Vivienda en EU: lenta pero segura

Aunque el frenesí de los inversionistas en el mercado menguó, analistas ven una señal positiva; grandes inversionistas compran propiedades con descuentos, para rentarlas en el momento correcto.
casas  (Foto: Cortesía de Fortune)
Nin-Hai Tseng
FORTUNE -

Puede que las ventas de viviendas usadas hayan disminuido, pero no hay que tomarlo como una señal de que la recuperación de inmobiliaria en Estados Unidos tenga algún contratiempo. La National Association of Realtors (NAR) reportó el lunes que las ventas cayeron 1.2% en junio respecto al mes previo; advirtió que los mayores precios de vivienda y tasas hipotecarias más altas podrían afectar a los compradores en los próximos meses.

Las ventas ciertamente podrían desacelerarse, pero eso probablemente tendrá menor relación con los mayores costos que con la reducción que hemos visto en las compras de los grandes inversores.

Firmas como Blackstone Group han estado comprando propiedades con grandes descuentos, con planes para rentarlas hasta que sea el momento correcto para vender obteniendo una ganancia. Eso se ha prolongado durante más de un año, pero ahora los propietarios actuales que buscan comprar volvieron al mercado para impulsar las ventas de nuevo.

Es una señal positiva de que la industria de la vivienda vuelve a la normalidad, aunque muy lentamente: en junio, los propietarios actuales fueron el único grupo que registró un alza en su participación de compra de viviendas, a un promedio de tres meses de 44.6% desde el 43.8% del mes anterior, acorde con la Encuesta de Seguimiento del Pulso del Financiamiento Hipotecario Campbell/Inside.

Mientras tanto, el poder de compra de los inversores en el mercado de vivienda continuó su caída; su porción de compra de viviendas bajó 19.7% frente al 23.1% en febrero, su nivel más bajo desde septiembre de 2012.

Las ventas en el sexto mes del año pueden haber disminuido, pero siguen siendo 15.2% más altas que hace un año y representaron el segundo mejor mes de ventas desde noviembre de 2009. Y aunque la tasa promedio de una hipoteca fija a 30 años llegó a un máximo de dos años en 4.68%, las tasas de interés siguen siendo bajas y han demostrado tener poca relevancia para las ventas de viviendas.

El hecho de que los inversores estén jugando un papel menor en el mercado es una señal alentadora. La proporción de casas vendidas que estaban en problemas -por ejecución bancaria o ventas cortas- se redujo a 15% en junio, desde 18% del mes anterior, de acuerdo con la NAR, señalando que es el nivel más bajo desde que comenzó a seguir la estadística en octubre de 2008.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Todavía están ausentes del rompecabezas de la recuperación de la vivienda los compradores de inmobiliaria de primera vez, que por lo general son parejas en sus 20 o principios de sus 30. Ellos representaron el 40% de las ventas de casas durante los últimos 30 años; y tras la caída del mercado de la vivienda, representaron más del 50%. En junio, los compradores primerizos representaron el 29% de las compras de casas usadas, en comparación con el 32% de hace un año, señala la NAR.

Esto dice mucho acerca del estado de la recuperación de la vivienda. Ha sido lo suficientemente fuerte como para desinflar el frenesí de los inversores, pero no es suficiente como para atraer de nuevo a los compradores de vivienda de primera vez.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×