La crisis en Siria apuntala al oro

El precio del metal aumentó 4% con las amenazas de EU al régimen sirio, dice Paul La Monica; el oro es considerado seguro en caso de crisis, por lo que puede apreciarse más en próximos días.
metales  (Foto: Getty)
Paul R. La Monica*

Al oro suele irle bien en tiempos de crisis. Es un activo tangible considerado como una clásica inversión segura y al mismo tiempo una alternativa a las monedas de papel, sean dólares, euros o cualquier otra.

¿Adivinen qué? Los temores de que Estados Unidos pueda lanzar ataques con misiles contra el rico país petrolero de Siria cumplen con la definición de crisis.

El precio del oro se ha disparado casi un 4% en los cinco días recientes. Gran parte del alza se produjo a partir de los comentarios del Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, donde acusaba al Gobierno sirio de usar armas químicas. Eso ayudó a impulsar el metal por encima de 1,400 dólares la onza.

Los precios de este activo han subido ya cerca de 20% desde mínimos de 52 semanas. Empero, el metal sigue todavía más de ese mismo porcentaje por debajo de su máximo de 52 semanas.

Los apologistas del oro, inversores alcistas conocidos con el apelativo de gold bugs, estuvieron durmiendo durante gran parte de 2013. Definitivamente parece que las preocupaciones en torno a Oriente Medio los han despertado de su letargo, y se les iluminará el rostro una vez que se levanten. Los precios del oro subieron a principios de este mes, tras las sangrientas protestas en Egipto.

El fondo cotizado SPDR Gold Shares subió más de 1% el martes mientras el mercado general caía. El fondo también remontó el lunes.

Las acciones de las grandes mineras de oro Newmont, Goldcorp y Barrick Gold arrancaron el martes como líderes del mercado, pero todas perdieron terreno a medida que transcurrió la jornada. Aún así, el ETF o fondo cotizado Market Vectors Gold Miners subió durante la semana pasada.

"Es un caso clásico de huida hacia la seguridad. La tensión en Siria y Egipto han puesto las bases para el aumento del oro", señaló el vicepresidente adjunto de EverBank World Markets, Mike Meyer.

A la plata le ha ido aún mejor que al oro últimamente. Hoy este metal cotiza un 35% por encima de su mínimo de 52 semanas. Este activo se mantiene también en un mercado bajista, pues los precios todavía están 30% por debajo de su máximo de 52 semanas. El fondo cotizado iShares Silver Trust se disparó más de un 7% tan solo la semana pasada.

En estos momentos tiene sentido que el oro y la plata suban más ante los temores de más agitación en Medio Oriente. Los precios del petróleo también se han disparado como era de esperar. Y el petróleo y el oro a menudo se mueven al unísono.

El metal dorado es visto a menudo como una cobertura contra la inflación. Si el precio de los productos básicos que los consumidores realmente utilizan todos los días (como el petróleo) comienza a escalar más alto, entonces esa pieza probablemente seguirá aumentando a la par.

Algunos expertos creen que la reciente racha de estos metales no ha terminado... Podría seguir avanzando incluso si la tensión en Siria se resuelve de forma rápida y (relativamente) pacífica.

El fuerte retroceso que sufrieron este año fue saludable, pues ayudó a eliminar algo de especulación, dijo el director de investigación para Estados Unidos en la firma ETF Securities, Mike McGlone.

El directivo señala que la gran demanda de estos bienes por parte de Asia (especialmente China y la India) es una señal de que lo peor puede haber terminado. "La corrección en el oro y la plata dio a los inversionistas una clara idea de cómo luce el mar con la marea baja", dijo McGlone, refiriéndose a la famosa frase del legendario inversor Warren Buffett que apuntaba que sólo cuando baja la marea se sabe quién nadaba desnudo.

El ejecutivo indicó, no obstante, que los inversionistas no deben excederse en estos u otros metales. Tener en oro el 5% de la cartera de un inversor podría ayudar a proporcionar protección contra la volatilidad de los mercados que pueda surgir de cuando en cuando... Como en esta semana, por ejemplo.

Factor Fed

No hay que perder de vista a la Reserva Federal. Una de las razones detrás del desplome de estos bienes en este año es la creciente sensación de que la institución federal finalmente comenzará a recortar la inyección de 85,000 millones de dólares que aplica mes a mes bajo la forma de compra de activos.

El oro aumentó mientras la entidad estuvo dispuesta a implementar una política de flexibilización cuantitativa indefinidamente, porque todas esas compras reducían el valor del dólar, manteniendo bajas las tasas a largo plazo de los títulos de deuda y avivando las llamas de una posible inflación en el futuro. Eso ya no será el caso si la Fed decide disminuir la intensidad de la QE.

La caída del oro inducida por el Banco Central fue una reacción exagerada, opinan McGlone y Meyer.

Meyer sostiene que la reducción en las compras de bonos no equivale a una política monetaria restrictiva. "La institución todavía estará ampliando su balance y no elevará pronto las tasas de interés a corto plazo. Eso debería, en teoría, generar más presiones inflacionarias", dijo.

McGlone va incluso más allá, y nos explica lo siguiente recurriendo a la bien conocida metáfora de la Fed y el "ponche" (el estímulo): "Esto es sólo una reducción de la mezcla. La Reserva no está retirando el ponche, simplemente está disminuyendo la cantidad de alcohol y esteroides que lo enriquecían".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Ha ocurrido un cambio en la confianza en los metales. Los mínimos para el oro están aquí... No solo para este año, sino por mucho tiempo", agregó.

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva de Paul R. La Monica, quien aparte de Time Warner, Abbott Laboratories y AbbVie, no posee participación en otras acciones.

Ahora ve
Los jugadores extranjeros son mayoría en la final del futbol mexicano
No te pierdas
×