La debilidad de la rupia asfixia a India

El país vive un déficit de cuenta corriente debido a su tendencia a importar más de lo que exporta; el Gobierno aplicó medidas anticrisis, pero expertos dicen que se necesitan reformas estructurales.
India, dinero  (Foto: Getty)
Charles Riley
HONG KONG (CNNMoney) -

La rupia se cotiza en mínimos históricos y las acciones han perdido 10% en un mes, aun cuando el Gobierno de la India insiste en que la débil economía del país no está en crisis.

El descenso que ha sacudido a los mercados indios se aceleró este lunes, con la rupia alcanzando un nuevo mínimo histórico frente al dólar. El Mumbai Sensex, índice de referencia del país, cayó 1.6% el lunes y ha perdido 10% de su valor en el último mes.

Los inversionistas están preocupados por el gran déficit por cuenta corriente de la India, que refleja la tendencia de la nación a importar muchos más bienes de los que exporta y la deja muy dependiente del capital extranjero.

Al mismo tiempo, la posibilidad de una política monetaria estadounidense más estricta ha suscitado que algunos inversores se retiren de los mercados emergentes en los últimos meses.

El primer ministro Manmohan Singh ha tratado de sosegar los nervios, afirmando que el Gobierno tiene suficientes reservas internacionales para defender la rupia durante meses.

"De ninguna manera volveremos a (la crisis de la balanza de pagos de) 1991," dijo Singh al diario Times of India, en referencia a un episodio que casi resultó en el incumplimiento de los pagos de la deuda.

Sin embargo, dada la elevada inflación, el altísimo déficit público y la desaceleración de la economía, algunos temen que los recientes intentos del Gobierno para apuntalar la confianza pueden haber tenido el efecto contrario.

Las autoridades indias dieron a conocer la semana pasada una serie de medidas destinadas a apoyar la rupia, incluyendo límites a la importación de oro, petróleo y otros commodities clave.

El Gobierno también tomó la controvertida decisión de restringir la cantidad de dinero que los ciudadanos indios pueden sacar del país, y aplicó restricciones similares en la inversión corporativa saliente.

La pregunta ahora es si dichos cambios serán suficientes para fortalecer la moneda y estabilizar la economía. Muchos observadores creen que el Gobierno debe hacer más, y los mercados parecen estar de acuerdo. La reacción más violenta se dio el viernes, cuando tras volver de un día de asueto los inversionistas empujaron a la baja el Sensex, que retrocedió 4%.

"Las autoridades están tomando un enfoque poco sistemático, y estas medidas fragmentarias están teniendo exactamente el efecto contrario al deseado", advirtió Anjalika Bardalai, analista de Eurasia Group. "El Gobierno ha dado la impresión de operar en modo de pánico".

Los economistas han sostenido durante mucho tiempo que la India necesita implementar reformas económicas estructurales para lograr avances significativos. El año pasado, el parlamento levantó las restricciones a la inversión extranjera directa, un paso clave.

Pero esos dólares de inversión no se han materializado, pues las empresas internacionales esperan conocer más detalles de la nueva política y se mantienen cautelosas de un cambio en los vientos políticos que pudiera revertir la decisión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, las elecciones nacionales se celebrarán antes de mayo de 2014, por lo que los partidos políticos de la India acaso no tengan la voluntad de cooperar.

"El problema ahora es que el Gobierno se está quedando sin tiempo y sin opciones. Mucho de lo que ocurre ahora con la rupia escapa al control del Gobierno", apuntó Bardalai.

Ahora ve
La botella del futuro purifica el agua y se limpia a sí misma
No te pierdas
×