SAC Capital falló en vigilar operaciones

El tráfico de datos no habría existido con mejores controles internos en la firma, dijo la fiscalía; el CEO Steven Cohen es señalado de fomentar una cultura de buscar información privilegiada.
James O'Toole
NUEVA YORK -

Las firmas de Wall Street emplean ejércitos de abogados encargados de velar que se cumplan las leyes del mercado de valores, pero los legistas de SAC Capital hicieron mal su trabajo.

Así parece desprenderse de la demanda penal anunciada el jueves en contra de la firma de fondos de cobertura SAC Capital, que durante años ha sido una de las más rentables del mundo. La empresa, administrada por el multimillonario inversor Steven Cohen, está acusada de fomentar una cultura del quebrantamiento de la ley en la que los empleados obtenían de los insiders o personal corporativo interno información ilícita para invertir.

Seis antiguos gestores de cartera o analistas de investigación de la empresa ya se han declarado culpables de tráfico de información privilegiada mientras laboraban en la firma, dos más están en espera de juicio. Los fiscales dicen que esta conducta no podría haber persistido durante tanto tiempo sin una manifiesta falta de supervisión de la gerencia de la firma, y en especial de su departamento de observancia.

"El cumplimiento de la firma, en la medida en que existía, era deplorablemente inadecuado", dijo el subdirector del FBI, George Venizelos.

Pese al grupo de exempleados que han admitido el uso de información privilegiada, el departamento de observancia ha detectado sólo una incidencia de tráfico de información privilegiada en la historia de la empresa, señala la acusación. En dicho caso, los dos empleados presuntamente implicados encararon multas sin ser despedidos ni reportados a las autoridades.

La acusación incluye extractos de varios correos electrónicos y mensajes instantáneos de los traders de SAC que sugieren que los operadores de la firma tenían información confidencial proveniente de los círculos internos de las compañías.

En 2007, por ejemplo, el otrora analista de firma, Jon Horvath, envió un correo a Cohen con una recomendación de trading relativa a Sun Microsystems, en el cual decía: "Mi ventaja son los contactos adentro de la empresa y de su canal de distribución".  Este correo electrónico y comunicaciones similares aparentemente no lograron despertar la preocupación de la gerencia por una posible violación de la ley.

El número "limitado" de investigaciones internas realizadas por el departamento de cumplimiento "eran generalmente débiles", señala la acusación. Estaban "centradas en confirmar mediante entrevista con un gerente de cartera o analista de SAC que un mail que implicaba acceso a información privilegiada era sencillamente un mensaje mal redactado".

Venizelos afirmó que el departamento de cumplimiento "minimizó con eficacia los correos electrónicos potencialmente problemáticos que parecían describir el acceso a información privilegiada".

Por su parte, la empresa dijo el jueves que "nunca ha alentado, promovido o tolerado el tráfico de información privilegiada y asume con seriedad sus obligaciones en materia de gestión y cumplimiento".

"El puñado de personas que admiten haber violado la ley no refleja la honestidad, la integridad y el carácter de los miles de hombres y mujeres que han trabajado en la compañía durante los más recientes 21 años", indicó la firma.

Presuntamente, el departamento de observancia de la empresa tampoco vigiló el uso de las llamadas expert networks por parte de los empleados. Son firmas que conectan a los profesionales de la inversión con los insiders corporativos, que se han visto implicadas en una serie de casos de tráfico de información privilegiada en los últimos años.

SAC supuestamente buscó contratar a traders con contactos en el mundo empresarial que pudieran ofrecer consejos o información para las operaciones de negociación. En un caso, asegura el gobierno en su demanda, el gerente de cartera Richard Lee fue contratado pese a la reputación de ser parte del "grupo de información privilegiada" en su anterior firma.

Richard Owens, abogado de Lee, quien se declaró culpable esta semana de abuso de información privilegiada mientras laboraba en SAC, dijo que su cliente "está cooperando con el Gobierno y espera cerrar este episodio de su vida". El abogado declinó comentar sobre las acusaciones acerca de la conducta anterior de Lee.

Según la acusación, los abogados de la firma se manifestaron en contra de la contratación de Lee, pero su oposición fue desestimada por Cohen, quien se describe como el responsable de la cultura de la firma. El directivo "fomentó una cultura que se centró en no discutir muy abiertamente la ‘información privilegiada', en vez de no buscar dicha información ni usarla para negociar en primer lugar", dice la acusación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En un mensaje instantáneo dirigido al administrador de la firma en 2009, un nuevo gestor de cartera supuestamente recomienda adoptar una posición corta con las acciones de Nokia debido a cierta "investigación reciente". El operador se disculpa por ser tan "críptico", explicándole a Cohen que el jefe del departamento de observancia de la empresa "me dio ayer un sermón sobre la normativa, por lo que no puedo decir mucho".

*Maureen Farrell y Chris Isidore colaboraron en este artículo.

Ahora ve
La estatua de Diego Armando Maradona que provocó burlas en internet
No te pierdas
×