Inversores pierden apetito por el riesgo

Las firmas con papeles más estables han mostrado máximos históricos, dice Paul La Monica; dudas sobre el estímulo de la Fed alejan a inversores de otros títulos, como los tecnológicos.
riesgo  (Foto: Getty)
Paul R. La Monica*
CNNMoney -

Estos son tiempos extraños para los mercados. "Curioríficos" y "raríficos" podríamos decir si fuéramos Alicia, una niña que acaba de tropezar con un estrafalario mundo de fantasía.

¿Y por qué no? Parece que muchos días en Wall Street son casi tan absurdos como la fiesta del té del Sombrerero Loco.

Las ganancias del segundo trimestre han sido decentes, pero no espectaculares. Las ganancias de las empresas del S&P 500 que han reportado resultados hasta hoy han subido solo 1.9% respecto al año pasado, según FactSet Research. Ese no es exactamente el tipo de crecimiento que uno asociaría con un rugiente mercado alcista.

Como la economía continúa avanzando a un ritmo aceptable, todavía hay preocupaciones legítimas de que la Reserva Federal reduzca su programa de compra de bonos a partir de septiembre.

El Dow y el S&P 500, pese a todo, han vuelto a rondar máximos históricos tras un junio deplorable. El índice de temor y codicia de CNNMoney (Fear & Greed Index) muestra de nuevo señales de codicia.

Incluso las acciones tecnológicas de Apple y Facebook (que habíamos dado por muertas) han regresado a la vida gracias a las sólidas ganancias y a un cambio repentino en la confianza del mercado.

Aquí es donde las cosas se tuercen y se ponen realmente extrañas. Con base en todo lo que acabo de decir, uno pensaría que las aburridas acciones que pagan dividendos pagarían las consecuencias; pues parece que a los inversionistas les ha nacido otra vez el apetito por la destrucción. Perdón, por el riesgo.

Pero no. Mira esto. Las siguientes acciones han alcanzado en los últimos días máximos de todos los tiempos. No solamente de 52 semanas. Hablo de máximos históricos; es decir, nunca han cotizado tan alto como ahora las siguientes firmas:

Johnson & Johnson (JNJ)

UnitedHealth (UNH)

Hershey (HSY)

JM Smucker (SJM)

General Mills (GIS)

Kroger (KR)

Hanesbrands (HBI)

¿Un gigante de productos para el cuidado de la salud, una aseguradora médica, tres empresas del ramo de la alimentación, una cadena de supermercados y un fabricante de ropa interior? ¿En serio? Eso no suena en absoluto emocionante, suena como una cartera que le encantaría a Warren Buffett.

El conglomerado Berkshire Hathaway de Buffett, de hecho, posee una importante participación en Johnson & Johnson, en los reyes de los alimentos Kraft y Mondelez, así como acciones de los supermercados británicos Tesco. Berkshire, lo que es más, es la empresa matriz de Fruit of the Loom -rival de Hanes- y de See's Candies -competidor de Hershey.

Tiene sentido que estas aburridas acciones estén cotizando en sus picos, dice el director gerente de Oakworth Capital Bank con sede en Birmingham, John Norris. Él piensa que muchos inversores, especialmente los jubilados, quieren poseer algo que les reporte más que un bono o una cuenta de ahorros... Pero que no sea tan volátil como una acción tecnológica.

Las siete empresas que acabo de enumerar pagan saludables y estables dividendos. Además son capaces de proporcionar ventas confiables y crecimiento de los beneficios si la economía empeora.

"Numerosos inversionistas de edad más avanzada se sienten más cómodos asumiendo un poco de riesgo, pero no tomarán aventuras descabelladas. Ellos entienden lo que estas empresas de renombre ofrecen", explica Norris.

Claro, algunas cosas no han cambiado tanto en el último mes. Tesla sigue siendo Tesla. Amazon no está lejos de su máximo histórico.

Esto todavía luce como uno de los rallyes del mercado más tibios en la memoria reciente. Los inversionistas parecen demasiado asustados para deshacerse de las acciones "seguras" del sector consumo y cuidado de la salud porque no quieren renunciar a la rentabilidad que pueden obtener de esos pagos trimestrales.

Nadie quiere salir raspado aventurándose con acciones de más rápido crecimiento, justo antes de que la Fed finalmente retire ese estímulo que tanto bien le ha hecho al mercado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Muchos inversores experimentados recuerdan lo que ocurrió en 2000 y 2007, cuando las acciones estaban en máximos históricos. Ya saben lo que hay detrás del espejo... Y no quieren ser los gemelos Tararí y Tarará.

*Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva de Paul R. La Monica, quien aparte de Time Warner, Abbott Laboratories y AbbVie no posee ninguna posición accionaria.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×