Industriales rechazan tasa antiobesidad

Ningún gravamen puede controlar el consumo de cierto producto, afirman empresarios en México; la Concamin dice que gravar productos contribuirá a crecer las ganancias del mercado informal.
Obesidad  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La iniciativa privada de México coincidió que combatir la obesidad mediante la propuesta de implementar un impuesto no resolverá este problema, ya que se trata de un conflicto multifactorial que debe ser atendido por los sectores involucrados.

Ningún gravamen puede controlar el consumo de cierto producto y en los casos que se ha aplicado ha generado afectaciones a su industria, como en el tabaco y el alcohol, aseguraron en conferencia de prensa representantes de diversos sectores.

El presidente de la Comisión de Comercio Interior de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), Raúl Picard del Prado, expuso que esta medida ha resultado contraproducente, ya que la mitad de las bebidas alcohólicas se generan fuera de la industria formal y el comercio de cigarrillos ilegales ha crecido 19%.

"En un país como México, con 60% de informalidad querer meter controles vía impuesto es querer incrementar el consumo sin control ya que favorece este mercado, por lo que no estamos a favor de querer controlar el consumo de productos vía impuesto", afirmó.

Consideró que es necesaria la colaboración entre la sociedad, Gobierno, academia e industria para trabajar de forma conjunta a fin de implementar acciones preventivas que ayuden a resolver el problema.

Picard del Prado expuso que la industria en México ya ha emprendido acciones como la reformulación de productos, un nuevo etiquetado que dé a conocer el contenido calórico de los productos, a fin de que el consumidor conozca qué compra.

A su vez, el director general de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas AC (ANPRAC), Emilio Herrera Arce, comentó que las estrategias fiscales no tienen un verdadero impacto en el contenido calórico de la dieta total, ni hacia donde se traslada el consumo.

"Hay una coincidencia de la ciencia, el sobrepeso y la obesidad son multifactorial y complejas, por lo que no se puede señalar a un producto -el refresco- como el causante central de este problema, lo que importa es la ingesta calórica total", precisó.

De acuerdo con el representante de la industria refresquera, el portafolio de bebidas bajas en azúcares de la compañías ha aumentado y representa 37% de las ventas, además de haber impulsado la venta del agua embotellada.

Agregó que en los últimos 20 años la tasa de crecimiento de los productos calóricos de los refrescos tradicionales ha estado en menos del 0.4% anualmente, de manera que el consumo per cápita de refrescos calórico en dos décadas ha crecido acumuladamente 7%.  

De hecho, Herrera Arce agregó que en los últimos 20 años el consumo de refresco sólo ha aumentado 20% y en promedio representa el 5.5% de la ingesta de calorías de una persona.

Por lo que los industriales invitaron a trabajar de forma conjunta para combatir este problema y a impulsar estilos de vida más saludables entre los mexicanos, el cual incluya una dieta balanceada, además de la activación física.

Comida chatarra

Las causas de la obesidad en México son una "dieta chatarra" y una vida sedentaria, más que los productos "chatarra", pues se trata de un problema de salud multifactorial, aseguró el presidente de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco, Felipe Gómez.

Hay categorías como la confitería, las botanas y una enorme cantidad de productos que históricamente han sido parte de los alimentos que los mexicanos han consumido, expuso en una conferencia de prensa, donde la Concamin presentó su postura sobre la problemática de salud pública: Obesidad y Sobrepeso.

Por ello consideró que no es congruente calificar como responsable de la obesidad a una categoría de alimentos que han existido por años y que no han tenido variación en su consumo.

Gómez dijo que el principal problema es que se han cambiado los hábitos alimenticios de los mexicanos, de manera que lo que se producen hoy son dietas chatarra en donde ya no hay equilibrio en el "plato del buen comer".

De acuerdo con dicha referencia, en la alimentación balanceada una persona debe incluir un 40% de carbohidratos, 30% de proteínas, y el resto entre grasas, vitaminas y minerales.

Por lo anterior manifestó que el problema debe combatirse más a nivel educación, en donde la población tenga conciencia de cómo y de qué manera debe alimentarse para equilibrar lo que consume con lo que requiere de energía para trabajar y vivir.

Al respecto, el director de ANPRAC subrayó que el contenido de la dieta de los mexicanos se ha mantenido estable en los últimos años.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por lo anterior, consideró también irresponsable que se atribuya a un solo producto o alimento la responsabilidad del problema de la obesidad, por lo que descartó que la campaña que señala que cada refresco equivale a consumir 12 cucharadas de azúcar sea objetiva.

Ante ello reiteró que la meta de la industria de la alimentación y bebidas es informar adecuadamente sobre los factores de que se compone el problema de la obesidad y sobrepeso, y exponer las aportaciones que hace el sector para ayudar a superarlo.

Ahora ve
El mundo está “perdiendo la batalla” contra el cambio climático, alerta Macron
No te pierdas
×