Banqueros quieren suavizar impuesto

La propuesta de gravamen a las transacciones financieras en Europa implicará muchos riesgos, dicen; afirman que de aplicarse como está prevista su impacto se notará más allá del sector.
financial  (Foto: Getty)
LONDRES, (CNN) -

Los banqueros confían en poder persuadir a la Unión Europea (UE) de que la propuesta de impuestos a las transacciones financieras supone suficientes riesgos para unos bancos y países en dificultades, por lo que debería suavizarse. Su campaña contra el impuesto, que se impondrá en 11 de los 27 países del bloque, se centra en cuánto aumentaría el coste de financiación de los Estados y las compañías, cuánto restaría a los retornos ganados y por cuánto tiempo a los inversores, y cómo afectaría a los mercados de financiamiento que son cruciales para la salud del sistema financiero.

¿Qué dicen los que apoyan la propuesta?

Los promotores de la propuesta argumentan que el impuesto es suficientemente pequeño y cubre suficientes activos como para no distorsionar los mercados, a la vez que asegura que los bancos, que han recibido dinero público durante la crisis financiera y de la zona euro, contribuyen a las arcas públicas mientras los gobiernos tratan de contener sus déficits.

Sus argumentos han encontrado un amplio eco en la opinión pública, particularmente en los países europeos donde el paro aumenta, el Estado del bienestar se ve reducido y se han producido recortes de salarios debido a las medidas de austeridad de los gobiernos.

El impuesto, basado en una idea propuesta por el economista estadounidense James Tobin hace más de 40 años, es simbólicamente importante para mostrar a los políticos, que han titubeado durante cinco años de crisis financiera, que es posible empezar a controlar a los bancos a los que se les culpa por causar el colapso.

¿Qué países están a favor?

España, Bélgica, Alemania, Estonia, Grecia, Francia, Italia, Austria, Portugal, Eslovenia y Eslovaquia.

¿Qué dicen los opositores?

Los banqueros sostienen que el impacto se notará más allá del sector financiero si la UE sigue empeñada en gravar a compradores y vendedores, ya sea en cada etapa y cada transacción realizada en algún país sujeto a la norma o que implique a un activo emitido por una institución radicada en uno de esas naciones.

"Creo que el impacto es tan dramático, estaría estupefacto si se aprueba en sus términos actuales. Casi teorizando, si se aprueba e implementa como está, tendrían que cancelarla tras un periodo de tres a seis meses porque los mercados serían tan disfuncionales que habría que revertirla", dijo Remco Lenterman, presidente de la asociación de operadores europeos FIA.

Suecia, que implementó y abandonó luego su propio tributo, ha advertido reiteradamente que un arancel de este tipo generará un éxodo de las operaciones financieras en la región.

¿Cuánto se espera recaudar?

La Comisión Europea rechazó hacer comentarios. La regulación financiera a menudo ve cambios en el proceso de negociaciones.

La Comisión dice que los ingresos del impuesto se espera que lleguen a los 35,000 millones de euros al año, o 1% de los ingresos impositivos de los países que participan.

Todavía no está claro cómo se acogerá el impuesto en países de la UE que no lo impondrán, entre ellos Reino Unido, que tiene el mayor centro financiero de la región.

¿En qué va?

En enero, Alemania, Francia y otros nueve países de la zona del euro obtuvieron permiso para implementar el impuesto, pese a las reservas de naciones como Gran Bretaña y Luxemburgo.

Una votación en Bruselas de los ministros de Finanzas de la UE allanó el camino para que Alemania, Francia, Italia, España, Austria, Portugal, Bélgica, Estonia, Grecia, Eslovaquia y Eslovenia puedan avanzar con su propio tributo a las operaciones financieras.

Gran Bretaña, que cuenta con su propio impuesto a las operaciones de acciones, se abstuvo de votar, junto con Luxemburgo, República Checa y Malta. El argumento fue que la medida tendría un impacto negativo en las inversiones en Europa.

Bajo las reglas del bloque europeo, un mínimo de nueve naciones puede plegarse a la legislación usando un proceso de cooperación reforzada, siempre y cuando una mayoría de las 27 naciones que integran la comunidad conceda su permiso.

Luego de la decisión de enero, la Comisión Europea empezó a impulsar una nueva propuesta sobre el impuesto, que de ser aprobada por los Estados involucrados permitirá que el arancel sea introducido en los próximos meses.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque los críticos dicen que el impuesto no puede operar apropiadamente a menos que sea aplicado en todo el mundo o al menos en toda Europa, algunas naciones ya están considerando los ingresos adicionales con los que contarán a partir del próximo año.

Alemania y Francia decidieron impulsar la iniciativa junto a un grupo pequeño de países, después de sus fallidos intentos por aprobar primero el impuesto en toda la UE y después en los Estados miembros de la zona del euro.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×