Pensiones de lujo para políticos de EU

Barack Obama recibirá una pensión cercana a 200,000 dólares al año cuando termine su mandato; los legisladores podrán acceder a pagos más altos si duran más tiempo en sus cargos.
senador  (Foto: Getty)
Melanie Hicken
NUEVA YORK -

¿Quieres retirarte con muchos ahorros? Considera la posibilidad de postularte para un cargo público.

Los miembros del Congreso reciben beneficios de jubilación que son mucho más generosos que los percibidos por el trabajador promedio, de acuerdo con un análisis reciente de Bankrate.

Los representantes y senadores del Congreso no solo reciben la garantía de un cheque de pensión mensual -un beneficio que se ha vuelto cada vez más raro para la mayoría de los trabajadores estadounidenses- sino que también reciben pagos de Seguro Social y pueden optar por pagar un Plan de Ahorros Federal (Federal Thrift Savings Plan), un plan tipo 401(k) con comisiones que son mucho más bajas que la mayoría de los planes de jubilación.

Como resultado, los miembros del Congreso con mucha antigüedad pueden fácilmente retirarse con un ingreso anual de seis cifras de por vida.

"Si puedes ser elegido para el Congreso y permanecer allí, puedes retirarte bastante bien", dijo Chris Kahn, analista de Bankrate, quien dirigió la investigación.

Pocos trabajadores gozan de beneficios tan generosos. Aunque la mayoría de los trabajadores públicos reciben beneficios de pensión, los pagos para los servidores estatales, de condados y ciudades jubilados promedian alrededor de 26,000 dólares al año, según la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Con base en los salarios actuales, los miembros del Congreso que han servido tan solo cinco años tienen derecho a una pensión anual de más de 14,000 dólares a los 62 años, de acuerdo con las fórmulas actuales de las pensiones. Y aquellos que hayan servido 20 años o más pueden calificar para una pensión de al menos 59,000 dólares tan pronto como a los 50 años de edad.

En 2011, unos 280 exlegisladores que se retiraron bajo un antiguo sistema de pensiones del Gobierno recibieron pensiones promedio anuales de 70,620 dólares, según un informe del Servicio de Investigación del Congreso. Ellos promediaron alrededor de 20 años de servicio. Al mismo tiempo, otros 215 jubilados (elegidos en 1984 o después, con un promedio de 15 años de servicio) recibieron cheques anuales promedio de alrededor de 40,000 dólares al año.

Pero los legisladores que sirvieron durante décadas pueden asegurar cheques más espléndidos. Por ejemplo, un congresista que lleve 30 años en el puesto y que se retire el próximo año sería elegible para recibir más de 75,000 dólares al año. Casi dos docenas de senadores y representantes actuales han cumplido 30 años o más.

Con la ayuda de su salario anual de 223,500 dólares como presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner sería elegible para una pensión anual estimada de casi 85,000 dólares al final de su periodo actual en 2014 (después de 24 años en el puesto). Si sirve en periodos futuros, sería elegible para cheques aún mayores. Un portavoz de Boehner se negó a comentar.

Los elegidos después de 2012 recibirán beneficios menos generosos que sus predecesores en virtud de las reformas aprobadas el año pasado. Pero si permanecen en el cargo durante 30 años o más, aún podrán calificar para cheques de pensión anuales de por lo menos 50,000 dólares, de acuerdo con cálculos que utilizan la nueva fórmula.

Si eso no es suficiente, podrías intentar postularte para el cargo más alto del país. El presidente Barack Obama se retirará con una pensión presidencial anual de casi 200,000 dólares, además de otros beneficios como Seguro Social, según el Servicio de Investigación del Congreso.

Mientras que el receptor promedio del Seguro Social recibe alrededor de 15,000 dólares al año, los legisladores y altos funcionarios de la Casa Blanca pueden esperar alrededor de 30,000 dólares provenientes de Seguridad Social, debido a sus altos salarios.

presidential pensions

Esta ilustración muestra las pensiones que tendrán el presidente de EU, Barack Obama, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, una persona del sector público y un pensionado promedio.

Y eso no es todo. Si los legisladores optan por invertir en el Plan de Ahorros Federal, un esquema de retiro para los empleados federales, reciben una contribución del empleador equivalente a la suya, y disfrutan de comisiones de menos del 0.03%.

Eso significa que un ahorrador perteneciente al Congreso tendría que pagar solo 27 centavos en comisiones anuales sobre una inversión de 1,000 dólares, mientras que el inversor promedio de 401 (k) pagaría más de 5 dólares. Tras décadas de ahorro, la diferencia en las comisiones podría ser de hasta decenas de miles de billetes verdes en ahorros, según Bankrate.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con muchos estadounidenses luchando por pagar su jubilación, algunos argumentan que el Congreso debería eliminar por completo el plan de pensiones financiado por los contribuyentes.

"No tiene sentido que el Congreso continúe recompensándose a sí mismo, utilizando dinero de los contribuyentes", dice el representante Mike Coffman, un congresista republicano de Colorado, en un comunicado a principios de este año. "Tenemos que poner fin a este beneficio".

Ahora ve
Google lanza tres nuevas apps gratuitas de fotografía
No te pierdas
×