que las garantías sobre los depósitos bancarios son un principio "irrevocable" y que el caso de Chipre es excepcional.

"Las garantías sobre los depósitos bancarios deben ser un principio absoluto e irrevocable", sostuvo Hollande en una conferencia de prensa con su par español, Mariano Rajoy.

El mandatario galo agregó que el caso de Chipre es "específico, único y excepcional".

Por su parte, Rajoy dijo que se deben redoblar los esfuerzos para la unión bancaria europea.

"España defenderá que el próximo mes de junio ya se apruebe el sistema para la recapitalización europea de entidades financieras y ya en diciembre se apruebe un sistema de garantía de depósitos y un mecanismo de solución único", destacó.

Contradicciones

Las aguas se encresparon más este martes, cuando Finlandia y la Comisión Europea dieron algo de respaldo a la idea de que el acuerdo de Chipre daría información sobre la resolución de futuras crisis en la zona euro.

"Mi visión es que esta (unión bancaria) debería incluir ideas sobre un rescate interno (...) los dueños y los inversores deberían afrontar pérdidas en caso de una quiebra bancaria", dijo el primer ministro de Finlandia Jyrki Katainen en Helsinki.

Una portavoz de la Comisión Europea dijo que podría ser posible que los grandes ahorristas no asegurados tengan que pagar parte del salvamento como parte de una resolución futura de un banco bajo un nuevo proyecto de ley de la UE, pero destacó que aquellos que tengan menos de 100,000 euros en los bancos no se verían afectados.

Estas frases son la primera herramienta del BCE para reasegurarle a los ahorristas que su dinero está a salvo, y para tranquilizar a los inversores que podrían entrar en pánico ante cualquier signo de que la crisis de Chipre se está extendiendo.

Pero este mensaje debe ser respaldado con esfuerzos para asegurar que el sistema financiero de la zona euro esté bien lubricado.

El BCE decidió el lunes dar a los bancos chipriotas acceso a fondos de emergencia, algo que evitará una crisis en el golpeado sector bancario local. Además, ofrece a los bancos liquidez ilimitada con préstamos de hasta 3 meses.

"No veo por qué podríamos usar los mismos métodos en otros lados", dijo Coeure. "la primera lección es que necesitamos un mejor control bancario".

En Praga, Nowotny dijo a periodistas que los controles de capital que planea Chipre buscan prevenir una salida masiva de dinero cuando sus bancos reabran esta semana.

"Éste es un período de transición", sostuvo. "Queremos que sea lo más corto posible".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Nowotny también destacó que no hay un paralelismo entre Chipre e Italia.

"No se puede comparar. La mayoría de los mercados están al tanto de que Chipre es un caso especial. No se lo puede compara con Italia, y los mercados también lo ven así", agregó.

Ahora ve
Esta es la propuesta de gabinete de Andrés Manuel López Obrador
No te pierdas
×