Fondos de cobertura, entre amor y odio

Estos instrumentos de alto riesgo seguirán atrayendo inversores pese a la crítica, dice Josh Brown; la industria de fondos ha comenzado a buscar dinero de un público amplio reduciendo sus comisiones.
goldman sachs  (Foto: CNN)
Josh Brown*

Durante el último mes, el zumbido de los murmullos anticobertura ha estallado en un festival completo de malas intenciones. Miles de inversores, después de haber divisado a los emperadores de las comisiones 2-20 sin ropas por enésima vez, se encuentran ahora deleitándose en su recién descubierto valor para decir en voz alta:

"No lo entiendo".

Los periodistas -siempre en posesión de un olfato agudo apara detectar la sangre en el agua- han estado demasiado felices mientras enmarcan el debate con artículos, opiniones, gráficos y estadísticas (oh, tantas estadísticas).

El simple tamaño y escala de esta industria de miles de billones de dólares nunca ha tenido sentido para ellos y los cheques de pago de los gerentes a los que han estado obligados a cubrir siempre fueron caricaturescos. Simplemente es natural que ellos se deleiten con este momento.

Para los profesionales financieros que no pertenecen a los fondos de cobertura (gestores de activos, gestores de riqueza, operadores, asesores financieros, etc.) la narrativa es una igualmente deliciosa: "¡Oye, espera un minuto! ¡Ese imbécil con mocasines marca Tod's gana diez veces más que nosotros y da rendimientos de menos de la mitad a sus clientes! ¡VAMOS CONTRA ÉL!

Y el inversor minorista también está disfrutando de esta humillación pública debido a que no puedes encontrar uno solo que no sienta -en el fondo- que este juego siempre ha sido injusto para ellos debido a que los gestores de fondos de cobertura tienen algún tipo de ventaja secreta (léase: injusta) en el mercado.

Así que, en este momento, se están erigiendo barricadas en la plaza de Greenwich Village. La retórica antifondos de cobertura puede leerse y escucharse en todas partes al mismo tiempo este verano, pero su tono es más burlón que enfadado.

Sí, la gente del pueblo está sosteniendo sus antorchas en lo alto, encendidas con los fuegos de una década de envidia reprimida, pero están riendo, no gritando. La portada del pene flácido del BusinessWeek's seguramente pasará a la posteridad.

La cortina esmeralda ha sido descorrida, y con la excepción de George Soros y algunos otros pocos, los magos son solo los hombres en trajes, luchando por obtener sus efímeras "ventajas" al igual que el resto de nosotros.

Estas son las lecciones clave en mi mente:

1. Existe un pequeño grupo de gestores de fondos de cobertura que pueden vencer constantemente al mercado como resultado de su arduo trabajo y brillantez innata. Este pequeño grupo de fondos de cobertura no te quiere a ti como cliente.

2. Hay muchos, muchos otros gestores de fondos de cobertura de fondos que tendrán buenos años, años geniales y años terribles sin indicios ni orden predecible. Gran parte de ello dependerá del entorno de mercado y de la suerte, muy poco de ello resultará ser repetible.

3. El peor de los casos que puede sucederle a un gerente es una racha de varios años de éxitos que derroten al mercado. Esto se debe a dos cosas que son inevitables como resultado: En primer lugar, recaudará mucho dinero, lo cual volverá impotentes sus métodos para vencer al mercado. En segundo lugar, comenzará a salir con chicas realmente guapas, viajará mucho y disfrutará de su fortuna. ¿Y quién puede culparlo? El problema es que nada de esto realmente conduce a un rendimiento alfa. Como Clubber Lang amenazadoramente gritó al campeón en Rocky III: "¡No has estado hambriento desde que ganaste ese cinturón!"

4. Hay una pregunta más amplia en cuanto a si los fondos de cobertura pueden o no generar confiablemente un rendimiento alfa: ¿Importa eso? Supongo que si has recibido 50 millones de dólares para invertir, ¿a quién le importa? Y si eres un gerente de pensiones o de seguros de inversión, añadir fondos de cobertura parece inteligente -en especial para los grandes fondos- así que, ¿por qué no?

5. Hay algunos excelentes gerentes emergentes allá afuera que pueden hacer muy ricos a sus socios tempranos limitados (los inversores). Por desgracia, esta es una propuesta tipo 'aguja en un pajar'. La investigación ha demostrado la complejidad de los 'fondos de fondos' estadounidenses, al ser incapaz de identificar estos gestores emergentes. Ellos tienen los datos, las herramientas analíticas, las conexiones personales, la experiencia de mundo real y las herramientas educativas- y no pueden hacerlo. El por qué piensas que tú puedes hacerlo es algo que no comprendo.

