La sentencia para los chipriotas

El cobro de cheques y el retiro de más de 300 euros al día quedan prohibidos; con las medidas, las autoridades buscan evitar una corrida bancaria tras el rescate a la isla.
BANCO CHIPRE  (Foto: CNN)
NICOSIA (CNN) -

Chipre impondrá restricciones al flujo de efectivo en la isla y al uso de las tarjetas de crédito del país en el extranjero, en momentos en que trata de evitar una corrida bancaria tras acordar un duro paquete de rescate con los acreedores internacionales.

Los chipriotas no podrán cobrar cheques o retirar más de 300 euros al día cuando los bancos reabran el jueves tras casi dos semanas cerrados, dijo Yiangos Demetriou, jefe de auditoría interna del Banco Central.

Demetriou agregó que los controles permitirán el uso de tarjetas de crédito sin límite en Chipre, pero se estableció un tope de 5,000 euros (6,400 dólares) al mes para transacciones en el exterior.

Los controles de capital estarán "dentro de los dominios de la razón", dijo el ministro de Finanzas, Michael Sarris.

Antes del anuncio oficial, el diario griego Kathimerini, citando un decreto de Gobierno, dijo que las medidas estarían en vigor por siete días tras la reapertura de los bancos.

Los chipriotas que quieran transferir dinero al exterior tendrán que probar que las transacciones cumplen las estrictas reglas del Ejecutivo.

Se permitirá a las empresas chipriotas pagar por sus importaciones si tienen la documentación necesaria, destacó el diario.

Miles de chipriotas han salido a las calles de Nicosia para protestar contra un acuerdo de rescate que a su juicio profundizará la crisis económica en su país y costará muchos de sus puestos de trabajo. Unos 500 manifestantes marcharon este miércoles desde las oficinas de la Unión Europea en Nicosia hacia el palacio presidencial con pancartas y banderas, coreando "no vamos a pagar nada, no debemos nada".

Los líderes europeos dijeron que el acuerdo evitó la quiebra del país, que pudo haber forzado a Chipre a salir del euro.

"Vamos a ver la mejor manera de limitar la posibilidad de que grandes sumas de dinero salgan, y no imponer condiciones punitivas sobre la economía, las empresas y las personas", dijo el ministro de Finanzas Sarris en una entrevista con la televisión chipriota.

El gobernador del Banco Central dijo anteriormente que algunos controles de capital se aplicarían provisionalmente a todos los bancos. Más temprano, el ministro de Finanzas dijo que la medida podría llevarse a cabo durante semanas.

Chipre desata el enojo de Rusia

Rusia, cuyos ciudadanos tienen miles de millones de euros en bancos chipriotas, advirtió contra la imposición de Nicosia de controlar los bancos y señaló que Moscú estaba revisando los términos del préstamo a Chipre.

"Si hay medidas de este tipo no se va a fomentar la confianza, sólo provocará problemas adicionales para los participantes, los depositantes", dijo a periodistas el ministro de Finanzas ruso, Antonia Siluanov, quien se encuentra en Sudáfrica en una cumbre de los países emergentes BRIC.

Siluanov advirtió que la disposición de Rusia de reestructurar y extender un préstamo de 2,500 millones de euros a Chipre dependerá de la decisión de la isla sobre los controles de capital.

"Vamos a discutirlo (la reestructuración del préstamo) en el contexto de las decisiones que el Parlamento apruebe", señaló. "Estamos dispuestos a discutir dentro de estos parámetros".

El banco estatal ruso VTB tiene una filial en Chipre, el Banco Comercial de Rusia, pero no se ha visto afectado por el acuerdo de rescate.

Los términos del recate de 10,000 millones de euros (13,000 millones de dólares) de la Unión Europea (UE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) han provocado la ira popular en Chipre especialmente contra Alemania, principal pagador de Europa y defensor más feroz de la austeridad.

En las afueras del Banco Central del país, alrededor de 200 empleados del mayor prestamista comercial del país, el Banco de Chipre, exigieron el martes la renuncia del gobernador del Banco Central, Panicos Demetriades.

El segundo mayor prestamista del país, el Banco Popular de Chipre, debe ser cerrado, y las cuentas de menos de 100,000 euros y algunos préstamos serán trasladados al Banco de Chipre.

Los funcionarios del gobierno han estimado que los depositantes más grandes, muchos de ellos extranjeros ricos, incluyendo rusos, podrían perder cerca del 40% de su dinero en efectivo.

El miércoles, el Gobierno designó a equipos especiales de expertos en economía para asesorar a los ministros.

Muchos chipriotas dicen que no se sienten tranquilos por el acuerdo de rescate y esperan acudir masivamente a los bancos apenas vuelvan a abrir.

Una camarera de hotel rumana que se identificó como María dijo que estaba preocupada de no poder hacer efectivo su cheque de pago el viernes. El hotel, dijo, no pudo pagar al personal en efectivo porque la mayoría de los clientes cancelan con tarjeta de crédito. "¿Qué voy a hacer?", se preguntó.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×