Desaceleración: ‘amenaza’ al superpeso

Analistas advierten que el freno de la economía podría detener la baja en el precio del dólar; aunque, si se concretan las reformas estructurales, el billete verde caería hasta los 11.50 pesos.
dinero pesos  (Foto: Getty)
Isabel Mayoral Jimémez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La desaceleración económica mexicana podría detener el avance del peso frente al dólar estadounidense en el corto plazo, ya que el país enfrenta una serie de debilidades estructurales que deben corregirse con reformas de fondo, advierten especialistas.

El INEGI reportó el pasado viernes que la actividad industrial tuvo una caída de 4.9% a tasa anual, resultado que logró contener la euforia en los mercados sobre la moneda mexicana, que se depreció 0.86% en su valor a 48 horas, a 12.10 unidades por billete verde.

La baja del indicador fue mayor al retroceso anticipado por Banco Santander de 2% anual.

El dato de producción industrial por debajo de lo esperado "refleja que se tiene un proceso de debilidad de la actividad económica", mencionó el analista de CIBanco Mario Copca. Esta percepción se señaló en las minutas que dio a conocer el viernes el Banco de México, en donde se advirtió que la economía puede presentar riesgos sobre el crecimiento, añadió.

La desaceleración despierta un poco a los mercados y apacigua su euforia con relación a la economía mexicana, ya que viene a recordarles que su estructura sigue siendo la misma y que mantiene las mismas debilidades  estructurales de los años anteriores, consideró por su parte el director para América Latina de Moody´s Analytics, Alfredo Coutiño.

"Lo único que ha cambiado es la expectativa, la esperanza de que se den cambios estructurales profundos y eso pueda elevar la capacidad de crecimiento de la economía, pero hasta ahora esos cambios están en propuestas todavía, con excepción de la aprobación de la reforma laboral", señaló.

Sin embargo, analistas estiman que el peso mantendrá su tendencia de apreciación por la posibilidad de que se concreten las reformas fiscal, energética y financiera, por lo que  esperan que en la segunda mitad del año la divisa alcance una cotización de 11.50 pesos por dólar.

"Si consideramos que el tipo de cambio se mantiene en 12 pesos, todavía no ha generado un efecto sobre el sector exportador, primero porque lleva poco tiempo con la revaluación. En lo que va del año, el peso se ha apreciado aproximadamente 6%. Si tomamos en cuenta la referencia oficial que dice que una paridad de 12 pesos aún mantiene una subvaluación con relación al nivel que había antes de la crisis de 2008, entonces la paridad técnica debería estar entre 11.50 y 12 pesos", agrega Coutiño.

Eduardo Ávila, subdirector de análisis de Monex Grupo Financiero, señala que el tipo de cambio subió por la apreciación que tuvo el dólar frente a monedas como el euro, la libra y el yen, pero que en el corto plazo puede alcanzar niveles cercanos a 11.90 pesos por dólar, a menos que sucediera algún evento en Europa que justificara la aversión al riesgo en mercados emergentes.

"No vería otro factor que debilitara al peso porque vienen planteamientos de reformas. La inflación empezará a bajar, el margen de maniobra de Banxico puede aumentar, y se espera que siga llegando mucha divisa a México, lo que fortalecería a la moneda mexicana y es posible que regrese a los 12 pesos para romper (a la baja) ese nivel", menciona.

Por el contrario, Mario Copca de CIBanco, comenta que las condiciones económicas, sobre todo por la incertidumbre internacional, no justifican un peso tan fuerte.

"Existe mucha incertidumbre; creemos que hay un entorno de riesgo donde el peso no debería estar tan fuerte y con el movimiento del viernes se abre un escenario de mayor toma de utilidades en la moneda local".

Copca advierte que si el movimiento que observó el peso al cierre de la semana pasada se mantiene de forma sostenida, puede llegar arriba de 12.18 pesos y con ello se reitera el escenario alcista para las próximas semanas hacia cotizaciones de 12.30 o 12.40 pesos.

"Creemos incluso que va a continuar un periodo de volatilidad en la parte media del año antes de tener la aprobación de las reformas, pero entrado el segundo semestre estimamos que viene una recuperación del tipo de cambio en donde lo podríamos ver ya con fluctuaciones entre 12 y 12.50 más en la parte media baja de ese rango y mantenemos nuestra expectativa de 12.20 para el cierre de año".

Con relación al crecimiento económico, Eduardo Ávila de Monex, destaca que el PIB nacional muestra visos de recesión. "Dependiendo la forma en cómo se mida, la recesión habría empezado en el primer trimestre de este año o en los primeros meses del segundo trimestre".

El analista asegura que esta recesión obedece al bajo crecimiento en EU y el deterioro en sus manufacturas. De acuerdo con su estimado de crecimiento, para 2013 la economía mexicana se habrá expandido a una tasa de 2.1%, que ya incorpora una recesión corta y poca profunda.

Ahora ve
Dos emprendedores mexicanos cuidan la salud visual de los más necesitados
No te pierdas
×