Informales, el verdadero reto de Peña

El bajo crecimiento económico agregó medio millón de personas al trabajo informal, según el INEGI; el 50% de personas de entre 25 y 29 años con estudios terminados labora en áreas no profesionales.
desempleo  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez/Gustavo de la Rosa
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El bajo crecimiento económico hace mella en el mercado laboral mexicano al agregar casi medio millón de personas al sector informal durante el primer semestre de 2013, revelan cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Los datos dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestran que la poca generación de empleo provocó que 14.17 millones de mexicanos integren el sector informal, cifra que representa un aumento de 499,963 de personas respecto al último trimestre de 2012.

El INEGI define al sector informal como aquellas actividades económicas de mercado que operan a partir de los recursos de los hogares, pero sin constituirse como empresas con una situación independiente.

Combatir la informalidad en México es uno de los mayores retos a los que se enfrenta la administración de Enrique Peña Nieto, porque entre otras cosas genera problemas en el mercado laboral, aseguraron economistas.

Las cifras relativas a nuevos informales- acumulados en el primer semestre del año-, tuvo un incremento de 85% con relación al mismo periodo de 2012 cuando se incorporaron a estas actividades 269,839 personas.

La ENOE ajustó los datos previos del sector informal; además a la definición de informalidad laboral total le incorporó el trabajo no protegido en la actividad agropecuaria, servicio doméstico remunerado de los hogares, así como los trabajadores subordinados que, aunque laboran para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social.

De esta forma, la cifra de informalidad laboral total llegó a 59.1% de la población ocupada para acumular 29.28 millones, lo que implicó una disminución de 86,180 individuos con relación a diciembre pasado.

"Combatir la informalidad será un reto más grande que combatir el desempleo y está asociada con el escaso grado de educación y el bajo nivel de ingresos", destacó Germán Rojas, catedrático del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Los jóvenes desocupados

El 44.8% de los jóvenes ocupados de entre 25 y 29 años, con estudios profesionales terminados, laboran en ocupaciones no profesionales, según la ENOE; en los jóvenes con un estrato socioeconómico bajo este porcentaje aumenta a 60.4%.

Un 62.6% de los jóvenes cumplen esta condición y si bien se hace más notoria cuando su escolaridad es baja (90.4% de los jóvenes ocupados con primaria incompleta y 85.2% con primaria completa son trabajadores informales), existe una importante proporción de muchachos (44.2%) con estudios medio superior y superior que se ocupa de manera informal.

Germán Rojas aseguró que México no está generando empleos para la gente que se encuentra en la economía informal, mientras que hay déficits en puestos de trabajo que implican una mayor educación con una sobreoferta de gente con servicios de bajo nivel.

Además, no hay incentivos para ser formales. "Es un problema meterlos a la formalidad, por ejemplo, cuando crearon el seguro popular nadie tenía incentivos para darse de alta y pagar impuestos y en México los sistemas de supervisión fiscal son muy malos", dijo.

Según el INEGI, la población desocupada del país llegó a 2.6 millones de personas al primer semestre de 2013, lo cual implica un incremento de 99,640 respecto al cierre del año anterior. Es decir, que cada día se quedan sin empleo 550 personas en promedio, señalan datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

El desempleo en México también obedece a un problema más de fondo relacionado con la alta informalidad que, entre otras cosas, genera problemas de empleo en el país, agregó el economista en jefe de Scotiabank México, Mario Correa.

La desocupación además se ha resentido por el mal inicio del año en las cifras económicas, especialmente en el sector industrial y particularmente en la construcción.

Puntualizó que si la gente se va al sector informal es porque es más barato y más fácil, por lo que abría que facilitar el acceso al sector formal de la economía.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Más que cambiar el modelo económico, habría que propiciar que los mercados funcionaran correctamente, porque quizás hay incentivos mal alineados, agregó Correa.

"La informalidad es uno de los retos más importantes que resolver. Es un lastre que está impidiendo crecer a tasas mayores, que no hemos encontrado la forma adecuada de resolverlo y a lo mejor requiere replantear algunos paradigmas o ideas anteriormente concebidas", recalcó.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×