Italia paga tasa récord por deuda

El país pagó un rendimiento de 3.65% en la subasta de su nuevo bono a cinco años; la cifra representa la mayor rentabilidad que otorga la nación desde octubre de 2012.
EURO  (Foto: Getty)

Italia tuvo que pagar la mayor rentabilidad desde octubre de 2012 para colocar un nuevo bono a cinco años en una subasta de este miércoles, puesto que la falta de progresos en la formación de un nuevo Gobierno y las preocupaciones en torno a Chipre afectaron la demanda.

Sin embargo, los costos por emitir deuda a 10 años bajaron.

El Tesoro colocó 3,910 millones de euros (5,000 millones de dólares) del nuevo título que vence en junio de 2018, a una tasa de 3.65%, esto representa un alza desde el 3.59% que pagó por papeles similares en una operación del 27 de febrero, dos días después del indefinido resultado electoral en Italia.

Los costos de endeudamiento habían avanzado alrededor de dos tercios de un punto porcentual durante la subasta de febrero, ante los temores de que un prolongado punto muerto político postergue las reformas necesarias para revivir a la economía de Italia y reducir la masiva deuda pública de 2 billones de euros.

El líder de la centro-izquierda Pier Luigi Bersani ha estado en conversaciones con los partidos rivales esta semana para tratar de formar un Gobierno, pero no ha habido señales concretas que podrá conseguirlo y los italianos podrían tener que retornar a las urnas, lo que aumenta la incertidumbre.

Los inversores también quedaron nerviosos tras el acuerdo de rescate para Chipre, que impuso duras condiciones como pérdidas para los tenedores de bonos senior en los bancos involucrados y los grandes depositantes.

Los mercados ahora temen que el caso chipriota sea tomado como un modelo para futuros pactos de ayuda financiera en la zona euro.

Los persistentes rumores respecto a que la agencia de calificación Moody's está cerca de rebajar la nota de deuda soberana a Italia, debido a la incertidumbre política y a las débiles perspectivas de crecimiento, también inquietaban a los inversores.

Los costos de financiamiento a cinco años del miércoles fueron los más altos desde octubre, poco después de que el Banco Central Europeo (BCE) se comprometió a comprar bonos de países atribulados de la zona euro que pidieran ayuda.

La demanda fue más débil que en ventas previas, dado que el bono a cinco años recibió ofertas por 1.22 veces la cantidad vendida frente al promedio de este año de 1.4 veces. En tanto, el título a 10 años recibió ofertas por 1.33 veces en comparación al promedio del 2013 de 1.48.

Pero Roma pagó menos que hace un mes para colocar 3,000 millones de euros en un papel a 10 años con un retorno de 4.66%, en comparación al 4.83% en una venta de fines de febrero, el menor nivel desde enero.

Aquella subasta recaudó casi el máximo esperado de 7,000 millones de euros. Los costos de endeudamiento a 10 años se habían incrementado marcadamente en febrero, inmediatamente después de las últimas elecciones italianas.

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×