Pronóstico de BofAML y Banamex, empeora

Ambas financieras recortaron su estimación de crecimiento para la economía mexicana en 2013; el bache económico del primer semestre fue más profundo de lo previsto, dijo el Bank of America.
mexico bandera zocalo  (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Bank of America Merrill Lynch y Grupo Financiero Banamex ajustaron a la baja sus pronósticos de crecimiento para México en 2013.

BofAML bajó su pronóstico de crecimiento para el país de 2.9% a 2.5% para 2013, pues el "bache económico" del primer semestre ha sido más profundo de lo previsto, aunque mantuvo en 4% su estimación para 2014.

Por su lado, Banamex ajustó la previsión de 3.2% a 2.7%.

El economista en jefe para México de Bank of America, Carlos Capistrán, dijo que tras un negativo primer semestre, la economía mexicana se acelerará en la segunda mitad del año impulsada por la producción automotriz, un mayor gasto público y una mejoría económica en Estados Unidos.

En rueda de prensa, explicó que el banco de inversión mantiene en 4% su proyección para la economía mexicana en 2014, beneficiada por la aprobación de reformas estructurales a nivel interno y un mayor crecimiento estadounidense.

Sobre la inflación en 2013, anticipó que luego del repunte de la primera mitad del año, a partir de julio próximo empezará a ceder y se ubicará de nuevo por debajo de 4%, para cerrar el año en 3.9%.

Para 2014, proyectó que si se aprueba una reforma fiscal que aplique el IVA a medicinas y alimentos procesados, e iguala la tasa fronteriza a 16%, habría un impacto de una sola vez en los precios al consumidor de 100 puntos base, que llevaría a la inflación a una tasa cercana a 5% al cierre del año.

Capistrán dijo que en un escenario donde no hubiera Impuesto al Valor Agregado (IVA) en esos productos, ni se elevara la tasa fronteriza de 11% a 16%, la inflación seguiría a la baja hacia el objetivo de 3% el año próximo, lo que daría espacio al Banco de México (Banxico) para recortar la tasa de referencia.

Sin embargo, si la propuesta de reforma fiscal que se presente en septiembre incluye ajustes en el IVA, le restaría espacio al Banco Central para bajar la tasa, pues la inflación no estaría convergiendo hacia el 3% en el corto plazo.

Sobre el tipo de cambio, BofAML anticipa una apreciación importante del peso a niveles de 12.20 y 11.80 pesos por dólar para este y el año próximo, respectivamente, ante la aceleración económica que prevé en el segundo semestre de 2013 y en 2014, sumado al impacto positivo de reformas estructurales que se han aprobado.

No obstante, acotó el directivo, esta apreciación dependerá de que se presente una "buena" propuesta de reforma energética, la cual debería incluir que Petróleos Mexicanos (Pemex) pudiera firmar contratos de riesgo completos con empresas privadas.

Explicó que ello permitiría inversión privada para que Pemex pudiera explotar de una mejor manera en aguas profundas y en gas shale, lo que actualmente resulta difícil para la empresa petrolera ante la falta de recursos económicos y tecnología.

Una reforma que permita la inversión privada en Pemex transformaría a la economía y al país, pues influiría positivamente en la inversión extranjera directa, en la apreciación del peso y en el potencial de crecimiento económico, señaló Capistrán.

Apuntó que el principal riesgo interno es que continúe la caída en los ingresos del gobierno, tanto los petroleros como los tributarios, pues puede poner restricciones para acelerar el gasto público en la segunda mitad del año a fin de apoyar a la economía.

En tanto, el principal riesgo externo para México en los próximos dos o tres años es una posible subida en las tasas de interés de los países desarrollados, porque potencialmente puede traer crisis en algunas naciones emergentes.

Precisó que pese a la desaceleración de la economía mexicana en el primer trimestre del año, "el sentimiento de los inversionistas sigue siendo muy favorable a México como una buena historia de mercados emergentes en el mediano plazo, y nos parece que es la percepción correcta".

Para Banamex México crecerá 2.7%

Grupo Financiero Banamex ajustó a la baja su estimación de crecimiento para el Producto Interno Bruto (PIB) de México, de 3.2% a 2.7% para el cierre de 2013, ante una mayor debilidad de la actividad productiva.

No obstante, destaca que este cambio en su pronóstico para este año va de la mano con un cambio al alza para 2014 a 4.2% desde 4%, asumiendo que los principales factores son de origen cíclico más que desviaciones significativas de la tendencia.

El subdirector del Departamento de Estudios Económicos y Sociales de la institución, Sergio Luna Martínez, refirió que la primera mitad de 2013 ha sido más débil de lo que se había anticipado.

Explicó que aún cuando parte de la debilidad observada en el primer trimestre del año (crecimiento de apenas 0.8% anual) está asociada con factores estacionales, la desaceleración de la demanda externa y el desempeño de la interna sorprendieron a la baja.

"Por lo anterior, hemos revisado a la baja nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para 2013 y al alza el de 2014", manifestó.

De ahí, detalló, que también se ajustó a la baja el estimado para el segundo trimestre del año a 3.4% anual desde 4.2%, y asumieron un ritmo más moderado de recuperación para la segunda mitad de 2013, 3.3% anual en lugar de la estimación previa de 3.7%.

Las reformas fiscal y energética, agendadas para la segunda mitad del año, pueden también incidir en el desempeño macroeconómico de 2014, en particular la segunda de ellas, agregó.

Sergio Luna también comentó sobre cuatro factores a seguir en los siguientes meses: uno, la temporada de lluvia, ya que será crucial ante el pronóstico de PIB para el sector primario en 2013 que será de un modesto 1.1% (5.4% antes), porque esta actividad ha presentado mucha volatilidad debido a sequías y bajos niveles de agua en las presas.

Los otros tres factores, dijo, son todavía más relevantes para el crecimiento total de la economía: dos, la evolución del gasto público, donde el gobierno federal ha tomado un papel mucho más activo en las últimas semanas.

Tres, agregó, el desempeño de las exportaciones no-automotrices, dado que se tiene confianza en este sector, debido a las inversiones masivas que se están llevando a cabo.

Cuatro, señaló, el desarrollo de los servicios, debido a que las tasas de crecimiento de este importantísimo sector (1.9% anual en el primer trimestre) han logrado disociarse del magro crecimiento de la industria.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×