Bancos, listos para reglas de la Fed

El aumento de capital que ordenó la Reserva no será un problema para los activos de las entidades; las reglas para las hipotecas ‘subprime’ de bajo riesgo permanecerán como antes de la crisis.
bancos  (Foto: FORTUNE)
Stephen Gandel
FORTUNE -

La Reserva Federal estadounidense (Fed) votó el martes para aprobar las normas que requieren que los bancos cuenten con más capital frente a los préstamos que conceden o los activos riesgosos que compran.

Las reglas, propuestas en la ley de reforma bancaria Dodd-Frank, son el resultado de la crisis financiera, cuando una serie de bancos no tuvieron suficiente capital para cubrir sus préstamos incobrables y debieron ser rescatados por el Gobierno.

Quizás la mayor decepción para los defensores de las reglas establecidas en la reforma bancaria será el hecho de que las hipotecas y los bonos hipotecarios recibirán más o menos el mismo tratamiento bajo la nueva normativa que el que tenían antes de la crisis financiera.

Inicialmente, el Banco Central había propuesto que a los bancos se les exigiera mantener más capital contra los préstamos que eran percibidos como más riesgosos, sobre todo medidos según el monto del pago inicial o entrada aportada por el deudor. Sin embargo, algunos banqueros se quejaron de que esto restringiría los préstamos hipotecarios y perjudicaría la recuperación del sector vivienda.

La propuesta final de la Fed mantiene las antiguas reglas para las hipotecas. No obstante, un funcionario de esta institución explicó que los bancos estarían esencialmente obligados a tener más capital frente a los préstamos hipotecarios, ya que las nuevas reglas exigen que los bancos mantengan más capital para cubrir todas las pérdidas...Y eso incluye a las hipotecas.

Aún así, hipotéticamente bajo las nueva regulación, un banco con una hipoteca subprime (modalidad crediticia de bajo riesgo en EU) de 200,000 dólares tendría que tener solamente 7,000 dólares para cubrir la posibilidad de que el préstamo hipotecario no se pague.

Según el análisis de la Fed, las nuevas normas exigirían a los bancos recaudar un capital adicional de 4,500 millones de dólares para el momento en que las regulaciones entren en vigor a principios de 2015. La Reserva Federal no detalló cuáles bancos necesitarían aumentar su colchón de capital, aunque se cree que la mayoría de los bancos que no cumplen actualmente con las normas son más bien las entidades pequeñas.

De acuerdo con el Banco Central, el 95% de los bancos del país con 10,000 millones de dólares en activos o más tenían suficiente capital para cumplir los nuevos requisitos mínimos. Citigroup, el más pequeño de los cuatro bancos más grandes del país, tiene activos por valor de 1.3 billones de dólares.

Tal vez el mayor cambio regulatorio es un nuevo requisito de capital adicional que pondrá a prueba la cantidad de capital que los bancos mantienen contra todos sus activos, incluyendo los derivados. Eso incluiría a los credit default swaps, esos contratos similares a una póliza de seguro contra impago (del préstamo o bono) que inundaron a la aseguradora AIG, y a los que se les atribuye el empeoramiento de la crisis financiera.

¿Posible caída?

En el pasado, los derivados habían quedado en buena medida excluidos de las regulaciones de capital en Estados Unidos, pero los reguladores bancarios europeos sí habían incluido previamente algunos derivados en sus cálculos. Las nuevas reglas exigen que los bancos tengan suficiente capital para cubrir una caída de 3% en la totalidad de sus activos, abarcando los préstamos, las acciones y los bonos u otras inversiones que puedan tener, así como los derivados. Las normas se desprenden en su mayoría de los llamados requisitos bancarios de Basilea III que fueron propuestos por los reguladores bancarios internacionales hace unos años.

El mes pasado, el vicepresidente de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FIDC, por sus siglas en inglés), Thomas Hoenig, dijo que si se incluyeran a los derivados en los cálculos de las reglas de capital, varios bancos internacionales tendrían menos capital del mínimo requerido. El único banco estadounidense que Hoenig estima no cumpliría los requisitos era Morgan Stanley, que, según sus cálculos, tenía suficiente capital para cubrir solo una caída del 2.55% en sus activos totales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El banco suizo UBS y las entidades francesas Credit Agricole y Societe Generale también se quedarían cortos. Empero, los cálculos de Hoenig únicamente tomaban en cuenta el llamado capital tangible, descartando los activos que los bancos incluyen en sus balances, pero son difíciles de vender. Al parecer, las nuevas reglas sí contemplan esos tipos de capital en los cálculos de la Reserva Federal.

Excluyendo los derivados, los bancos tendrían que mantener capital suficiente para cubrir una caída de 4% en sus activos restantes, usualmente denominado el ratio (indicadores financieros) de apalancamiento. Ese ratio es inferior al 6% que algunos habían especulado que la Fed exigiría. De acuerdo con un reciente informe de Goldman Sachs, casi todos los bancos más grandes del país cumplirían ese umbral de 4%. Solamente Bank of New York se situaría por debajo de ese nivel con 3.9%. Morgan Stanley fue el siguiente banco con el nivel más bajo, con un ratio de apalancamiento del 4.5%.

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×