'Millennials', rezagados en vivienda

La recuperación del mercado inmobiliario enfrenta una falta de compradores nacidos después de 1980; el porcentaje de adultos jóvenes que viven con sus padres subió de 27.6% a 31% tras la recesión.
millennial  (Foto: Getty)
Nin-Hai Tseng
FORTUNE -

Hasta hace poco, los fondos de cobertura y firmas de capital privado impulsaban la recuperación del mercado inmobiliario de Estados Unidos, comprando un grupo cada vez menor de casas embargadas y en dificultades para rentarlas. Parecía ser una inversión lucrativa, considerando que las rentas estaban subiendo, mientras que la propiedad de vivienda caía a mínimos históricos.

Pero a medida que los grandes inversores se convierten en grandes propietarios, vale la pena preguntarse si se detuvieron a pensar cuánto tiempo podría costarle "al junior" conseguir finalmente un lugar propio.

Las rentas de las viviendas unifamiliares han aumentado más lentamente que los precios inmobiliarios. Esto se produce a medida que los inversores inundan el mercado con casas para alquiler, pero también mientras un menor número de adultos jóvenes -generalmente un mercado clave para las rentas- crean sus propios hogares.

A lo largo del proceso de recuperación de la vivienda se ha prestado mucha atención a la fuerte caída de los compradores de vivienda de primera vez, que generalmente son parejas de entre 20 y 30 años. El desempleo ha evitado que muchos de ellos compren viviendas, pero también sugiere que además hay menos rentando; muchos saltan de sofá en sofá, en casas de amigos o familiares o viven con sus padres.

A pesar de que muchos aspectos del mercado de la vivienda han mejorado, la recuperación de la formación de hogares entre los de la generación del milenio se ha rezagado ante las mejoras que hemos presenciado en los precios de la vivienda y en las ejecuciones hipotecarias.

La proporción de personas de 18 a 34 años de edad que viven con sus padres aumentó de 27.6% antes de la Gran Recesión en 2007 a más de 31%, donde permanece hoy en día, de acuerdo con un análisis realizado por Trulia, un sitio web de bienes raíces. Los de la generación del milenio han contribuido a la intensa disminución de la formación de hogares, la cual probablemente tardará un tiempo en volver a la normalidad.

Hasta 2008 se formaban alrededor de 1.1 millones de nuevos hogares en Estados Unidos cada año, debido principalmente al crecimiento de la población. Eso ha disminuido drásticamente: entre el primer trimestre de 2008 y los primeros tres meses de 2011 solo se crearon 450,000 nuevos hogares al año. Incluso a medida que la economía mejora, la formación de hogares permanece estancada -solo 521,000 hogares fueron creados entre el primer trimestre de 2012 y el mismo periodo de 2013-.

En total, hay 2.4 millones de hogares faltantes en Estados Unidos, señala Jed Kolko, economista de Trulia. Eso equivale a más de dos años de formación de hogares. Él atribuye una gran parte del declive al desempleo. Aunque más adultos jóvenes tienen empleo hoy frente a hace un año, la proporción de empleados de entre 18 y 34 años no ha mejorado mucho desde los peores días de la Gran Recesión. A mediados de 2008, el 71% tenía empleo, pero esa cifra cayó a un mínimo del 65% a mediados de 2011. Desde entonces, se ha elevado a 66.8%.

Podría tomar años para que los adultos jóvenes construyan los ahorros suficientes para conseguir su propio hogar, señala Kolko. En efecto, los que tienen empleo tienen más probabilidades de abandonar el nido que sus pares sin trabajo. Pero incluso la proporción de los que tienen empleo y que viven con sus padres es mayor en 2013, en 24.6%, que antes de la recesión, en 22.8%. No está claro por qué, pero la tendencia podría indicar un estancamiento de salarios y deudas universitarias en aumento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Debido a su situación actual de vida, vale la pena preguntarse cómo podrán los inversores rentar todas las casas que compraron. Es una pregunta similar a la que el presidente de Fusion IQ, Barry Ritholtz, planteó recientemente mientras las empresas grandes y pequeñas arrojan miles de millones de dólares al sector de bienes raíces de Phoenix: "¿Cómo demonios pueden estar haciendo dinero cuando hay tantas casas vacías cocinándose al sol del desierto?"

Tal vez sería conveniente echar un vistazo más de cerca a la difícil situación de los gorrones de la generación del milenio, los llamados millennials.

Ahora ve
En el metro de Tokio, las embarazadas pueden conseguir asiento con una app
No te pierdas
×