Mancha urbana, el desafío del Gobierno

La administración de Enrique Peña Nieto pretende detener la creación de más zonas metropolitanas; sin embargo, dice la autoridad, no se perjudicará a la industria de la vivienda.
edificio  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La meta del Gobierno federal es detener el crecimiento de la mancha urbana, pero no en perjuicio de la industria de la vivienda, de acuerdo con el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Carlos Ramírez Marín.

"Este sector va seguir construyendo con una mejor regulación. La apuesta del Gobierno de la República es la densificación, crear desarrollos habitacionales hacia arriba en centros urbanos, pero con planeación y en coordinación con los estados y municipios para evitar que escaseen los servicios y se deteriore la calidad de vida", explicó en un comunicado.

El funcionario resaltó que en los últimos 30 años la mancha urbana creció 700%, mientras la población lo hizo en 210%, de esta manera, se pasó de 15 zonas metropolitanas a 59, por lo que dijo "ya no queremos ni una más, con esas nos quedamos contentos".

Manifestó que ahora hay que planear y construir vivienda sustentable dentro de las ciudades, con viviendas habitadas y predios regulares.

Al reunirse con integrantes de la Asociación Nacional de Notariado Mexicano, invitó a los notarios a sumarse a la tarea de la dependencia.

Apuntó que el trabajo de los notarios es clave en los procesos de seguimiento y control del programa de modernización de los catastros y registros públicos de la propiedad.

Ramírez Marín detalló que esta tarea implica un esfuerzo adicional que es consolidar el registro de las reservas de tierra intraurbana, medida que evitará que los mexicanos pobres sean desplazados de las ciudades, al no contar con los suficientes recursos para adquirir una vivienda.

Reconoció que la tierra de las ciudades se va a encarecer, pero, dijo que el Gobierno trabaja para estar preparado con alternativas para quienes ganan menos de cinco salarios mínimos.

A su vez, el presidente de la Asociación Nacional del Notariado Mexicano, Javier Pérez Almaraz, dijo que los 4,000 notarios adheridos a esta organización se comprometen a aportar más seguridad en la titulación de las viviendas y en las garantías hipotecarias.

Explicó que desde 2006, los notarios de México han coadyuvado a la modernización de los registros públicos de la propiedad, pero hay mucho por hacer en los catastros.

"Es momento de retomar los trabajos para crear un modelo de inscripciones prácticas en lo mercantil y en lo inmobiliario", añadió.

 

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×