Expertos ven mayor debilidad económica

Grupos financieros recortaron sus expectativas de crecimiento del PIB mexicano para este año; BBVA Research estima una expansión de sólo 1.4% e Invex prevé un tipo de cambio de 13.3 pesos.
penia nieto y luis videgaray  (Foto: Agencias)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de 1.8% para el cierre de este año podría quedarse corto si las reformas energética y fiscal no prosperan este año y si la debilidad económica de Estados Unidos persiste.

Estos factores ya están presentes en las estimaciones de diversos grupos de expertos, quienes revisaron sus previsiones a la baja.

La estimación más pesimista la reportó BBVA Research, que ubicó su pronóstico de expansión del PIB en 1.4% para todo 2013. La proyección, de concretarse, estaría 0.4 puntos porcentuales por debajo del dato previsto por el Gobierno.

Por su parte, Santander ajustó por segunda ocasión su estimado de crecimiento. El 16 de agosto pasado lo había recortado a 2.2% y esta semana lo redujó a 1.5%.

Agregó que su última proyección es producto de la debilidad mostrada hasta ahora por la economía, lo que los obligó a revisar su perspectiva para el PIB, acorde con Rafael Camarena, analista de Santanter.

El experto reconoció que es probable que se registre una mejora gradual en la actividad económica para los meses siguientes, apoyada en un positivo desempeño de la economía estadounidense, una recuperación del gasto del sector público, así como una repunte en los gastos de los consumidores.

Sin embargo, consideró que en el corto plazo los mercados financieros se verán presionados por el posible cambio en la política monetaria de la Fed. Camarena afirmó que una vez que se cuente con información más precisa de lo que hará el Banco Central de EU -si moderan la compra de bonos en septiembre o en octubre-, el mercado tendrá certidumbre y eso bajará la presión sobre el peso.

Los optimistas

En las revisiones de proyecciones de crecimiento también estuvieron los optimistas, como CIBanco que estimó que el PIB podría crecer 2.0% este año.

Los analistas mencionaron que para la segunda mitad del año la perspectiva para la economía mexicana es mejor, pese que disminuyó en comparación a lo que esperaban a principios de año, y estimaron un crecimiento anual cercano a 2.8% en el segundo semestre, lo que daría un aumento de 2.0% para todo 2013.

La viabilidad de los cambios estructurales internos y señales de reactivación económica en EU, mantienen vivo el optimismo de los inversionistas, acorde con CIBanco.

Aún así, advirtieron que la buena perspectiva para los próximos trimestres sigue siendo frágil y dependiente del entorno externo, en particular de EU, y de la velocidad con que se aprueben y consoliden las reformas estructurales.

En el mismo sentido, Invex Grupo Financiero reconoció que aunque el desempeño de la economía mexicana en el primer semestre fue decepcionante, sus analistas mantienen la idea de que la segunda mitad del año puede resultar mejor, debido a la recuperación del sector industrial estadounidense y un ejercicio de gasto más notorio por parte del Gobierno.

Si bien el entorno será volátil y por ello tanto las tasas como el tipo de cambio pueden presentar variaciones bruscas en determinados momentos, consideraron que la aprobación de las reformas de energía y fiscal serán vistas como buenas noticias por los inversionistas globales y ello puede aminorar los efectos de las presiones en los mercados emergentes sobre las variable, acorde con el Grupo Financiero Invex.

El tipo de cambio a la alza

La cotización del tipo de cambio también sufrió ajustes a la alza, debido al menor crecimiento económico y la volatilidad que ha generado la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) inicie en septiembre con la recompra de bonos, el estimado para el tipo de cambio se revisa al alza.

El tipo de cambio permanece como variable de ajuste y dado el contexto de un crecimiento débil, el peso definirá en un rango entre 12.80 a 13.30 pesos por dólar en las próximas semanas. "En el mediano plazo, seguimos apostando por un peso fuerte", consideró el Grupo Financiero Invex.

Scotiabank ve ahora un tipo de cambio en 13.1 pesos por dólar desde el previo de 12.6 pesos, pero este movimiento ascendente también se explica por un tercer factor: la falta de una propuesta más ambiciosa en la reforma energética a los ojos de los inversionistas.

"Como está conocida hasta el momento, parece que esta reforma no detonará una entrada de capitales como para compensar la inquietud que generará sobre los mercados financieros globales el esperado recorte al ritmo de compra de activos de la Fed en la última parte del año", indicó el economista en jefe de Scotiabank, Mario Correa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras que Santander mantuvo su proyección para el tipo de cambio la mantuvo en 12 pesos por dólar para el cierre de año.

"Mantenemos el estimado en 12 pesos por dólar pensando que las reformas hacendaria y energética  se aprobaran, pero el mercado tiene su interés muy puesto en este tema y espera que sea en 2013 cuando se aprueben un retraso no sería bien visto", explicó Rafael Camarena, analista de Santander.

Ahora ve
Alcalde de NY confirma que la explosión fue un intento de ataque terrorista
No te pierdas
×