Banco Interacciones va por 5% del billón

Busca participar en el crédito de 1 bdp que dará la banca de desarrollo a Pymes: Gerardo Salazar; el directivo de la institución dice que no hay balance que resista esa derrama sin la banca privada.
dinero  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Banco Interacciones quiere entrar con el 5.4% del billón de pesos que canalizará el Gobierno federal a la banca de desarrollo para atender a sectores que no tienen acceso al crédito, dijo el director general de esta institución Gerardo Salazar Viezca.

"De cada 100 pesos que prestamos anualmente, el banco canaliza 40% a las pequeñas y medianas empresas (Pymes proveedores del Estado) donde la banca de desarrollo está garantizando parcialmente el crédito o lo está fondeando", precisó el directivo en entrevista con CNNExpansión.

Nacional Financiera, el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y Banobras son tres grandes aliados en el proceso para apoyar tanto a Pymes como a los proyectos de infraestructura que es el segundo elemento fundamental en el modelo de negocio de esta institución de crédito, precisó Salazar Viezca.

El 11 de junio pasado, el presidente Enrique Peña Nieto propuso que en 2013 la banca de desarrollo alcance 1 billón de pesos en créditos directos e inducidos.

La cifra que consideró ambiciosa, pero alcanzable, significaría un crecimiento real del 10%, tres veces más que el ritmo de crecimiento que se espera tenga la economía del país este año, agregó el mandatario durante su participación en el evento Banca de Desarrollo: Avances y Perspectivas 2013.

La banca de segundo piso es la mejor forma de aumentar la derrama crediticia peso por peso, expresó el director del banco; sin embargo, también consideró que con la banca de fomento y desarrollo se podría estar dando un peso de garantías para poder acceder de 4 a 5 pesos en los mercados y tener un efecto multiplicador mucho más amplio.

"Esta es la estrategia que nosotros estamos tratando de seguir y que hemos estado negociando con alguno de los bancos de desarrollo del país, porque no hay balance que resista o aguante la derrama crediticia que se pretende hacer si no se multiplican las capacidades que tiene la misma banca de desarrollo a través de la banca comercial".

De hecho, Interacciones ha sido un aliado muy activo con la banca de fomento mexicana y tienen líneas de crédito abiertas con ellos que utilizan en alrededor de 50%, y eso lo han hecho tanto con Bancomext, Nafin, Banobras, para generar una mayor derrama crediticia.

Reforma financiera, base para más crédito

La canalización de 1 billón de pesos se dará mediante créditos directos e inducidos. El primero requerirá fondeo 1 a 1 de la banca de desarrollo, es decir, 1 peso que la banca de desarrollo le prestará a la banca comercial y ésta a su vez lo dará a la Pyme.

En caso del crédito inducido, la banca de desarrollo podría estar dando una garantía de 1 peso para efecto de que la banca comercial preste dos, tres o hasta cinco pesos, con lo cual multiplicaría la derrama crediticia de manera importante.

Salazar descartó que ante la falta de una reforma hacendaria que otorgué más recursos al Gobierno o frente a un Presupuesto ‘apretado' se retrase el otorgamiento del crédito. Cuando la banca de desarrollo da una garantía probablemente las instituciones de crédito no necesiten utilizar su fondeo para prestarle con los recursos propios del banco a alguien más.

Probablemente una Pyme que no sería sujeta de crédito -por sus capacidades y otro tipo de parámetros- se convierta en sujeto de crédito con garantías o con fuentes alternas de pago de la banca de desarrollo y eso hace que sin soltar un peso, la banca comercial sí lo haga, lo cual se suma como crédito inducido.

Pero para prestar más, es necesario mejorar la ejecución de garantías que pudiera estar frenando la derrama de crédito, porque bajo el esquema actual en buena medida no se protegen los derechos de los acreedores, dijo.

Aclaró que como banqueros tampoco buscan que los protejan a ellos o a los derechos que tienen, sino que se nivelen los derechos tanto de acreedores como deudores para tener una relación más sana.

"No estaríamos entrando a relaciones crediticias abusando de un supuesto poder que pudiera tener el acreedor en contra del deudor, eso incluso significaría malas noticias para nosotros porque estaríamos generando cartera vencida. Es decir, estaríamos prestando dinero para que no se recuperara".

Confía que con la reforma financiera los legisladores encuentren un equilibrio que beneficie a deudores y acreedores, porque jalar la cobija demasiado de un solo lado hace más escaso el crédito o más difícil que fluya y destacó el papel que jugará la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef) al fortalecerse sus facultades para defender los derechos de los deudores y otra serie de cambios que incluye la iniciativa.

Con la reforma que consiste en 13 decretos y cambia 34 leyes dijo que la percepción equivocada del sector bancario debe desaparecer. "El que se diga que la banca no presta es totalmente falso; que vive en una zona de confort, es totalmente falso; o que no tiene o enfrenta competencia y que cobramos lo que queremos es totalmente falso", sentenció.

Esos temas, que de acuerdo con el director del Banco Interacciones reputacionalmente como gremio no aceptan, deberían estarse diluyendo o desapareciendo conforme estas iniciativas empiecen a fluir como debe de ser.

Crédito a 45% del PIB en 8 años, con reformas

Salazar Viezca estimó que un crecimiento del crédito equivalente a 45% del Producto Interno Bruto (PIB), tomando a Colombia como referencia, podría alcanzarse entre 8 y 9 años si se da la reforma financiera, pero advirtió que sin cambios a las leyes llegar a ese porcentaje tomaría 18 años.

"Claramente la reforma financiera lo que trata de hacer es cortar esa trayectoria a la mitad; no sé si serán 8 o 9 años lo que se tarde en aumentar el crédito, pero una reforma auténtica debería estar elevado de 26% actual que representa con relación al PIB a 45% en menos de una década".

Reconoció que en México se debe estar prestando más como proporción del PIB, pero que la banca no puede soltar el crédito de golpe si no tiene proceso de ejecutoría de garantías que minimicen el riesgo de hacerlo y si no analiza a sus prospectos que eventualmente se convierten en clientes en el momento que le prestan.

Pero es claro que la reforma financiera debería aumentar la velocidad y el nivel de penetración crediticia en la economía mexicana y quedó demostrado que sí es posible, ya que en 1993 el crédito representaba 32% del PIB, pero después se fue reduciendo hasta registrar entre 2001 y 2003 el nivel más bajo, con 16% de la producción total del país.

Como banco esperan que después de julio de 2013 la derrama crediticia y el nivel de actividad económica se aceleren y no solo por factores estacionales, sino también por temas presupuestales.

"En el proceso de entrega recepción, estamos viendo un espíritu revisor del nuevo Gobierno para ver cómo encuentran las finanzas y ponerse a hacer una derrama de gasto de inversión que pudiera estar impulsando los proyectos" y la transición ha implicado un freno relativo que no ha afectado los negocios del banco, pero por ejemplo no permitió que en el primer trimestre crecieran más de lo que esperaban.

Aunque es optimista de que habrá más recursos, toda vez que los compromisos notariados del presidente suponen poco más 1,000 proyectos de infraestructura por 160,000 millones de dólares y ve que por el lado de la oferta eso será un detonador muy importante.

La infraestructura, que es una de las especialidades de Banco Interacciones, detonará un  mayor nivel de eficiencia, productividad y competitividad del país; hay compromisos en ese sentido y el modelo de negocios que sigue este banco, alineado con políticas públicas, pretenden ayudar a las Pymes que son las que más generan empleo, pero reciben apenas 15% del crédito.

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×