Mexicanos, con carencias, pero felices

Desigualdad en ingreso, inseguridad y trabajar más no evita que estén satisfechos con su vida: OCDE; ganan 9,885 dólares al año contra 34,466 promedio del organismo, dice el Índice para una Vida...
MEXICANOS FELICES  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El mexicano promedio no cuenta con un empleo bien remunerado y su nivel educativo no es el más alto, en comparación con otros países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pero es feliz con la vida que tiene.

En su edición 2013, el ‘Índice para una Vida Mejor' que elabora este organismo destaca que aspectos como la inseguridad, el laborar más horas y una marcada desigualdad en el ingreso, no impiden que los mexicanos se sientan más satisfechos con su vida que el promedio de otros países.

El 85% de las personas dice tener más experiencias positivas en un día normal (sentimientos de paz, satisfacción por sus logros, gozo, etcétera), que negativas: dolor, preocupación, tristeza, aburrimiento, entre otras.

Esta cifra es mayor que el promedio de la OCDE de 80%, aunque por nación se ubica en el décimo lugar entre 36 países, debajo de Suiza o Noruega, que ocupan el primero y segundo lugar, mientras que Hungría, Portugal y Grecia están en los tres últimos sitios.

El índice destaca que si bien el dinero no puede comprar la felicidad, es un medio importante para lograr estándares de vida más elevados. En México las personas ganan 9,885 dólares al año promedio, cifra mucho menor que la media de la OCDE de 34,466 dólares.

El ingreso familiar disponible neto ajustado promedio es de 12,732 dólares al año, cifra menor que el promedio de la OCDE de 23,047 dólares, pero la brecha entre los más ricos y los más pobres es considerable: la población situada en el 20% superior de la escala de ingresos gana casi 13 veces (32,765 dólares), lo que percibe la población que ocupa el 20% inferior (que vive con un estimado de 2,570 dólares al año).

En términos de empleo, alrededor del 60% de las personas entre 15 y 64 años de edad en México tienen un empleo remunerado, cifra menor que el promedio de la OCDE de 66%, mientras que 78% de los hombres tienen un empleo remunerado, en comparación con 43% de las mujeres.

En México, la gente trabaja 2,250 horas al año, más que la mayoría de los habitantes de los países de la OCDE, que acumulan 1,776 horas. Casi tres de cada 10 mexicanos tienen un horario laboral muy largo, cifra mucho mayor que el promedio de la OCDE que es de 9%. Entre ellos, 35% de los hombres trabajan muchas horas en comparación con el 18% de las mujeres.

Menor nivel educativo y más violencia

Tener un buen nivel educativo es un requisito importante para encontrar empleo. En México, 36% de los adultos entre 25 y 64 años han obtenido el equivalente de un título de educación secundaria, cifra mucho menor que el promedio del organismo que es 74%.

Esto se aplica ligeramente más en el caso de los hombres que en el de las mujeres, ya que 38% de ellos han terminado con éxito la educación secundaria en comparación con 35% de las mujeres.

En lo que respecta a la calidad del sistema educativo, el estudiante en promedio obtuvo una calificación de 420 puntos en lectura, matemáticas y ciencias en el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) de la OCDE.

Esta calificación es más baja que el promedio de los países que forman parte de esta organización, que fue de 497 puntos. En México, las niñas superaron a los niños por dos puntos, cifra menor que la brecha media de la OCDE de nueve puntos.

La esperanza de vida al nacer es de casi 74 años para los mexicanos, seis años menos que el promedio de 80 años la OCDE. La esperanza de vida para las mujeres se sitúa en 77 años, contra 71 años para los hombres.

La seguridad individual es un factor determinante para el bienestar de las personas y en gran medida se refiere al riesgo de que sean víctimas de un asalto físico o de otro tipo de delito.

En la OCDE, las tasas de asalto han bajado en general en los últimos cinco años. En México, 13% de las personas informaron haber sido víctimas de un asalto durante los 12 últimos meses, cifra mucho mayor que el promedio de 4% de los países de este organismo.

El índice destaca que la tasa de homicidios (el número de asesinatos por cada 100,000 habitantes) es una medida fiable del nivel de seguridad de un país debido a que, a diferencia de otros delitos, los asesinatos siempre se denuncian a la policía.

Según la información más reciente de la OCDE, la tasa de homicidios en México ha aumentado de siete en 2002 a 24, cifra mucho mayor que el promedio de los miembros del organismo de 2.2, por lo que es la mayor que registra la OCDE.

En México es mucho más probable que los hombres sean víctimas de homicidio que las mujeres, ya que la tasa de homicidios de hombres es de 44.5 en comparación con 4.8 en el caso de las mujeres.

El miedo al crimen es otro indicador importante, ya que puede condicionar el comportamiento, restringir la libertad y amenazar los cimientos de las comunidades. A pesar de que ha habido una reducción general en las tasas de asalto en los últimos cinco años, en muchos países de la OCDE la sensación de seguridad ha bajado.

En México, el 72% de las personas se sienten seguras al caminar solas por la noche, cifra ligeramente mayor que el promedio de la OCDE de 67%. Si bien los hombres corren mayor riesgo de ser víctimas de asaltos y crímenes violentos, las mujeres afirman que tienen menos sensación de seguridad que los varones.

Esto puede explicarse por un miedo mayor a los ataques sexuales, el sentimiento de que también deben proteger a sus hijos y la preocupación de que se las pueda considerar responsables.

Mexicanos, más desconfiados

En lo que concierne al ámbito público, en México hay un sentido moderado de comunidad y nivel de participación ciudadana: el 76% de las personas creen conocer a alguien en quien pueden confiar cuando lo necesiten, cifra mucho menor que el promedio de la OCDE de 90%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La participación electoral, una medida de la confianza pública en el gobierno y de la participación ciudadana en el proceso político, fue de 63% durante las recientes elecciones, cifra menor que el promedio de la OCDE de 72%.

La condición social y económica puede afectar los niveles de votación, sin embargo, en México existe poca diferencia en los niveles de la sociedad; la participación electoral entre el 20% que ocupa el nivel superior de la escala de ingresos es de 63%, mientras que para el 20% que ocupa el nivel inferior es de 61%, esto sugiere que en México hay una amplia inclusión social en las instituciones democráticas.

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×