La Fed sorprende a los ‘hedge funds’

Los inversionistas se equivocaron en sus expectativas sobre el fin del estímulo del Banco Central; sus apuestas erróneas en los mercados provocaron que sus ganancias sean menores a las del S&P 500.
gestor  (Foto: Getty)
Stephen Gandel

Todavía no pueden entender al señor Ben Bernanke. Los gestores de fondos de cobertura que se quejaron más por los esfuerzos del estímulo de la Reserva Federal se han beneficiado poco de los recientes indicios de que la institución pronto podría restringir su programa de compra de bonos.

El presidente de la Fed indicó por primera vez a mediados de mayo que el programa pronto podría terminar. Eso pareció sorprender al mercado, provocando que las acciones y los bonos cayeran. Los papeles se han recuperado desde entonces, pero los rendimientos de los títulos de deuda han seguido elevándose a un reciente 2.7%.  

Quienes también fueron sorprendidos con la guardia baja fueron los gestores de fondos hedge, que hace unos meses decían que la flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) debía terminar pronto.

Elliott Management, de Paul Singer, por ejemplo, subió solo 1.9% en el segundo trimestre, rezagándose ante el S&P 500 y otros fondos. Singer escribió en mayo que si el programa de compra de bonos de la Fed continuara, "en última instancia destruiría el valor del dinero y del ahorro, mientras que arrancaría de raíz la estabilidad básica de sus sociedades".

Así que podrías imaginar que si él hubiera creído lo que decía, habría posicionado su cartera para un eventual final del programa de compra de bonos de la Fed, asumiendo que era una apuesta mejor que el término de la sociedad. Ese no parece ser el caso. Durante el primer semestre del año, los fondos de Singer, con un alza de 5.3%, se rezagaron fuertemente ante el S&P 500, que subió más de 12%.

Las señales de Bernanke de que el programa de compra de bonos comenzaría a reducirse tan pronto como en el otoño han servido de poco para calmar los comentarios ponzoñosos de Singer sobre las políticas del Banco Central. "La QE no ha resuelto los problemas económicos del mundo", escribió en una carta dirigida a los clientes a finales de julio. En cambio, dijo que la institución parecía estar "frenéticamente" determinada a generar inflación, la cual denominó como "un mecanismo arbitrario de redistribución de la riqueza y de confiscación".

La aversión de David Einhorn al QE no parece haber ayudado a su cartera tampoco. A principios de mayo, el gerente de fondos de cobertura que dirige Greenlight Capital equiparó las medidas de estímulo a alimentar a la fuerza a la economía con donas de mermelada. "Lo que quiero decir es que puedes tener demasiado de algo bueno y las sobredosis son destructivas", escribió en un artículo para el Huffington Post.

Es hora de que la Fed restaure los mercados a su equilibrio natural, expresó. Sin embargo, esa restauración no parece haber mejorado la cartera de Einhorn. El principal fondo de Greenlight subió 2% en el segundo trimestre, en comparación con una ganancia de 2.4% del S&P 500. El fondo de Einhorn ha subido menos de 8% en lo que va del año.

Eso fue un desempeño mejor que el de la mayoría de los fondos hedge. Hasta finales de julio, el gestor de fondos promedio había ganado alrededor de 7% o menos de la mitad de la ganancia de 18% del S&P 500 en el mismo periodo, de acuerdo con la firma de seguimiento de fondos de cobertura, Hennessee Group. Probablemente esos gestores no creían de manera tan firme como Einhorn que la QE que tenía que terminar.

Seth Klarman básicamente tachó de inmorales los esfuerzos de la Reserva Federal por estimular la economía. "¿Qué tipo de entidad gubernamental engatusa a los ahorradores para gastar... Engaña a sus ciudadanos para pagar precios cada vez más altos por comprar acciones... Y lleva el rendimiento de los ahorros de los jubilados a cero durante siete años (2008-2015 y contando) para rescatar a bancos mal administrados? (Ciertamente) no el tipo que debería desempeñar un papel tan grande en la economía", escribió.

Pero no parece haber una indicación de que Klarman haya posicionado su fondo para beneficiarse del final de la QE. La mayor inversión del Baupost Group de Klarman fue en BP. Las acciones de la petrolera británica han caído 1% este año. Recientemente dijo a sus clientes que estaba considerando la posibilidad de devolverles parte de su dinero debido a la falta de buenas oportunidades de inversión.

Los observadores han mencionado una serie de razones por las que tantos gestores han sido tan elocuentes acerca de los peligros del estímulo, cuando en realidad parece haber pocos signos de que los esfuerzos de la Fed estén causando inflación o inestabilidad social o cualquier otra de las calamidades que los inversores han estado prediciendo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una teoría es que ellos estaban hablando básicamente acerca de sus finanzas. Se habían posicionado para beneficiarse cuando la QE terminara, por lo que estuvieron lanzando la retórica para tratar de presionar a Bernanke.

La otra teoría es que simplemente son tontos. Parece que esta es la correcta.

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×