6. Hubo un tiempo en el que los fondos de cobertura podían desempeñarse muy bien por sí mismos en virtud del hecho de que había tan pocos de ellos que las ineficiencias eran inmensamente rentables. Eso ha terminado desde más de una década. No va a volver. Pero eso no quiere decir que todas las ineficiencias hayan desaparecido - o que los administradores con talento no vayan a ser capaces de explotarlas de manera rentable.

7. La industria de los fondos de cobertura está acelerando para abrir fondos de Ley (fondos de inversión) y convertir sus estrategias a llamados productos "alternativos líquidos". Al hacerlo, están reduciendo las comisiones y la cantidad mínima inicial a comprar apenas 1,000 dólares en algunos casos.

Esta prisa por tomar dinero minorista incluye a todos, desde Goldman Sachs hasta Kohlberg Kravis Roberts & Co. (KKR). Pero no debes sorprenderte, piensa en ello como cuando las marcas de lujo aparecen en TJ Maxx o Marshalls.

Los productos que estás encontrando no son productos defectuosos de gama alta que acabaron en la tienda de descuento. No, fueron hechos específicamente para los minoristas de ropa en serie como parte de una estrategia de negocio. Por la misma razón, no encontrarás un producto que te esté dando entrada a los mejores los fondos de cobertura a través Charles Schwab.

8. Debido al éxodo desde las estrategias activas hacia los productos pasivos en los últimos pocos años, es una certeza virtual que muchos fondos de cobertura verán una oportunidad renovada para generar rendimientos alfa y superar al mercado. La pregunta es si eso debería importarle o no a sus inversores al momento en que calculen las comisiones. Algunas personas calcularán ese "costo del alfa" hasta en centavos. La mayor parte no lo hará.

9. El argumento de que los "fondos de cobertura no están correlacionados para así tener sentido para la mayoría de carteras" es una tontería. Cuando las acciones van hacia abajo, el dinero en efectivo tampoco está correlacionado y no cuesta nada. Cuando las acciones suben, ¿quién quiere estar no-correlacionado? Un fondo cuantitativo que conozco -pero que no puede decir esto en público debido a su base de clientes- ha ejecutado una prueba de optimización de varianza sobre el universo de fondo de cobertura y determinó que, en el largo plazo, estadísticamente no son diferentes de un portafolio conformado por mitad acciones, mitad bonos del tesoro, pero con un enorme precio adjunto. ¿Pero y qué? Si eres dueño de un fondo de cobertura que está cayendo 10% mientras que el mercado cae 30%, vas a estar complacido contigo mismo y lo sabes.

10. No todas las inversiones de fondos necesitan reducirse al rendimiento. Algunas personas simplemente disfrutan de saber que el tipo más diestro e inteligente en el juego esté manejando su dinero y los resultados son algo secundario. A algunas personas les gustan las cartas trimestrales o la capacidad de decir a sus compañeros de golf: "Estoy con Einhorn". Verás esto cuando comience la publicidad, por cierto. Se enfocará mucho en la creación de marca una aspiracional y de estilo de vida. Será una publicidad basada en imagen -piensa en Obsession de Calvin Klein, y no en "¡Cuatro trajes por cuatro dólares en Joseph A Banks!" ¿Y qué hay de malo con eso?

Conclusión: no todo en la vida necesita reducirse a las estadísticas. La gente tiene una variedad de razones para estar en los fondos de cobertura, desde la forma en que hace que se sientan hasta la manera en que diferencia sus portafolios, todas las cuales son cálidas ya sea un nivel financiero o un nivel emocional o ambos. Esos 2,000 billones de dólares en el fondo de cobertura AUM no van a reducirse en el futuro, van a crecer. Esto es porque siempre habrá nuevas superestrellas con nuevas formas de invertir y de generación de retornos. Y los mejores de estos gestores optarán frecuentemente para el sistema que les pague más por sus esfuerzos. Es difícil vencer la estructura de gestión-más-incentivo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La mejor y más brillante siempre irá a donde la paga sea la más alta -y los inversores generalmente los seguirán allá, para bien o para mal-. Esta no va a cambiar durante nuestro tiempo de vida, así que tranquilicémonos.

*Joshua Brown es un asesor de inversiones asentado en la Ciudad de Nueva York para individuos con alto patrimonio neto, fundaciones de caridad, planes de retiro y corporaciones. Él bloguea en TheReformedBroker.com.

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×