Inversores desconfían del repunte en EU

Inversionistas de Wall Street se mantienen a la defensiva a pesar de la mejora económica en el país; las empresas han tenido un mejor desempeño financiero gracias a las bajas tasas de interés.
bolsas  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

Los economistas tienen la mira puesta en un mejor crecimiento a futuro. A principios de esta semana, la Reserva Federal (Fed) dijo en su declaración mensual que, aunque el avance sigue siendo "modesto", se espera que la economía estadounidense repunte desde su ritmo actual. De hecho, en promedio, los economistas prevén que el PIB de Estados Unidos crezca 2.8% el próximo año, y 3% después de eso. Eso sería un cambio agradable desde el 1.7% que creció el PIB en el segundo trimestre de 2013, según informó recientemente el Gobierno.

Sin embargo, un grupo no parece estar creyéndose todo ese optimismo económico: los inversores. Sí, el S&P 500 ha ganado poco más de 19%. Pero las acciones que están subiendo más no son las que los inversores normalmente operarían si estuvieran apostando a una mejor economía. Las acciones del sector salud, por ejemplo, son consideradas normalmente una inversión defensiva y son el grupo con mejor desempeño de la industria en el índice. Y, en general, los títulos infravalorados del S&P 500 han superado a las acciones en crecimiento este año, por 20% frente a 17%.

"No estoy seguro de que suficientes personas estén descontando adecuadamente el potencial de crecimiento", dice el director de inversiones de la firma Strategas, Jason Trennert, quien piensa que el mercado puede crecer desde este punto.

Los inversores quizá tienen una buena razón para estar preocupados por el crecimiento. En primer lugar, esta ha sido una recuperación carente de crecimiento. Sin embargo, las empresas han sido capaces de ir a contracorriente, produciendo aumentos de ganancias de dos dígitos a pesar de la debilidad del PIB. Pero eso podría estar llegando a su fin.

Uno de los principales impulsores del crecimiento de las desproporcionadas ganancias fueron las tasas de interés bajas, que permitieron a las empresas refinanciar la deuda que habían tomado hace algunos años. Luego, les permitieron reducir sus costos y aumentar sus ganancias, incluso si sus ingresos reales no estaban aumentando.

Después de varios años de bajas tasas de interés, las empresas probablemente ya han refinanciado la mayor cantidad de deuda posible. Además, con la reciente alza de las tasas de interés, los beneficios que las empresas obtendrán del refinanciamiento bajarán.

El promedio de ganancias para las empresas del S&P 500 parece haber aumentado poco menos del 2% en el segundo trimestre frente a un año atrás.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Otra señal de que los inversores piensan que el crecimiento no será tan fuerte son las valoraciones. El S&P 500 cotiza actualmente a poco más de 15 veces las ganancias esperadas de este año. Históricamente, eso es lo normal. Pero no es tan alto como lo era en la década de 1990, cuando la relación precio-ganancias regularmente superaba el 20 y los inversores estaban apostando al crecimiento.

"Estamos hablando de grados de optimismo alcista en este momento", escribió el jueves en Twitter un asesor de inversiones de Fusion Analytics, Josh Brown, quien usa la cuenta @reformedbroker. Y en este punto, parece que los economistas están un poco más optimistas que el mercado.

Ahora ve
Sierra Leona vende ‘el diamante de la paz’ en 6.5 millones de dólares
No te pierdas
×