Gran Bretaña deja atrás a Europa

El país podría duplicar su crecimiento económico mientras la eurozona acumula 2 años de contracción; la euforia por el nacimiento del ‘bebé real’ y una ola de calor han estimulado el gasto interno.
london  (Foto: Getty)
Mark Thompson
LONDRES -

La economía británica está acelerando la velocidad, dejando a la zaga a sus vecinos europeos.

Las cifras del PIB del segundo trimestre de la sexta mayor economía del mundo, a divulgarse esta semana, deberían mostrar un crecimiento de alrededor del 0.6%, una tasa de expansión que duplica a la observada en los tres primeros meses del año.

En contraste, los economistas dicen que la zona euro -que publicará en agosto sus propias cifras para el segundo trimestre- se las verá difíciles para salir del estancamiento o reportará como mucho un crecimiento reducidísimo. La eurozona está por encadenar un segundo año de contracción mientras las medidas de austeridad, el desempleo récord y un sistema bancario lisiado continúan deprimiendo la demanda.

Apenas la semana pasada el parlamento griego por escaso margen aprobó una ley para despedir a miles de trabajadores del sector público y Portugal está luchando para cumplir con los términos de su rescate. Los problemas del sur de Europa han afectado de nuevo la confianza de los inversores en Alemania, y aunados al menor crecimiento en China están lastrando las exportaciones de la principal economía de la zona euro.

Reino Unido, por su parte, se contrajo durante cinco trimestres consecutivos desde el segundo trimestre de 2008 y dejó de crecer durante otros nueve meses a fines de 2011 y principios de 2012, cuando la crisis de deuda de la eurozona estaba en su apogeo.

El país se recuperó, sin embargo, de un débil cierre de 2012 con un crecimiento del 0.3% en el primer trimestre. La actividad se ha acelerado porque el aumento en los precios de los activos ha animado a los consumidores a gastar, pese a los continuos recortes del gasto público.

A principios de este mes, el Fondo Monetario Internacional elevó su pronóstico de crecimiento para el PIB británico hasta 0.9% en 2013, aun cuando advirtió que la recesión en la zona euro podría ser más profunda de lo previsto. Los economistas del sector privado han realizado revisiones similares.

"Este crecimiento en el consumo se verá apuntalado por una tasa de ahorro más baja toda vez que a los hogares les tranquiliza y alivia una recuperación de los precios de los activos", señaló el economista de UBS, Amit Kara, al mejorar su pronóstico de 2013 para Reino Unido estimando una expansión de 1.1%.

Al mismo tiempo, los precios de la vivienda están subiendo a su ritmo más rápido en más de tres años, ayudados por tasas de interés muy bajas y programas gubernamentales que estimulan los préstamos bancarios y facilitan que los prestatarios de mayor riesgo adquieran una casa.

El índice FTSE 100 alcanzó un máximo de ocho semanas el pasado jueves en virtud de que los fuertes datos de las ventas minoristas proporcionaron más evidencia de que la recuperación en el Reino Unido podría estar ganando impulso. La fiebre por el "bebé real" y una ola de calor están también estimulando el gasto.

Además, el mercado laboral luce más sano (el desempleo disminuye en el país a su ritmo más rápido en tres años), aunque algunos expertos sostienen que la recuperación sigue siendo frágil porque el aumento de los salarios no mantiene el ritmo de la inflación, que crece tres veces más y no hay señales de un repunte real en la inversión y las exportaciones.

"La recuperación del Reino Unido es hasta ahora insostenible", opina el principal economista para Reino Unido en la firma Berenberg, Rob Wood. "(El gobernador del Banco de Inglaterra) Mark Carney necesita impedir que los hogares cierren el monedero hasta que la recuperación esté en plena marcha, pero hay una buena posibilidad de que los hogares se aflojen antes de que la recuperación puede transitar a una base más firme".

Una menor inflación y un mayor crecimiento de los salarios podrían poner a la economía en una posición más sostenible el próximo año, siempre que los exportadores británicos puedan aprovechar las oportunidades en Estados Unidos y China.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Haría falta una gran crisis para frenar esta recuperación, del tamaño de la crisis del euro que aplastó la última recuperación embrionaria a principios de 2012", expresó un asesor económico del ITEM Club, Peter Spencer.

En este mes tanto el Banco de Inglaterra como el Banco Central Europeo adoptaron medidas para proteger a sus economías de un alza -inducida por la Fed estadounidense- en los costos de los préstamos al señalar que continuarán proporcionando dinero barato en el futuro previsible.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×