China va contra ‘bancos en la sombra’

El Banco Popular inició una ofensiva de tasas altas para contrarrestar el sistema bancario paralelo; las autoridades buscan que evitar los préstamos de alto riesgo y la expansión excesiva del crédito.
Préstamos  Si no tienes liquidez para pagar un crédito, no pongas en riesgo tus finanzas personales  (Foto: Getty)
Charles Riley
HONG KONG, (CNNMoney) -

En la última semana, el Banco Central de China ha permitido que los costos de los préstamos interbancarios subieran rápidamente, una estrategia que ha puesto a temblar a los ‘banqueros en la sombra' (shadow bankers) del país.

Las tácticas de Beijing están diseñadas para acabar con los bancos, los corredores de valores y los operadores subterráneos que conforman el próspero sistema bancario paralelo del país.

La preocupación del Gobierno es que los préstamos han crecido a un ritmo desenfrenado, y espera que las tasas más altas frenen esta expansión. Al mismo tiempo, el temor de los inversores es que esta ofensiva contra los préstamos fáciles pueda desacelerar la economía más de lo previsto.

En los últimos años, los bancos ‘en la sombra' han labrado una industria nicho en China: ofrecen préstamos a las pequeñas y medianas empresas que son ignoradas por los grandes bancos estatales.

A menudo, dichos préstamos son empaquetados y vendidos a inversionistas en busca de una mayor rentabilidad.

En muchos casos, los prestamistas ‘en la sombra' proporcionan un servicio valioso, por cuanto ofrecen capital para proyectos ordinarios que de otro modo no conseguirían financiación.

No se trata de una actividad insignificante. El alcance exacto del sector bancario paralelo o en la sombra se desconoce, pero la agencia de calificación Fitch estima que su tamaño ha alcanzado aproximadamente el 60% del Producto Interno Bruto de China.

Pero a las autoridades les preocupa que el crédito se ha vuelto ineficiente, cada vez más dominado por prestamistas no regulados y adquiriendo una escala en la que podría minar el crecimiento.

Al permitir que las tasas suban, el banco central está indicando que la era del crédito fácil (que ha ayudado a impulsar a los bancos en la sombra) ha terminado.

Así, la semana pasada el banco central permitió que la tasa a la cual los bancos chinos se prestan entre sí alcanzara un máximo histórico por encima de 13%. Otra medida clave de la liquidez del sistema bancario (la tasa repo a siete días) se disparó al 25%.

En circunstancias normales, el banco central habría actuado con rapidez para proporcionar liquidez y tasas más bajas, pero se cruzó de brazos mientras crecía el nerviosismo entre los inversionistas por su pasividad y la ausencia de explicaciones.

El malestar se reflejó en los mercados de valores, que se vieron golpeados a medida que las tasas subían.

Pero durante el fin de semana la situación se hizo más clara, pues la prensa estatal oficial informó que el sistema bancario en la sombra de China era, en efecto, el blanco al que apuntaba la inacción del banco central.

"No es que no haya dinero. Es que el dinero no está en el lugar correcto", dijo la agencia estatal de noticias Xinhua.

La decisión de no intervenir bajando las tasas de los préstamos en las instituciones financieras es interpretada como una manera de obligarlas a volver a la banca tradicional. Beijing ha emitido recientemente advertencias a sus bancos para evitar préstamos de alto riesgo y la expansión excesiva del crédito.

El banco central rompió su silencio el lunes al señalar que probablemente continuará administrando esta severa medicina.

"Los bancos comerciales deben prestar mucha atención a la situación de liquidez en el mercado y deben fortalecer sus análisis y previsiones de los factores que afectan la liquidez," dijo la entidad en un comunicado publicado el lunes, pero fechado el 17 de junio.

El banco detalló más su postura después de un tempestuoso día de negociación el martes, con la realización incluso de una conferencia de prensa y con la promesa de mantener las tasas de los préstamos a un nivel razonable.

Mark Williams, principal economista para Asia de Capital Economics, dijo en una nota de investigación el lunes que los esfuerzos del banco central para frenar la expansión del crédito eran la señal más fuerte hasta ahora de que el liderazgo de China está "dispuesto a sufrir un castigo económico a corto plazo si es necesario para lograr un crecimiento más sostenible."

No obstante, Williams también señaló que la falta de comunicación del banco central era problemática.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Según la mayoría de los estándares, el comportamiento del Banco Popular en el último par de semanas ha sido extraordinariamente imprudente.

"No intervino cuando las tasas interbancarias se dispararon a niveles extremos, a pesar de tener las herramientas para hacerlo, y no ofreció ninguna explicación de su falta de acción", manifestó.

Ahora ve
Oficialismo se queda con más de 300 de los 335 municipios venezolanos en disputa
No te pierdas
×