Materias primas, ¿a merced de bancos?

El Senado de EU indagará si algunas entidades acaparan productos básicos para aumentar sus precios; sin embargo, analistas creen que los bancos ayudan a reducir el costo al aumentar la competencia.
commodities  (Foto: Cortesía de CNNMoney)
Steve Hargreaves
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Crees que ha subido el precio del gas, la electricidad y los refrescos? Puede que tengas razón, y algunas personas piensan que los grandes bancos podrían ser los culpables.

Desde el petróleo a la electricidad, pasando por los metales, hoy día los grandes bancos, fondos de cobertura y otros "no usuarios" son dueños de una gran parte de los recursos del mundo.

Que a los bancos se les permita poseer materias primas físicas -a diferencia de los activos puramente financieros como los contratos de futuros- es un fenómeno relativamente nuevo.

En 2003, el Banco Central estadounidense, que regula los bancos de inversión, decidió que había poco riesgo para los consumidores o los mercados si a los bancos se les permitía poseer los commodities mismos, las materias primas.

Pero ahora los críticos se preguntan si esa actividad está distorsionando los mercados y aumentando los precios.

"Estas actividades amenazan con socavar los objetivos fundamentales de la política que son la base del principio de separación entre la banca y el comercio", escribió un profesor de la Facultad de Derecho Chapel Hill de la Universidad de Carolina del Norte, Saule Omarova, en una investigación publicada el año pasado. Este académico es una de las cuatro personas que comparecerán en una audiencia del Senado el martes sobre el impacto que tienen los bancos en los mercados de materias primas.

Lo anterior se suma a varios informes que acusan a los bancos de acaparamiento de productos básicos y el alza de los precios. En uno de los casos, se prevé que JPMorgan pague una multa enorme por presuntamente manipular el mercado energético en California.

De acuerdo con personas familiarizadas con dicha práctica, conocida como gaming the market, el banco emplearía la siguiente estrategia de licitación: haría una oferta para suministrar electricidad a una empresa prestadora del servicio al día siguiente a un precio bajo.

Cuando llegaba el día siguiente, JPMorgan cambiaría su oferta a un precio mucho más alto, asegurando que la energía no fue adquirida. Los consumidores tendrían entonces que compensar al banco por el costo de hacer la oferta bajo la provisión compensatoria make whole de California, que exige que los contribuyentes cubran determinados gastos efectuados por los vendedores de energía.

No está claro cómo JPMorgan ganó dinero con esta estrategia o si era técnicamente legal.

La agencia gubernamental encargada de supervisar los mercados de la electricidad en EU -la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC)- declinó hacer comentarios y JPMorgan no respondió a nuestros correos electrónicos.

La FERC también multó recientemente al banco británico Barclays y al Deutsche Bank para otras irregularidades que involucran la venta de energía.

A su vez, el diario New York Times informó hace poco que Goldman Sachs está incrementando el precio de todo, desde latas de refrescos a automóviles, ¿cómo? Almacenando el aluminio de sus clientes en depósitos ubicados en Detroit. Al mover el metal entre los almacenes que posee, Goldman puede cobrar más renta por alojar el metal, respetando al mismo tiempo las complejas leyes en materia de commodities.

Además de las audiencias del Congreso, la Reserva Federal también está revisando el tema. El viernes pasado emitió un comunicado indicando que "está examinando la decisión de 2003 relativa a que ciertas actividades de las materias primas son complementarias a las actividades financieras y, por lo tanto, lícitas para los conglomerados bancarios".

La polémica no solo reside en la posesión de materias primas físicas y reales; los críticos llevan largo tiempo acusando que las inversiones que fluyen a cosas tales como los futuros del petróleo suben los precios.

El interés de los inversionistas les cuesta a los estadounidenses 10 dólares cada vez que llenan su tanque de gasolina, dijo un miembro de la Commodity Futures Trading Commission (CFTC), Bart Chilton. El actual titular de la CFTC, Gary Gensler, también ha defendido limitar el papel que los inversores juegan en los mercados del petróleo, pero los intentos de poner en práctica esas normas se han enfrentado a impugnaciones en los tribunales.

Este posicionamiento de la CFTC es nuevo. Bajo la administración Bush, el comisionado de entonces dijo en repetidas ocasiones que no había evidencia de que ese tipo de inversiones contribuyeran a elevar los precios.

Hay muchas personas que comparten esa opinión. Incluso en los casos en que los bancos pueden poseer la materia prima, como la electricidad, muchos piensan que su participación es benéfica.

Aunque puede haber algunos casos en que los bancos cometan irregularidades, en general, que haya más jugadores se traduce en precios más bajos y estables para los consumidores, argumentan.

"Con 30 años de experiencia, puedo decir que la entrada de más compradores y vendedores ha sido beneficiosa", sostiene una analista de la firma SJC Energy Consultants, especializada en temas de la FERC, Susan Court. "Hacen que el mercado sea más líquido".

Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×