Fed, dividida por reducción de estímulos

Algunos miembros del Banco Central piden “reducir en algo” el programa de apoyo monetario; otros afirman que se necesita paciencia para decidir cuándo disminuirá el estímulo.
FED  (Foto: Cortesía Fortune)
NUEVA YORK (CNN) -

Sólo unas pocas autoridades de la Reserva Federal de Estados Unidos pensaron que pronto sería el momento de "reducir en algo" el ritmo de compra de bonos en su reunión del mes pasado, mientras que otras enfatizaron que se necesita paciencia para decidir cuándo comenzar a desacelerar el programa de alivio cuantitativo. Las minutas de la reunión de la Fed del 30 y 31 de julio, dadas a conocer el miércoles, mostraron que casi todos los 12 miembros del comité que fija la política monetaria acordaron que aún no era apropiado aplicar cambios en el programa de estímulos.

Los inversores están ansiosos de predecir cuándo la Fed comenzará a reducir sus compras mensuales de 85,000 millones de dólares en activos para alentar la recuperación económica. La mayoría de los participantes del mercado apunta a septiembre como el comienzo del fin del programa de alivio cuantitativo, conocido como QE3.

Las actas ofrecieron pocos indicios sobre el posible momento para una reducción, pero contribuyeron poco a disuadir a quienes pronostican un cambio de política el mes próximo.

"Unos pocos miembros pusieron énfasis en la importancia de ser pacientes para evaluar la información adicional sobre la economía antes de decidir cualquier modificación al ritmo de las compras de bonos", señalaron las minutas.

"Al mismo tiempo, unos pocos apuntaron a un plan de contingencia que había sido articulado en representación del Comité hace un mes, y sugirieron que pronto podría ser momento para desacelerar de alguna forma el ritmo de las compras de activos, tal como fue definido en el plan".

Tras la reunión de política de junio, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo en una conferencia de prensa que el Banco Central esperaba iniciar la reducción de las compras de bonos más adelante este año, con miras a concluirlas completamente para mediados de 2014.

La Fed, que ha tomado medidas sin precedentes para apoyar a la lenta recuperación de la economía de Estados Unidos, quiere ver un crecimiento económico sostenible y una mejora en el mercado laboral antes de retirar las compras de bonos.

Según las minutas, las autoridades de la Fed notaron que la tasa de desempleo, que permaneció en un 7.4% el mes pasado, ha declinado "considerablemente" desde que se lanzó la última ronda de compra de bonos en septiembre, pese a que hubo desacuerdo respecto a la mejoría acumulada, ante, por ejemplo, el alto números de personas que han dejado de buscar empleo.

La Fed redujo las tasas de interés a un nivel cercano a cero en 2008 y ha expandido en más del triple su hoja de balance a cerca de 3.6 billones de dólares mediante una serie de compras de bonos.

Los miembros del Banco Central se han comprometido a mantener las tasas cerca del nivel por lo menos hasta que la tasa de desempleo baje a un 6.5%, siempre que la inflación se mantenga controlada.

Las minutas mostraron que varios de los miembros de la Fed estaban dispuestos a considerar rebajar ese umbral si se determinaba la necesidad de una postura política más flexible. Sin embargo, a unos pocos les preocupaba que modificar el umbral pudiera hacerlo ver como un objetivo móvil, lo que podría disminuir su efectividad.

La Fed no realizó ningún cambio formal en su política en la última reunión, diciendo en un comunicado el 31 de julio que la economía del país continúa necesitando apoyo.

Fed evalúa nuevo ‘repo reverso'

La Reserva Federal de Estados Unidos considera una nueva herramienta para drenar efectivo desde el sistema bancario y mantener las tasas de interés de corto plazo dentro de su nivel objetivo, cuando decida cambiar el rumbo de su actual política monetaria ultra expansiva, según las minutas de su última reunión.

Durante la reunión del 30 y 31 de julio, las autoridades del banco central fueron informadas del potencial de crear la facilidad de tasas fijas a un día con acuerdos de recompras reversas o "repos reverso".

Este programa de "repo reverso", en caso de ser adoptado, complementará el pago de tasas de interés sobre los excesos de reservas y otras herramientas para ayudar a alcanzar los objetivos de tasas de interés de la Fed.

"En general, los participantes de la reunión indicaron que pensaron que tal facilidad podría ser de ayuda", dijeron las minutas.

Aunque expresaron interés en este programa, no se indicó un momento para ser implementado.

En una transacción de "repo reverso" a un día, la Fed vendería bonos del Tesoro a operadores primarios de Estados Unidos o importantes fondos de mercados de valores y luego los recompraría al día siguiente. La negociación quita temporalmente dinero del sistema bancario, mientras que los operadores o fondos ganan interés sobre el "repo reverso".

 

Ahora ve
Diego Luna asegura que los políticos no están representando a los mexicanos
No te pierdas
×