El banquero central mejor pagado

El canadiense Mark Carney, titular del Banco de Inglaterra, ganará 1.3 millones de dólares al año; el sueldo de este funcionario es seis veces mayor al de su homólogo de la Reserva Federal de EU.
markca  (Foto: Cortesía de CNNMoney)
Mark Thompson
LONDRES -

Mark Carney asume una tarea descomunal como el nuevo gobernador del Banco de Inglaterra, pero recibirá a cambio la remuneración más jugosa de cualquier banquero central. Las expectativas son altas de que el otrora tan alabado gobernador del Banco de Canadá será capaz de lograr resultados milagrosos con la economía del Reino Unido. En un momento de intensa austeridad, Carney debe equilibrar la necesidad de controlar la inflación con las demandas para incrementar el crédito a hogares y empresas.

El próximo lunes comenzará un periodo de cinco años -sustituyendo a Mervyn King, quien se ha jubilado- en el que Carney tomará a su cargo una institución con una lista de cosas pendientes más vasta que la que recibió su predecesor.

El Banco de Inglaterra no solo establece las tasas de interés y gestiona las compras de activos (una política conocida como flexibilización cuantitativa), también ha asumido recientemente la responsabilidad de regular a los bancos y al sistema financiero británico.

Sin embargo, contratar al "candidato perfecto" para capitanear esas funciones -en palabras del ministro de finanzas británico George Osborne- tiene un precio. El paquete total de compensación que recibirá Carney asciende a cerca de 1.3 millones de dólares, incluidos sueldo, prestaciones y gastos de vivienda.

Eso coloca al economista educado en Harvard y exbanquero de Goldman Sachs en la primera posición de la liga de los banqueros centrales mejor pagados, por delante del titular de la Autoridad Monetaria de Hong Kong, Norman Chan, quien percibió cerca de 1.2 millones de dólares en 2012.

Carney se vio obligado a defender su acuerdo salarial a principios de este año cuando compareció ante los legisladores británicos, algo que quizás no sorprende considerando que el presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, recibió un salario de menos de 200,000 dólares el año pasado.

"Me voy a mudar de una de las capitales menos caras del mundo (Ottawa) a una de las capitales más caras del mundo", justificó Carney en febrero.

Aunque los bancos centrales difieren en la forma en que reportan las remuneraciones de los altos ejecutivos, la paga de Carney supera con creces la del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que tiene que hacer malabares con las necesidades de las 17 economías distintas que conforman la eurozona al dirigir la política monetaria.

Draghi obtuvo un sueldo de alrededor de 488,000 dólares el año pasado, pero él hizo uso de una residencia oficial del BCE.

El rival más cercano de Carney fuera de Asia es Thomas Jordan, director del Banco Nacional de Suiza, que percibió 1.17 millones de dólares el año pasado, incluyendo las contribuciones de pensiones.

El Banco de Inglaterra celebrará su primera reunión de política monetaria bajo el liderazgo de Carney el próximo jueves. Algunos analistas esperan que el nuevo titular aguarde antes de implementar lo que podría ser el cambio más significativo en el banco con la introducción de una ruta similar a la de la Fed para las tasas de interés.

"Esperamos que el Banco de Inglaterra adopte una orientación parecida a la de la Fed en lo que respecta a las tasas de interés en agosto, cuando el Banco de Inglaterra tiene que ofrecer una evaluación de los méritos de esa política", señaló el principal economista para Reino Unido de la institución financiera Berenberg Bank, Rob Wood.

Ahora ve
Esta fotógrafa quiere romper el estereotipo de los hombres árabes
No te pierdas
×