Brasil, el más golpeado entre emergentes

Las acciones del país han tenido el peor desempeño del año frente a otras economías emergentes; sumado a las protestas sociales, Brasil ha resentido la desaceleración de la demanda de petróleo.
brasil protesta  (Foto: Archivo)
Ben Rooney
NUEVA YORK -

Los mercados emergentes han sufrido un duro revés en últimas fechas, pero Brasil ha sufrido más que la mayoría.

El índice bursátil Bovespa ha caído más de 20% en lo que va del año, convirtiéndose en el que peor desempeño ha reportado entre los principales mercados emergentes.

Los inversionistas han comenzado a retirarse de estos mercados en previsión de un endurecimiento en la política monetaria en Estados Unidos. Pero la venta de posiciones en la bolsa de Brasil se aceleró el mes pasado después de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijera a los legisladores estadounidenses que el Banco Central podría comenzar a disminuir el ritmo de sus compras de activos a fines de este año.

La Fed ha comprado alrededor de 3 billones de dólares en activos desde que implementó la flexibilización cuantitativa en 2008. Gran parte de ese dinero fue a parar a títulos bursátiles de economías en desarrollo conforme los inversionistas se aventuraban con activos más riesgosos.

Las acciones brasileñas además se han visto perjudicadas este año por las pobres perspectivas de crecimiento para la economía más grande de América Latina ante la menor demanda mundial de recursos naturales.

El real brasileño también se ha visto bajo presión a medida que los inversionistas sacan su dinero del país. Eso provocó que el Banco Central de Brasil adoptara medidas para apuntalar la moneda. A pesar de esta intervención, el real se desplomó este viernes a un mínimo de cuatro años frente al dólar estadounidense.

La reciente agitación política que vive Brasil también ha colocado a la nación en las primeras planas de la prensa por las razones equivocadas. Pero los analistas dicen que la crisis política aún no ha impactado a la economía brasileña.

Tras las protestas masivas en Sao Paulo y Río de Janeiro, el gobierno accedió a revertir las controvertidas alzas tarifarias en los boletos de autobús y metro.

"En este momento, las protestas tienen muy poco impacto en el sentimiento hacia Brasil, han importado más los factores externos", asegura un analista para Brasil de la unidad de análisis The Economist Intelligence Unit, Robert Wood.

Sin embargo, las protestas han puesto de relieve la importante brecha entre ricos y pobres en el país sudamericano.

Brasil tiene entre 12 y 13 millones de hogares en situación de pobreza extrema, lo que equivale a cerca de 40 millones de personas, señala el director de economía latinoamericana en IHS Global Insight, Rafael Amiel. "Ha avanzado mucho, pero todavía tienen mucha población en situación de pobreza", expresó.

A pesar del ambiente brasileño, Amiel opina que la reciente agitación política no es comparable a los levantamientos de la primavera árabe en los últimos años. "Ellos no quieren derrocar al gobierno. Únicamente quieren más servicios y menos corrupción", expone.

Entonces, ¿por qué las acciones brasileñas cayeron aún más que las acciones de compañías indias y chinas? Una desaceleración mundial en la demanda de petróleo y otras materias primas es la gran razón.

La economía brasileña ha ralentizado el fuerte ritmo que la caracterizó en los últimos años porque el consumo interno no ha compensado la disminución de la demanda de recursos naturales. El Fondo Monetario Internacional recortó su pronóstico para el crecimiento de Brasil este año desde 3.5% en enero a 3% en abril.

"Brasil fue uno de los favoritos de los inversionistas en el mundo emergente en los últimos diez años", explica el principal estratega internacional de Wells Fargo Advisors, Paul Christopher. "Ahora, perdió su atractivo con un gran golpe", sentenció.

Las acciones de la petrolera brasileña Petrobras ha caído casi un 30% este año, mientras que la minera Vale se ha desplomado un 35%.

Christopher señaló que el índice Bovespa cosechó rendimientos inferiores a los del índice de referencia MSCI de acciones de mercados emergentes desde mediados de 2012.

El gobierno ha incrementado el gasto en infraestructura en los últimos años preparándose para acoger la Copa del Mundo en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016. No obstante, esa inyección no ha sido suficiente para compensar el impacto de la desaceleración de los precios de los commodities (materias primas brutas) y al mismo tiempo ha significado un enorme peso sobre las finanzas públicas.

Amiel remarcó que la inestabilidad política podría disuadir a algunas personas de viajar a Brasil para la Copa del Mundo. Empero, dada la limitada capacidad de la nación para celebrar un evento de tal magnitud, "podría ser una buena cosa si algunas personas no se animan  ir", agregó.

Aunque Brasil ha realizado grandes inversiones en obras públicas, el progreso ha sido lento en proyectos clave como aeropuertos, ferrocarriles y carreteras.

Mientras tanto, la inflación continúa siendo un problema. El Banco Central de Brasil ha elevado las tasas de interés en un esfuerzo por reducir la inflación a su nivel objetivo del 4.5%. En abril, la institución anunció una sorpresiva subida en las tasas de interés, y en mayo aumentó de nuevo la tasa de referencia a 8%.

El Banco Central también ha estado ocupado tratando de evitar que el real brasileño se deprecie aún más. La moneda se apreció significativamente desde 2009 hasta 2011 conforme los inversores colocaban dinero en el país, que sobrevivió mejor a la crisis crediticia que Estados Unidos, Europa y otros mercados desarrollados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Brasil declaró una guerra de divisas en 2012 y comenzó a elevar las tasas de interés en un intento de desalentar la especulación excesiva por parte de inversionistas extranjeros. El real había oscilado en un rango durante el año pasado, pero recientemente se derrumbó hasta el extremo inferior de ese rango.

"El Banco Central tratará de mantener al real dentro de ese rango", señaló Christopher. "Pero no sabemos si va a tener éxito", concluyó.

Ahora ve
Destrucción y tristeza en las calles de la CDMX tras el sismo
No te pierdas
×