El dilema de los recortes al gasto en EU

Reactivar el gasto del Gobierno impulsaría modestamente la economía y la creación de empleos; sin embargo, implicaría un repunte en el déficit presupuestal a largo plazo.
dolar_recorte  (Foto: Getty)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

La economía de Estados Unidos tendría un crecimiento a largo plazo más modesto si los legisladores cancelan los recortes al presupuesto, operación conocida como ‘secuestro’, según un estudio de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés).

Si se cancelaran los recortes a partir del 1 de agosto (una medida que nadie espera que los legisladores tomen), el gasto federal aumentaría un estimado de 14,000 millones de dólares al término de septiembre y otros 90,000 millones en el año fiscal 2014, que comienza el primer día de octubre. Ese mayor gasto, a su vez, podría impulsar el crecimiento económico ajustado a la inflación en 0.7% e incrementaría el empleo en 900,000 puestos de trabajo en el tercer trimestre de 2014. Ambas cifras se ubican en el rango medio de las estimaciones de la CBO.

No obstante, salvo que se den otros cambios, la cancelación del secuestro también acarrea posibles inconvenientes.

"Aunque la producción sería mayor y habría más empleo en los próximos años, si se revirtieran las reducciones al gasto, esa política conduciría a un mayor endeudamiento federal, que a la larga reduciría la producción y los ingresos nacionales por debajo de lo que ocurriría sin ella", dijo la CBO.

El análisis de la agencia gubernamental se llevó a cabo a petición del principal demócrata en la Comisión de Presupuesto de la Cámara, Chris Van Hollen.

Los demócratas han pedido que se revoque el secuestro y se reemplace con ahorros emanados de una reducción del gasto a más largo plazo y un aumento de la recaudación,

Negociar con los republicanos una mayor recaudación, sin embargo, es imposible. Ellos quieren que los topes de gastos que el secuestro estipula se mantengan más allá de 2013.

Sí quieren eliminar, en cambio, los recortes presupuestarios aplicados a la defensa y compensarlos con recortes a los programas nacionales, algo que los demócratas no admiten.

Esas diferencias nos ayudan a entender por qué los legisladores estadounidenses aún tienen que cerrar la brecha de 91,000 millones de dólares existente entre los presupuestos propuestos por ambos partidos para el próximo año fiscal, y anuncia una dura disputa en el otoño.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los efectos del secuestro, hasta la fecha, han sido mixtos tanto a nivel regional como entre los distintos sectores de la economía. Su impacto económico, de hecho, ha sido difícil de medir de manera concluyente, ya que todavía está en proceso.

La licencia laboral obligatoria de 650,000 empleados del Departamento de Defensa, por ejemplo, acaba de comenzar este mes. A pesar de todo, la mayoría de los economistas creen que tiene y seguirá teniendo un efecto desmoralizador.

Ahora ve
Estos cinco escenarios marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×