Google libra ‘derecho al olvido’

La Unión Europea dijo que la firma no está obligada a retirar datos no deseados de su buscador; un ciudadano español exigía a Google que eliminara el resultado de una búsqueda con su nombre.
google2  (Foto: Getty)
BRUSELAS (Reuters) -

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE), Niilo Jääskinen, aclaró hoy que Google no es responsable de los datos personales incluidos en las páginas web a las que remite su servicio de búsqueda y que la normativa europea no ampara el derecho al olvido.

El jurista europeo respondió así a una consulta de las autoridades judiciales españolas sobre el litigio que enfrenta a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y a Google con un ciudadano español que pidió que se retirasen los enlaces a una información que le es perjudicial, alegando su "derecho al olvido".

Google celebró hoy la opinión del abogado general que apoya la posición que la compañía ha defendido durante mucho tiempo de que "suprimir información legítima y legal equivaldría a censurar", señaló el responsable de esta materia para Europa, Oriente Medio y África, Bill Echikson, en un comunicado.

El ciudadano afectado denunció que en 1998 un periódico español de gran tirada publicó en su edición impresa, que luego se digitalizó, dos anuncios relativos a una subasta de inmuebles relacionada con un embargo derivado de deudas a la Seguridad Social.

En noviembre de 2009, esta persona contactó con la editorial del periódico y explicó que al introducir su nombre y apellidos en el motor de búsqueda de Google, aparecía una referencia que enlazaba con las páginas del periódico que incluían los anuncios.

El interesado presentó entonces una reclamación ante la AEPD contra la editorial y contra Google, y a su vez la AEPD presentó una consulta con el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

El abogado precisa, por otro lado, que la legislación comunitaria no establece ningún "derecho al olvido" generalizado, y subraya que los derechos de rectificación, supresión y bloqueo establecidos en la directiva se refieren más bien a datos incompletos o inexactos.

Niilo Jääskinen incide en la necesidad de distinguir entre páginas web con contenido ilegales, que vulneren los derechos de propiedad intelectual, y que muestren información injuriosa o delictiva, y servicios de búsqueda.

Prácticas abusivas

Además de este problema, cientos de editores europeos solicitaron este martes a la Comisión Europea (CE) que actúe legalmente contra Google si no propone de inmediato medidas más adecuadas para acabar con sus prácticas abusivas en el mercado de la búsqueda de información en Internet.

Si Google no propone medidas más ambiciosas muy pronto la Comisión debería emplear "todos sus poderes legales" contra la compañía, sostuvo en un comunicado el presidente de la asociación alemana de editores VDZ, Hubert Burda.

"La búsqueda justa y no discriminatoria con criterios equitativos para todas las páginas web es un requisito previo esencial para el desarrollo próspero de los medios europeos y la tecnología en el sector", recalcó Burda.

La CE informó en mayo de 2012 a Google de que varias de sus prácticas constituían abuso de posición dominante en el mercado.

La compañía ofreció acatar ciertas medidas durante un periodo de cinco años en el área económica europea y la Comisión accedió a iniciar una prueba de mercado sobre esas medidas. Propuso etiquetar los vínculos a sus propios servicios especializados de búsqueda para que los usuarios puedan distinguirlos del resto.

Sugirió, asimismo, ofrecer a todas las páginas web la posibilidad de rechazar la utilización de todo su contenido en los servicios de búsqueda especializados de Google, a la vez que garantizaría que ese rechazo no afectaría el lugar que ocupan en los resultados de las búsquedas generales.

Se comprometió a todos los sitios de búsquedas especializadas la opción de marcar ciertas categorías de información de manera que no estén indexadas o sean utilizadas por Google, y proporcionar a los editores de periódicos la posibilidad de que controlen, página web por página web, la exposición de sus contenidos en Google News.

Dejar de incluir en sus acuerdos con editores la obligación de que los anuncios de búsquedas en línea sean exclusivamente de Google fue otro de los compromisos, así como dejar de imponer obligaciones que impiden a los anunciantes gestionar las campañas publicitarias en plataformas publicitarias de competidores.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Los remedios propuestos suponen restricciones menores en Google, que como mucho alterarían modestamente su comportamiento, pero que en la práctica no tienen efecto en la estructura del mercado", señaló en un comunicado el presidente de AEDE y también consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez.

Según Enríquez, las medidas podrían, de hecho, incluso empeorar la situación al afianzar la posición de Google y engañar a los consumidores.

Ahora ve
Policía investiga explosión cerca de terminal de autobuses de Manhattan
No te pierdas
×