La ‘fiesta’ se agota para los mercados

Los excesos de liquidez están cerca de terminar e implican riesgo para el tipo de cambio: analistas; sin embargo, anticipan que en el segundo semestre la paridad se acercará a 12 pesos por dólar.
suerte mercados  (Foto: Thinkstock.)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos recordó a los inversionistas que los estímulos monetarios no serán permanentes y que la fiesta de liquidez puede terminar en resaca, afectando a mercados emergentes como México, dicen analistas.

Factores como el ajuste en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y las presiones en el tipo de cambio han descontado el optimismo del inicio de la administración de Enrique Peña Nieto, una perspectiva que comienza a moderarse ante la debilidad de la economía mexicana, coinciden especialistas de Grupo Financiero Monex y de CIBanco.

La BMV repuntó este jueves impulsada por los títulos de FEMSA y Walmart de México (Walmex), después de tres jornadas de fuertes pérdidas que llevaron a su principal índice a sus peores niveles desde principios de septiembre del año pasado.

Parte del optimismo de inicios de año se basa en que pueden conseguirse las reformas estructurales gracias a los acuerdos y negociaciones entre los distintos partidos políticos, lo que se reflejó en menores tasas de interés y un tipo de cambio que llegó a operar por debajo de 12 pesos por dólar, alentado por una histórica demanda de valores gubernamentales por parte de inversionistas extranjeros, dice el analista de CIBanco Mario Copca.

"El tipo de cambio se ubicó en niveles no vistos desde hacia tiempo y se generó una burbuja que no gustaba tanto. Fue comprar una expectativa que todavía no se está ejecutando en condiciones reales del mercado", subraya.

El optimismo tendría que atemperarse y asimilar que la economía mexicana está en el inicio de una recesión y es lo que no se está considerando por ahora, agrega el subdirector de Análisis Económico de Monex Grupo Financiero, Eduardo Ávila.

Las proyecciones económicas son optimistas, como la del Gobierno que estima que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá 3.1% en 2013, o la de los analistas que esperan una tasa de 3%, y este proceso de asimilación puede seguir afectando a los mercados, destaca.

Al inicio de la administración se contemplaba que México crecería de forma moderada con la aprobación de reformas estructurales este año.

Sin embargo, el analista asegura que pese a la aprobación de reformas el crecimiento no será el previsto, ya que las nuevas normas necesitarán tiempo para impactar positivamente.

La directora de Análisis Económico de Banco Base, Gabriela Siller, descarta que el mercado esté descontando un cambio de escenario para México, porque las perspectivas del país son positivas. Por el contrario, considera que la revisión a la baja del PIB pone más presión para que se hagan las reformas.

La volatilidad en el mercado se debe a factores externos, de no ser así entonces se estaría reflejando únicamente en el tipo de cambio y otras monedas se ajustaron.

Frente a la desaceleración económica que se espera a nivel mundial, en México se esperaría un menor crecimiento de cerca de 2.9% para 2013, pero con la aprobación de reformas se podría impulsar más al PIB, señala.

México mantiene una buena perspectiva, agrega Siller, pero los mercados siguen sujetos a las noticias del exterior en particular la posibilidad de reducción en los estímulos por parte de la Fed. Este jueves la caída de los mercados se aceleró después de que se diera a conocer el dato de la manufactura en China que mostró una contracción y un escenario menos favorable a nivel global.

En su opinión aún hay expectativas de un peso fuerte para fin de año aunque en los próximos días pueda llegar a 12.60 pesos por dólar por una mayor aversión al riesgo, sin embargo, la próxima semana posiblemente se vea un ajuste a la baja hacia 12.30 o más.

Mario Copca, de CIBanco, añade que con el trabajo de los inversionistas al promover a México se descontó el escenario positivo que tenía al inicio de año, pero considera que a partir de ahora, y después de la toma de utilidades, renacerá ese atractivo, pero sobre bases más realistas y será en el segundo semestre donde se vea un potencial de alza para los mercados domésticos.

"A partir de aquí y a pesar de toda la consolidación e incertidumbre que hay en los mercados internacionales, México se debe estar posicionado bien siempre y cuando se vea que se mantienen esas posibilidades de negociación para las reformas importantes como la hacendaria y la energética", indica.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Destaca que la Fed puede retirar los estímulos siempre y cuando la economía mantenga buen ritmo de crecimiento y la tasa de empleo tienda a bajar a 6.5%, esto generó que muchas de las operaciones de carry trade (financiarse a tasas bajas en Japón o EU e invertir en mercados que dan tasas altas como México) que habían apostado por instrumentos mexicanos se deshicieran y mientras el yen se apreciaba el peso frente al dólar se depreciaba.

Al ajustar la valuación de las empresas se generó más atractivo para invertir en compañías mexicanas, señala Copca, por lo que también anticipa una recuperación hacia la segunda mitad del año.

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×