El negocio de la paranoia

Las firmas que cifran o eliminan los datos en línea han despuntado tras los escándalos de espionaje; estas empresas ofrecen servicios como autodestrucción de archivos y llamadas imposibles de...
datos  (Foto: Cortesía de Fortune)
FORTUNE -

Silent Circle, una aplicación que permite a los usuarios realizar llamadas telefónicas codificadas, está haciendo dinero con la paranoia, por ejemplo, con el temor a que el gobierno pueda estar construyendo una operación de vigilancia masiva en colaboración con las principales empresas de tecnología y luego mantenerla oculta del conocimiento público durante años.

Así que, naturalmente, tras la noticia de que el gobierno de Estados Unidos realmente estaba recopilando grandes cantidades de datos de llamadas telefónicas y correos electrónicos de los estadounidenses, Silent Circle se encontró a sí mismo ante una gran oportunidad.

La compañía dice que los reportes de actividades de recopilación de datos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) condujeron a un gran aumento en las ventas -un alza de 480% en los últimos siete días.

Silent Circle no es la única empresa que está ganando dinero con las crecientes preocupaciones de privacidad. Antes de las noticias de la NSA, aplicaciones como Snapchat, y en menor medida Poke de Facebook, ya habían visto un gran crecimiento de los usuarios deseosos de cubrir sus rastros en línea.

Para el consumidor más serio, existe Wickr, que permite a los usuarios crear mensajes y fotos que se autodestruyen. La compañía registró un aumento de 156% en las descargas en Norteamérica y de 116% a nivel internacional desde que la historia salió a la luz, dijo el presidente ejecutivo Nico Sell.

"Si la NSA presiona en esto, creará un nuevo mercado para el software de cifrado en teléfonos", dijo un investigador senior de seguridad especializado en inmunidad, Mark Wuergler, en una entrevista con CNN Money. "Este es la mejor mercadotecnia que los desarrolladores de estas aplicaciones podrían haber deseado".

Sin embargo, el analista de Morningstar, Grady Burkett, advierte que el interés de los consumidores podría ser de corta duración. "No creo que esto vaya a crear una especie de gran plataforma de lanzamiento", dijo Burkett. "Sí, es posible obtener un aumento en las descargas y crear algo de dinero en el corto plazo, pero yo no pensaría que en el largo plazo esto va a crear un gran aumento en los ingresos".

Por supuesto, eso dependerá de la rapidez con que la historia de la NSA deje de ser el centro de atención. Si siguen llegando a los titulares nuevas historias sobre el Gobierno estadounidense escuchando llamadas telefónicas y recopilando datos comerciales, parece improbable que las preocupaciones de seguridad desciendan en un futuro cercano.

En Silent Circle, alrededor de 60 empleados diseñan productos que permiten a los usuarios hacer llamadas virtualmente imposibles de rastrear a través de una red cifrada, así como enviar mensajes de texto y correos electrónicos cifrados. Con una característica llamada Burn Notice, los usuarios también pueden establecer una cantidad específica de tiempo para que un archivo se autodestruya.

A pesar de que la función recuerda a la de Snapchat, la compañía dice que no hay comparación. Silent Circle, que tiene raíces en el ejército, no tiene la ambición de convertirse en una red social. No sabe tu nombre, no almacenará tus datos, y deriva gran parte de su uso de servicios como videoconferencias y transferencia de archivos de gran tamaño.

Alrededor del 70% de los usuarios de Silent Circle son clientes corporativos o gubernamentales. Eso incluye a 15 compañías de Fortune 50, además de ocho agencias de inteligencia alrededor del mundo. También se ha asociado con el fabricante de teléfonos de lujo Vertu para lanzar un teléfono de máxima seguridad de 10,000 dólares.

A raíz de la noticia de la vigilancia de la NSA, Silent Circle introdujo un nuevo esquema de precios para capitalizar el creciente interés. Ahora costará 120 dólares por año utilizar la Silent Suite completa, que incluye Silent Phone, Silent Text, Silent Eyes y Silent Mail. El presidente ejecutivo, un comando retirado de las fuerzas de Operaciones Especiales de la Marina de Estados Unidos, Mike Janke, dijo que el nuevo precio es en respuesta a la "abrumadora demanda".

Pero incluso antes de que la historia saliera a la luz, a Silent Circle le estaba yendo bastante bien. La compañía fue lanzada en octubre del año pasado y causó revuelo en la prensa. Tras un lanzamiento de producto más completo en febrero, Janke dice que el crecimiento de las ventas promedió 100% a tasa mensual, incluso antes de las noticias de la NSA. En mayo, Janke dijo a The Washington Post: "Estamos contratando tan rápido como podemos". El exmarino predice que la empresa tendrá alrededor de tres millones de usuarios para finales de año.

"La gente se lamenta: 'Oh, Dios mío, estoy tan enojado porque la NSA estaba viendo mis cosas', y con razón", dice Janke. Pero también señala que las personas están cada vez más preocupadas acerca de la recopilación de datos comerciales, además de la vigilancia de otras agencias gubernamentales, que pueden ser incluso más sigilosas o invasivas que la NSA. "Hay otros 71 Estados-nación -piensa en Rusia, China, Italia y Francia- allá afuera con organizaciones tipo NSA propias. Pueden obtener acceso a estos datos también".

¿Silent Circle es la solución?

A pesar de las ventajas, hay un lado oscuro en los servicios como Silent Circle. Sí, pueden ser una buena noticia para los periodistas y disidentes políticos, pero lo son para las personas que planean cometer crímenes o volar edificios.

Janke reconoce que a pesar del alto interés por parte de los funcionarios encargados del cumplimiento de la ley (es el único producto comercial de comunicaciones aprobado por el comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos), eventualmente puede producir fricciones con el gobierno. Por otra parte, Silent Circle no es la solución absoluta a todos los problemas de privacidad.

El servicio de cifrado de alto nivel puede evitar la recolección de datos, dice un analista senior de la firma de seguridad BitDefender, Bogdan Botezatu, pero ofrece poca protección contra el espionaje gubernamental dirigido. Silent Circle también advierte que los datos de GPS en las llamadas aún pueden ser rastreados por el proveedor de servicio de telefonía celular del usuario y además no protege contra el malware.

Pero si Silent Circle no es suficiente, hay muchos otros programas y aplicaciones para elegir. Tor y Orweb permiten la navegación anónima. Y hay un incontable número, aparentemente, de otros dispositivos y aplicaciones que codifican, ocultan o eliminan los datos del usuario. Y se espera que lleguen muchos más.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En comparación con estos productos que se promocionan a sí mismos como de grado militar, el fenómeno de iPhone Snapchat parece más atractivo para el consumidor promedio, así como comparativamente ligero en la seguridad. Pero las fuerzas que impulsan a los usuarios hacia estos programas son similares: una profunda angustia por la era "postprivacidad".

Gracias a la NSA y a las valiosas colecciones de datos ahora pertenecientes a firmas como Google y Facebook, el miedo a ser observado ya no es propio de los excéntricos. La paranoia se ha vuelto convencional y esto podría ser un gran negocio.

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×