Débil crecimiento aflige a inversores

Los mercados son cada vez más volátiles debido a desaceleración económica a nivel mundial; los inversionistas también temen que la Fed de EU ajuste su política monetaria, según BlackRock.
Desaceleración crisis  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La desaceleración del crecimiento económico a nivel global preocupa cada vez más a los inversionistas, debido a que es cada vez más evidente, lo que se refleja en niveles de volatilidad más altos, dijo la firma BlackRock. 

Los datos económicos de la semana pasada en Estados Unidos siguen una tendencia negativa, al presentarse más solicitudes de subsidio por desempleo que lo previsto y encuestas menos satisfactorias en el sector industrial, dijo el estratega en jefe de Inversiones de BlackRock, Russ Koesterich.

Además, algunos de los principales indicadores económicos muestran una tendencia a la baja, como el Chicago Fed National Activity Index que tuvo una abrupta caída en abril, indicador importante porque suele hacer buenas predicciones en cuanto a la dirección que seguirá el crecimiento económico. 

Destacó que la desaceleración del crecimiento no es un fenómeno que se observa únicamente en Estados Unidos, y con la gran excepción de Japón, la mayoría de las economías del mundo también experimentan una desaceleración. 

Europa, precisó, está en recesión con una tasa de desempleo que permanece por encima de 12%, lo que hace que las perspectivas para esa región sigan siendo preocupantes; en tanto, los mercados emergentes muestran indicios de debilitamiento relativo. 

Aunque la preocupación de los inversionistas por el ritmo del crecimiento económico parece estar bien fundamentada, el otro factor que lleva a una mayor volatilidad es el temor de que la Reserva Federal esté a punto de realizar un ajuste de las políticas, lo cual en opinión del analista es una "inquietud prematura". 

"Si bien es entendible la preocupación de que, en algún momento, la Reserva Federal tendrá que reducir algunas de sus políticas flexibles, consideramos que dichas medidas no se tomarán en un futuro inmediato", indicó en su comentario semanal. 

Agregó que no solo la mayoría de los indicadores económicos señala un crecimiento más lento, sino que también, como se indicó anteriormente, la inflación disminuye. 

Los datos de la semana pasada mostraron que el Personal Consumption Expenditure (PCE) Index (el indicador de inflación preferido de la Reserva Federal) continúa en alrededor de 1.0%, lo que representa la mitad del nivel objetivo de 2.0% del instituto central. 

"Con una tasa de inflación baja y unos datos económicos deslucidos, cuesta imaginar por qué la Reserva Federal tendría apuro en retirar las medidas monetarias acomodaticias", insistió. 

El experto opinó que los inversionistas deberían preocuparse más por la desaceleración del crecimiento económico que por el ajuste de las políticas monetarias a corto plazo. 

"No prevemos que Estados Unidos vaya a caer en otra recesión, pero sí que el crecimiento se debilitará en el segundo trimestre y, posiblemente, en el tercero también. Si todos los demás indicadores se mantienen iguales, la desaceleración del crecimiento entonces sugiere que aumentará la volatilidad del mercado", proyectó. 

No obstante, resaltó, lo positivo del crecimiento más lento es que retrasará cualquier cambio en las políticas monetarias hasta fines de este año o principios de 2014. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Desde una perspectiva de inversiones, la continuidad de las políticas flexibles ayudará a mitigar la caída de las acciones que acarrea el crecimiento más lento. 

Por este motivo, incluso con el aumento de la volatilidad, "seguimos recomendando, en el corto plazo, una posición de sobreinversión en las acciones por sobre los bonos", consideró.

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×