Desempleo en EU, paradoja para mercados

Un reporte desalentador en la creación de empleos retrasaría el fin de los estímulos de la Fed; aunque esto calmaría a los mercados, también lanzaría una señal de desaceleración económica.
volatil  (Foto: Getty)
Steve Hargreaves
NUEVA YORK -

Los analistas prevén mediocres datos en el reporte mensual del empleo en Estados Unidos, lo que podría calmar la volatilidad en las cotizaciones de las acciones y los vaivenes de las tasas de interés de las últimas semanas.

Se espera que el informe que el Gobierno emitirá el viernes muestre que la economía creó 155,000 puestos en junio, según economistas sondeados por CNNMoney. En tanto, prevén que la tasa de desempleo caiga a sólo 7.5% desde el 7.6% actual.

Esas no son cifras estelares. La tasa de desocupación se mantiene por encima de las normas históricas y el crecimiento del empleo está ligeramente por debajo incluso de la pobre media de 12 meses de 176,000 puestos de trabajo.

Los analistas indicaron que una cifra mucho mayor a la prevista podría ocasionar que la Reserva Federal decidiera poner fin a su programa de estímulo incluso antes, provocando una caída en el mercado bursátil y que las tasas de interés se disparen aún más. Y a la inversa, cualquier cifra inferior a 100,000 o en ese rango reflejaría que la economía va cuesta abajo, causando también el desplome de las acciones.

"Me encantaría llegar al punto en el mercado donde las buenas noticia son buenas noticias, pero creo que todavía no estamos allí", apuntó el director gerente de Lazard Capital Markets, Art Hogan.

El informe oficial del empleo de este mes es examinado con especial cuidado en virtud de las importantes oscilaciones que se registraron en los precios de las acciones y las tasas de interés después de los comentarios del titular de la Reserva Federal, Ben Bernanke. El titular anunció que la Fed pronto podría disminuir las compras de bonos y títulos hipotecarios, una estrategia que ha utilizado durante los últimos años para mantener bajas las tasas de interés y apuntalar la economía.

El índice S&P 500 ha perdido casi un 3% desde el 22 de mayo, cuando Bernanke dijo que la Fed podría reducir su programa de estímulo a finales de este año; y cerca de medio punto porcentual desde el 22 de junio, cuando Bernanke dijo que el programa de estímulo podría concluir por completo si el desempleo desciende al 7%, una meta que la Fed espera conseguir a mediados del próximo año.

Ante las noticias, los rendimientos de los bonos se han disparado, resultando en el consecuente aumento de las tasas de interés. Las tasas hipotecarias han subido un punto porcentual desde mayo.

Los economistas basan sus tibias predicciones de crecimiento del empleo en la heterogénea serie de noticias económicas del mes pasado. La confianza del consumidor ha aumentado, al igual que al menos un indicador de la actividad manufacturera. Pero las estimaciones del Producto Interno Bruto para el primer trimestre de 2013 se revisaron fuertemente a la baja en junio.

"Las empresas probablemente fueron muy prudentes con la contratación durante junio, afectadas por la incertidumbre sobre la fortaleza futura de los pedidos y las ventas y las preocupaciones sobre la posibilidad de un aumento en las primas del seguro médico", comentó el economista jefe del Fermanian Business and Economy Institute en la Universidad Point Loma Nazarene, Lynn Reaser.

Se pronostica también un descenso en los empleos del sector público, pues los efectos de los recortes obligatorios de gastos -el llamado secuestro presupuestario- siguen sintiéndose.

Los economistas además advirtieron que las cifras del empleo a conocerse el viernes pueden ser particularmente débiles debido a la dificultad de contabilizar a los maestros que dejan su trabajo en el verano y los recién graduados que se incorporan a él.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×