6 de cada 10 mexicanos son de clase baja

Cifras del INEGI muestran que México no es aún un país de clase media como se suele pregonar; apuntan que la mayoría de la población es de estratos bajos y sólo el 1.71% es de clase alta.
mexico pobreza  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

Contrario a lo que algunos sostienen, un estudio oficial estableció que México no es todavía un país de clase media.

Un análisis del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) divulgado el miércoles señaló que aunque la clase media vio un ligero repunte en la primera década del siglo XXI, hasta 2010 la mayoría de los mexicanos estaba dentro de un estrato social bajo.

A partir del estudio de la encuesta nacional de ingresos y gastos que el organismo realiza, en 2010 el 59.13% de los mexicanos era de clase baja, 39.16% de clase media y apenas 1.71% de clase alta.

El INEGI señaló que con el estudio, el primero en su tipo que realiza, busca sumarse al debate que en los últimos años se ha generado sobre la clase media en el país y no imponer criterios definitivos.

El Instituto señaló que entre 2000 y 2010 la clase media aumentó cuatro puntos porcentuales.

Intentar establecer el tamaño de la clase media y sus características ha sido un asunto complejo en un país con amplias brechas, donde vive uno de los hombres más ricos del mundo y también personas en situaciones de extrema pobreza.

Algunos analistas sostienen que México ya es un país de clase media a partir de ciertos patrones de consumo e incluso la autopercepción.

El Instituto no establece mediciones precisas sobre la clase media pero señala que algunas características de los hogares en ese estrato es que cuentan al menos con una computadora, gastan alrededor de 4,400 pesos (unos 340 dólares) al trimestre en alimentos y bebidas fuera del hogar, alguno de sus integrantes tiene una tarjeta de crédito, al menos una persona trabaja en el mercado laboral formal y está encabezado por alguien con por lo menos estudios de bachillerato.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×