Los bancos de EU regresan al riesgo

Citigroup, Goldman Sachs y Morgan Stanley están preocupados por la economía pero invierten en bonos; estas son el tipo de inversiones que las empresas deben evitar cuando hay incertidumbre: expertos.
wall street  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

El presidente ejecutivo de Citigroup, Michael Corbat, dijo en una rueda de prensa reciente, que todavía estaba preocupado por la recuperación económica y el mercado.

"De cara al futuro, creo que el ambiente va a seguir siendo difícil", dijo Corbat a los inversionistas de su banco. "Los problemas de Europa, como la situación en Chipre, todavía tienen el potencial para sacudir los mercados e impactar la confianza de los inversores".

Ojalá que los clientes de Citi no hayan estado escuchando. Recientemente, el banco ha hecho bastante dinero impulsando un tipo de emisión de bonos que empaqueta préstamos riesgosos y los vende a inversionistas como inversiones de alta calificación.

En el primer trimestre del año, el banco fue el mayor suscriptor de obligaciones de préstamo garantizado (CLO por sus siglas en inglés).

Citi además ha regresado al alto riesgo (subprime); a principios de este mes, fue uno de los bancos líderes en una emisión de bonos por 1,100 millones de dólares respaldados por préstamos automotrices a prestatarios con malos historiales crediticios.

Éstas no son el tipo de ofertas que los inversores compran cuando están nerviosos, o cuando deberían estarlo, acerca de la economía global.

Las CLO y las ofertas de préstamos subprime eran populares antes de la crisis financiera. Están de moda otra vez. Las firmas de Wall Street han vendido casi 30,000 millones de dólares en CLO este año, más del triple de lo que vendieron en el mismo periodo hace un año, de acuerdo con Thomson Reuters.

Las ofertas de préstamos automotrices subprime alcanzaron los 6,300 millones de dólares en el primer trimestre de este año, un alza de casi 30% respecto a hace un año, de acuerdo con la publicación de comercio Asset Backed Alert.

Las ofertas de préstamos hipotecarios de alto riesgo han vuelto también, a pesar de que todavía son relativamente raras. Todas las ofertas son parte de la máquina de titulización de Wall Street que empaqueta préstamos y luego los divide en bonos para ser vendidos a los inversores, una gran parte de la cual se paralizó después de la crisis financiera.

Pero el resurgimiento de la sopa de letras de productos de inversión de Wall Street, que también incluye los valores respaldados por activos (ABS por sus siglas en inglés) que están vinculados a tarjetas de crédito y otros préstamos de consumo, se produce en un momento en que los altos ejecutivos de los bancos todavía están aparentemente preocupados por la economía global. La precaución fue el tema general durante los reportes de ganancias del primer trimestre de los bancos, a mediados de abril.

"Estamos muy cerca aún del epicentro de la crisis", dijo el director financiero de Goldman Sachs, Harvey Schwartz, a los inversionistas en la conferencia telefónica del primer trimestre de su empresa. "La incertidumbre a nivel macro sigue siendo una consideración significativa para el mercado global". Y no es el único que está ondeando la bandera de advertencia en Goldman.

A principios de este año, Gary Cohn, el ejecutivo número dos de Goldman, advirtió que los inversionistas en bonos deberían estar preocupados por las posibles pérdidas cuando las tasas de interés suban. En su propia cartera de negociación, Goldman ha recortado la cantidad de dinero que podría perder si las tasas de interés suben.

Sin embargo, esto no está frenando a los banqueros de Goldman. Este año, Goldman ha vendido más deuda de empresas con calificación CCC o peor que cualquier otra empresa en Wall Street, según la firma de investigación Dealogic. Eso es dos escalones peor de lo que normalmente califica como basura.

Goldman ha vendido 2,300 millones de dólares de deuda corporativa de baja calificación, o casi el 20% de todas las ofertas similares este año. En total, las empresas de Wall Street arreglaron 12,600 millones de dólares en ventas de deuda corporativa con calificación CCC o inferior en el primer trimestre, cerca de 1,500 millones de dólares más que hace un año.

Pero ningún rincón de las "altas finanzas" se está recuperando con más rapidez estos días que el de las CLO. Estos instrumentos de deuda actúan como fondos de inversión, comprando préstamos y vendiendo la cartera a los inversores a manera de bonos. Los analistas dicen que las ofertas son más seguras de lo que eran antes de la crisis financiera, ya que están hechas en su totalidad de préstamos y no de derivados u otras apuestas sintéticas. Además, por lo general están respaldadas con más garantías que las ofertas pasadas

Sin embargo, casi todas las CLO que se están formando estos días son invertidas en préstamos concedidos a empresas con calificaciones crediticias más bajas. Lo que es más, los administradores de CLO han estado poniendo más y más de su dinero en los llamados préstamos de 'restricciones ligeras', que tienen menos protecciones para los prestamistas. Morgan Stanley ha señalado recientemente que más de la mitad de los préstamos vendidos a prestamistas no bancarios eran de restricciones ligeras.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En su reciente conferencia de resultados trimestrales con los inversores, la directora financiera de Morgan Stanley, Ruth Porat, dijo: "Los reveses periódicos, como quedó evidenciado en los mercados durante las últimas semanas, son un recordatorio de que la recuperación económica mundial y la curación del mercado podrían no producirse en una línea recta. Eso, por supuesto, no ha mantenido a Morgan Stanley fuera del mercado de las CLO.

A principios de este mes, el banco fue el principal suscriptor de una CLO de 421 millones de dólares de la firma con sede en Nueva Jersey, Seix Investment Advisors. Fue la primera CLO emitida por Seix desde 2007, y otra señal de que el mercado para estas ofertas está de vuelta.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×