Tabasco recibirá apoyo federal: Núñez

El gobernador Arturo Núñez anuncia un programa para arreglar la situación de las finanzas estatales; el esquema incluye una modalidad de licitación de proyectos con asociaciones público-privadas.
Arturo_Nuñez  (Foto: Agencias)
Alberto Bello/ Enviado
VILLAHERMOSA, Tabasco (CNNExpansión) -

El estado de Tabasco tiene hoy un déficit de 6,000 millones de pesos, 16% de sus ingresos anuales, por la presunta desaparición de recursos durante la administración anterior.

Ante ello, el Gobierno de Arturo Núñez, del PRD, ha lanzado un programa de austeridad, prepara la licitación de proyectos de asociación público-privada y cuenta con el apoyo financiero del ejecutivo federal, del PRI, para atender al menos programas de Gobierno en los que tendría que aportar recursos, dijo el mandatario en entrevista con Grupo Expansión.

"Tomando en consideración la situación financiera que hemos recibido, ha habido comprensión (del Gobierno federal) para no exigírsenos los niveles de participación estatal que se piden en otros casos", dijo Núñez, de 63 años. 

Mientras una investigación estatal y federal investiga el supuesto desfalco por 1,900 millones de pesos al ex gobernador Andrés Granier y a su secretario de Finanzas, José Manuel Sáiz Pineda, el Gobierno local ha lanzado un programa de austeridad.

De acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dadas a conocer el miércoles pasado, las obligaciones financieras de Tabasco ascendieron a 4,788 millones de pesos al cierre del primer trimestre de 2013, lo que significó una relación de 25% sobre las participaciones federales que percibe la entidad.

"En el mes de marzo emitimos un decreto de austeridad que nos va ayudar un poco a reducir algunos gastos de operación. También estamos revisando la nómina sobre todo en los dos sectores donde más recursos humanos tenemos, que es en educación y salud, para limpiar y racionalizar el gasto lo más posible", dijo en una entrevista celebrada en la residencia oficial de Quinta Grijalva el 24 de mayo.

"Estamos también tratando de mejorar todos nuestros mecanismos recaudatorios para elevar el ingreso y, desde luego, renegociar la deuda", detalló.

Núñez, ligado en los últimos años al ex candidato presidencial del PRD, Andrés Manuel López Obrador, fue uno de los primeros gobernadores visitados por el presidente Enrique Peña Nieto tras su toma de posesión, y ha sido un firme partidario del Pacto por México.

Hoy afirma que ha encontrado "muy buena disposición del Gobierno federal" para apoyar al estado en ocho programas de en los que tendría que aportar recursos: "en los proyectos hidrológicos, en los trabajos de la Comisión Federal del Agua, en proyectos de vivienda, en proyectos de construcción de infraestructura fundamentales, libramientos, distribuidores viales para resolver en la capital del estado un grave problema de congestionamiento vial y en muchos ramos".

Además, Núñez lanzará un programa de proyectos de financiamiento de obra pública en conjunto con el sector privado. 

"Estamos pensando en un programa de modernización de mercados, en un centro de convenciones -muy acariciada su realización por el sector privado para incentivar el turismo de negocios-, que por la presencia de Petróleos Mexicanos se da mucho en Tabasco; otros proyectos, (como) centros de servicios del Gobierno e instalaciones hospitalarias, estamos explorado varias posibilidades", señaló.  

Núñez lamentó el fallo de seis controles estatales o federales para controlar el sobregasto de las finanzas. "Se están aplicando auditorías al ejercicio fiscal 2012, pero en muchos casos van a ser como las autopsias a cadáveres; es decir, ya no se pudo evitar la muerte del paciente", dijo.

Ahora ve
Errores que cuestionan la reputación de Apple, la marca más valiosa del mundo?
No te pierdas
×