Bonos de Detroit, los más codiciados

La ciudad tiene pasivos de 18,000 mdd con 8,200 mdd en papeles negociables que han ganado atractivo; pese a la falta de solvencia, los títulos de deuda están respaldados por empresas de seguros.
detroit5  (Foto: Getty)
Maureen Farrell
NUEVA YORK -

Los fondos de cobertura tienen sus ojos puestos en Detroit.

Los bonos de Detroit se han vuelto el negocio más atractivo en Wall Street desde que hace dos semanas la "ciudad del motor" se declaró en bancarrota, la mayor quiebra municipal de la historia estadounidense.

Antes de la declaración de quiebra, el administrador de emergencia del lugar, Kevyn Orr, ofreció pagarle a los tenedores de bonos unos 10 centavos de dólar para ayudar a que la ciudad se mantuviera funcionando.

Eso desembocaría en enormes pérdidas para los acreedores originales de la ciudad. Pero en los fondos de cobertura, particularmente para aquellos que invierten en compañías en dificultades o en quiebra, piensan que estos papeles de deuda serán lucrativos en el largo plazo.

El problema es que no hay muchos disponibles. Pocos se han negociado y las listas de espera son largas.

"El mayor problema que tenemos es cómo asignar los títulos de deuda", dijo un operador de una mesa de negociación de un gran banco. "Solo los clientes más importantes consiguen la oportunidad de comprar".

Detroit tiene una deuda de 18,000 millones de dólares (mdd), pero solamente 8,200 mdd en papeles que uno puede negociar. El resto de los pasivos de la ciudad están vinculados a pensiones sin financiar y costos sanitarios de jubilados.

De los títulos, hay 1,400 mdd que han financiado algunos de los costos de las jubilaciones en la ciudad y esos están entre los más codiciados por los fondos de cobertura.

Estos títulos de deuda sujetos a impuestos, conocidos como certificados de obligaciones de pensiones, se emitieron y vendieron a bancos europeos en 2005 para ayudar a financiar las pensiones de la ciudad. Fue una medida inusual instrumentada por Detroit, pues las ciudades suelen utilizar los ingresos locales para financiar dichas obligaciones.

Los fondos hedge están a la espera de que los bancos vendan. Y dado el lío financiero que atraviesa la ciudad, esto podría suceder en el próximo mes o así, cuando a los bancos les intranquilice mantener esa deuda en sus libros, advierten varios expertos.

Muchos están dispuestos a comprar pequeñas cantidades de esos papeles sólo para entrar al mercado.

Poco después de que Detroit se acogiera a la bancarrota, varios fondos de cobertura lograron comprar cinco millones de dólares de bonos de pensiones por 41 centavos de dólar. Esos fueron algunos de los pocos papeles de obligaciones de pensiones disponibles.

Los fondos de cobertura también tienen la mirada puesta en 1,000 millones de dólares en bonos de obligación general respaldados por la ciudad. Estos sí se han negociado más, pero también en pequeños incrementos.

Un gestor de estos fondos dijo que pudo conseguir 30,000 dólares en papeles de obligación general a 75 centavos de dólar. El vendedor fue un dentista en Milwaukee. El fondo tenía la esperanza de comprar varios millones de dólares de esos títulos de deuda, pero hasta el momento eso es todo lo que han podido obtener.

La mayor parte de los papeles de obligación general de la ciudad están en manos de inversores minoristas. Desde la quiebra, estos títulos de deuda se han estado vendiendo a un precio de entre 69 y 92 centavos de dólar.

Aun cuando la credibilidad y la solvencia de la ciudad parecen cuestionables en estos momentos, los títulos de deuda están respaldados por empresas de seguros, entre ellas Ambac, Assured Guaranty y el brazo financiero nacional de MBIA. Algunos inversionistas están apostando a que estas aseguradoras seguirán pagando a los tenedores de bonos de la ciudad por ahora.

Otros tenedores piensan que la proyección inicial de Orr referente a lo que podrían recuperar era demasiado pesimista. Se especula que el administrador exageró las obligaciones sin financiar en materia de pensiones. Algunos gestores de fondos de cobertura también piensan que una porción de los costos de salud para los trabajadores de la ciudad de Detroit podrá diferirse bajo la reforma sanitaria conocida como "Obamacare".

Aventurarse con los papeles de deuda de la ciudad sigue siendo una gran apuesta. Ha habido pocas quiebras municipales en Estados Unidos y la mayoría de ellas han sido de pequeña envergadura.

Pese a ello, los tenedores de bonos se han recuperado más de las quiebras municipales que de las bancarrotas corporativas, dijo un socio de la firma jurídica Chapman and Cutler y veterano de varias bancarrotas municipales, Jim Spiotto.

Los inversores deben ser cautelosos con esta situación, porque tal vez sea la excepción a la regla, dijo. "Detroit tiene una larga historia de decepcionar a la gente. La ciudad muy bien podría ser una anomalía respecto a otras quiebras municipales".

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×