G8 dispuesto a atajar la evasión fiscal

El caso de Apple obligará al Reino Unido a poner el tema en la mesa de discusión de la cumbre; uno de los centros de atención es la República de Irlanda, acusada de ser un paraíso fiscal.
apple  (Foto: AP)
BELFAST, (Reuters) -

El Grupo de los Ocho (G8) se reúne en Irlanda del Norte a partir de este lunes para tratar, entre otros asuntos, la evasión de capitales, mientras al otro lado de la frontera la República de Irlanda se ha labrado una imagen de paraíso fiscal para las multinacionales. Asociadas normalmente a exóticos territorios de ultramar, la evasión fiscal y la fuga de capitales han sido cuestiones abordadas anteriormente por el G8 (los siete países más ricos más Rusia), si bien nunca se han toma medidas demasiado contundentes.

Quizá porque estas cuestiones han surgido ahora con fuerza en países europeos como Irlanda, lo que ha salpicado de paso a Estados Unidos, el Gobierno del Reino Unido (que desempeña este año la presidencia del grupo) ha reconocido que "ha llegado la hora de abordarlas".

"Después de años de abusos, la gente en todo el planeta demanda que se tomen medidas", señaló la oficina del primer ministro británico, David Cameron, al presentar las prioridades del G8 para la cumbre que tendrá lugar en la localidad norirlandesa de Enniskillen el 17 y 18 de junio.

Su homólogo irlandés, el democristiano Enda Kenny, tendrá la oportunidad de contribuir al debate dado que está invitado porque su país ostenta durante el primer semestre de 2013 la presidencia de turno de la Unión Europea (UE).

No obstante, una parte de la clase política irlandesa y de los actores sociales le piden a Kenny que haga primero los deberes en casa y se comprometa ante el G8 (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, Japón, Canadá y Rusia) a trabajar para acabar con los dobles raseros que supuestamente se aplican en el sistema fiscal irlandés.

Países como Irlanda han logrado atraer a numerosas multinacionales, especialmente tecnológicas, gracias a un sistema fiscal que establece que todas las empresas pagan un impuesto de sociedades del 12.5 % sobre los beneficios operativos y una tasa del 25% sobre los no operativos, porcentajes muy inferiores a los de otros países europeos o a los de Estados Unidos.

Además, un reciente informe del Senado estadounidense sobre la estrategia fiscal de Apple asegura que ni siquiera se han aplicado esas tasas. En ese documento se indica que la compañía creó subsidiarias en Irlanda con el único fin de evitar el pago de impuestos el país norteamericano.

Según la investigación, la multinacional de Cupertino, California, habría logrado negociar con el Gobierno irlandés el pago de un impuesto de sociedades del 2%, lo que ha sido negado rotundamente por las autoridades de Dublín.

También la comisión de cuentas públicas del Parlamento británico divulgó un informe el año pasado en el que calificaba de "inmoral" la fiscalidad de algunas multinacionales que minimizan el pago de impuestos en este país.

"El Reino Unido quiere trabajar con los países en vías de desarrollo sobre esta cuestión. Cuanto más pobre es el país, más necesita ingresos fiscales", aseguró el Gobierno británico en referencia a sus prioridades para el G8.

Ese mensaje lo hace suyo ahora gran parte de la ciudadanía de una Europa inmersa en una profunda crisis económica, como los propios irlandeses, cuyo nivel de vida ha caído en picado desde que Dublín pidió en 2010 un rescate a la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 85,000 millones de euros.

De momento, antes del comienzo de la cumbre de los líderes del G8, Cameron ha tratado de hacer toda una declaración de intenciones al llegar el sábado en Londres a un acuerdo con los territorios británicos de ultramar para luchar contra la evasión fiscal.

Después de reunirse con los representantes de islas Vírgenes Británicas, Bermuda, Gibraltar, Anguila, Montserrat y Turcos y Caicos, el primer ministro británico anunció la adopción de una serie de medidas destinadas a promocionar la transparencia fiscal y el intercambio de información entre las distintas jurisdicciones fiscales.

Todos ellos acordaron participar en una iniciativa piloto sobre intercambio automático de información fiscal puesta en marcha por el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España y a la que se espera se inscriban más países tras la cumbre del G8.

También se comprometieron a unirse a la llamada Convención Multilateral sobre Asistencia Administrativa Mutua en Asuntos Fiscales, una iniciativa impulsada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Acusan a Dublín de actuar como paraíso fiscal

El Gobierno de Irlanda del Norte dijo este domingo que la vecina República de Irlanda es un paraíso fiscal, cuyo sistema impositivo "roba" ingresos al Reino Unido.

Un día antes del comienzo del encuentro de los líderes, el ministro norirlandés de Finanzas, Sammy Wilson, aseguró que grandes multinacionales se han establecido en el sur de la isla de Irlanda para beneficiarse de su régimen fiscal.

Los ingresos generados por eso impuestos deberían haber ido a parar a las arcas del Estado británico, indicó.

Para el titular de Economía del Ejecutivo norirlandés de poder compartido entre católicos y protestantes, Londres tiene derecho a "presionar", pues contribuyó con casi 9,000 millones de euros al rescate que Dublín solicitó en 2010.

"Debería decir al Gobierno de la República que no puede robarnos ingresos fiscales de esa manera. Eso es lo que ha estado pasando", aseguró Wilson a la cadena BBC.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El secretario de Estado irlandés de Reforma Pública, Brian Hayes, reiteró este domingo que su país no es un paraíso fiscal, al tiempo que consideró que la citadas acusaciones son fruto de la envidia.

"Están equivocados y sospecho que lo dicen países que querrían replicar el éxito que hemos tenido para atraer inversiones extranjeras", dijo.

Ahora ve
El relevo de Norberto Rivera es bien recibido por feligreses católicos mexicanos
No te pierdas
×