Reducción de la QE, ¿en septiembre?

La Fed anunciaría la disminución del estímulo en su reunión del próximo mes, dice Paul La Monica; pese al temor del mercado, los analistas descartan pánico por el fin de la compra de bonos.
empleo  (Foto: AP)
Paul R. La Monica*

Psst, psst. La Reserva Federal (Fed) probablemente empezará a retirar la flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) el próximo mes. Pasa la voz.

Puedes decir lo que quieras acerca de la Fed bajo la gestión de Ben Bernanke, pero este impulso por una mayor transparencia ha hecho que sea mucho más fácil predecir lo que el Banco Central va a hacer y cuándo.

En lo que se perfila como otro movimiento dolorosamente telegrafiado, es probable que la Fed anuncie, al término de su próxima reunión del 18 de septiembre, que comenzará a disminuir (taper, en inglés) el ritmo de sus compras de activos.

Incluso algunos de los miembros de la Fed más moderados (es decir, aquellos inclinados a mantener las tasas ultrabajas) están dando a entender que la reducción llegará más temprano que tarde.

En los discursos de la semana pasada, el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, y la titular de la Fed de Cleveland, Sandra Pianalto, dijeron que el Banco Central estaría dispuesto a recortar su compra de bonos si el mercado laboral continúa mejorando.

Ha llegado al punto en que el término 'Septaper' se ha convertido en parte del argot de los mercados. Bromeé acerca de esto el martes en Twitter. ¿Y adivina qué? Apenas dos días después, una búsqueda de 'Septaper' arrojaba más de 18,000 resultados.

Parece que el único misterio que rodea a la reducción ahora es si Bernanke hará referencia a ella durante su discurso en Jackson Hole a finales de este mes. Espera. ¿Qué fue eso que dijiste? ¿Bernanke no irá al festival anual de la Fed de Kansas City en Wyoming este año? ¿Tendrá algo que ver con ser un funcionario saliente? Oh, bueno.

Con toda seriedad, sería mejor para los inversores encarar el hecho de que el fin de la QE pronto llegará a nosotros.

La buena noticia es que el mercado parece estar aceptando este hecho, aunque sea a regañadientes.

Claro, las acciones se encuentran en medio de una racha perdedora la semana anterior. El CNNMoney Fear & Greed Index bajó, aunque sea brevemente, a la modalidad de miedo otra vez. Pero esta venta masiva no se siente particularmente aterradora, sobre todo porque se produce después de que el Dow y el S&P 500 alcanzaron máximos históricos el viernes pasado. Ambos índices de acciones de empresas selectas se encuentran sólo 1% por debajo de sus máximos.

Y el mercado de bonos tampoco está mostrando signos de pánico a causa de la reducción. El rendimiento del bono a 10 años ha retrocedido a 2.59% desde un máximo de 52 semanas de 2.74% de hace dos semanas. Los rendimientos bajan cuando los inversionistas están comprando bonos.

Si realmente hubiera un agudo sentido de ansiedad en las trincheras de la renta fija, los bonos deberían haber subido más esta semana, no caído.

Eso es algo bueno. Ten en cuenta que la única razón por la que la Fed reducirá sus compras en primer lugar es porque piensa que la economía, y el mercado laboral en particular, realmente están recuperándose.

La única razón por la que la Fed retrasaría la reducción sería si la economía empeorara. Ese hecho parece quedar perdido entre toda la obsesión sobre cuándo reducirá su programa la Fed.

"El mercado todavía no reconoce el potencial de la economía y todo el progreso que se ha hecho hasta ahora", dijo Kristina Hooper, jefa de inversión y estrategias para clientes para Allianz Global Investors.

Y aunque el reporte de empleo del viernes antepasado fuera un poco decepcionante, las cifras laborales no son del todo malas. El promedio de cuatro semanas de solicitudes iniciales de desempleo alcanzó este jueves su nivel más bajo desde noviembre 2007. Esto puede sonar poco sólido, pero es digno de mención.

Noviembre de 2007 fue justo antes de que comenzara la recesión. Los datos muestran que hemos salido completamente de las profundidades del abismo financiero, lo cual es algo bueno. Es más, el hecho de que este promedio sea tan bajo ahora es una señal de que los despidos masivos están en declive.

También es importante recordar que la reducción de la Fed se producirá en incrementos graduales para aliviar el sufrimiento por la conclusión de la QE. La Fed no pasará de comprar 85,000 millones de dólares en activos al mes a comprar cero de un solo golpe.

"La disminución gradual podría ser muy diferente a lo que convencionalmente se espera. Podría ser una diminuta reducción de entre 5,000 a 10,000 millones de dólares al mes en lugar de algo más grande", dijo Hooper. "Está claro que la Fed está preocupada por mantener la estabilidad y no perturbar a los mercados".

Hooper añadió que es probable que haya una mayor volatilidad entre este momento y la inevitable reducción, así como poco después del anuncio. Pero ella no prevé una caída libre del mercado.

Así que no te creas esas diatribas melodramáticas que podrías llegar a escuchar acerca de que "El mercado" se está muriendo de miedo a la espera de la inminente reducción de la Fed. Eso sencillamente no está sucediendo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No estoy demasiado preocupado por el posible fin de la QE. Las preocupaciones son exageradas", dijo John Carey, gerente de cartera de Pioneer Investments. "El jurado aún está deliberando sobre qué impacto podría tener la QE además del psicológico. No es tan importante en el largo plazo como mucha gente parece sentir".

*Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva de Paul R. La Monica, quien aparte de Time Warner, Abbott Laboratories y AbbVie no posee ninguna posición accionaria.

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de la devoción a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×