Peña, con 4 meses para corregir rumbo

El Gobierno federal tiene el tiempo contado para mejorar el panorama económico, dicen expertos; el descontento social puede minar a las reformas en el Congreso, y complicar el cierre de año.
enrique peña nieto expansion1096  (Foto: CNN)
Isabel Mayoral Jiménez y Gustavo de la Rosa
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En medio de una profunda desaceleración que ha puesto a la economía mexicana al borde de una recesión, sumada a la presión contra las reformas y el desencanto de algunos inversionistas sobre el "Mexican Moment", el Gobierno de Enrique Peña Nieto tiene el desafío de revertir una serie de indicadores a la baja en lo que resta del semestre, advirtieron analistas.

"Los últimos acontecimientos como las protestas de los maestros, el desencanto entre los inversionistas por la propuesta de reforma energética y la debilidad económica, han complicado el futuro de la economía para los próximos años", expuso el director para América Latina de Moody´s Analytics, Alfredo Coutiño.

La tasa de desempleo aumentó a 5.12% a julio como porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA), mientras que en diciembre pasado la proporción era de 4.47%, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Además, la actividad industrial acumula dos meses consecutivos a la baja este año -mayo y julio-, afectada por la recesión que vive el sector construcción y la baja en las manufacturas.

A esto se suma el hecho de que en mayo pasado el indicador coincidente se ubicó en zona de desaceleración, mientras los componentes de la actividad económica, importaciones y ventas al menudeo están en zona de recesión.

La llegada de mayores inversiones y la posibilidad de registrar un mejor ritmo de crecimiento económico dependerán de la habilidad y liderazgo que demuestre la administración de Peña Nieto para navegar en el actual embrollo legislativo y social, anticipó el economista de UBS, Rafael de la Fuente.

Sin embargo, alertó que los datos económicos actuales son un recordatorio de lo que puede ser el mediocre pronóstico de crecimiento de México.

"Nosotros seguimos en el lado del vaso medio lleno: pensamos que esta administración comprende lo que está en juego y que se progresará en las reformas clave", destacó.

Al respecto, Alfredo Coutiño aseguró que el descontento social complicará la aprobación de las reformas energética y fiscal junto con las leyes secundarias de la reforma educativa. Junto con la desaceleración económica este panorama podría dificultar el apoyo a las reformas en el Congreso.

Este lunes en la madrugada la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Servicio Profesional Docente que fue turnada al Senado para su revisión. 

El economista en jefe de Scotiabank México, Mario Correa, anticipó que las reformas energética y hacendaria implicarán cambios importantes, por lo que es inusual ver que todas las fuerzas políticas del país estén de acuerdo.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, dijo que el éxito que tengan los seis años de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto dependerá de la aprobación de las reformas estructurales.

En entrevista exclusiva con la revista Expansión destacó que "es un momento crucial. Lo que decidamos los mexicanos en los próximos meses definirá el futuro económico de México para los próximos años, tal vez para las próximas décadas".

Entre los principales riesgos que enfrenta México está una posible recesión si la actividad no se recupera en el segundo semestre de 2013, advirtió el economista en jefe para México de Bank of America-Merrill Lynch (BofA-ML), Carlos Capistrán.

Junto a este factor hay otros como un recorte de tasas por parte del Banco de México, un estancamiento político en las reformas, así como un fuerte incremento en las tasas de interés de EU que podrían producir una salida desordenada de inversionistas extranjeros.

Estados Unidos hizo su tarea

En la primera mitad del año la economía mexicana se desaceleró fuertemente, como resultado BofA-ML revisó su pronóstico del Producto Interno Bruto (PIB) a la baja de 2.5% a 1.5% para 2013 y a 3.5% desde 4% para 2014.

Por el contrario, el 29 de agosto pasado, el Departamento de Comercio de EU informó que el dato del PIB al segundo trimestre de 2013 fue revisado al alza, desde 1.7% a 2.5% y el avance refleja las contribuciones positivas en las exportaciones y la inversión privada.

Esto desmiente el hecho de que a México le va mal porque EU no se recuperaba, acotó Coutiño. La correlación entre las dos economías se mantiene y al haber un rezago de uno o dos trimestres el dato de 2.5% del PIB de EU se reflejaría en México en la segunda mitad del año, aseguró.

Este crecimiento en EU debe generar una dinámica mayor en las exportaciones manufactureras mexicanas, por eso no consideró justo culpar a EU de los problemas internos de México, cuya desaceleración se debe más factores internos.

El informe señala que el PIB en EU se vio frenado por una contribución negativa del gasto de gobierno y las importaciones que realiza ese país.

Mario Correa, de Scotiabank, aseguró que la correlación entre la economía de México y la de EU se mantiene y que parte de la desaceleración que se observó en la demanda externa, especialmente en el sector automotriz, se debió no tanto por EU, sino que a que las exportaciones se han expandido a mercados de América Latina y Europa cuya demanda se ha debilitado.

Mucha de la desaceleración que se dio en la primera mitad del año está concentrada en la industria, especialmente en la construcción, que se ha visto afectada por factores muy específicos como el tema de vivienda con los cambios en reglas del sector que genera incertidumbre y problemas específicos en empresas del ramo.

Generalmente los mercados financieros se adelantan al comportamiento de la economía real. En ese sentido el desempeño de la Bolsa Mexicana de Valores durante julio y agosto muestra una minusvalía de 2.8% y su principal indicador cerró agosto en 39,492.37 puntos.

Ahora ve
El esperado octavo episodio de la saga ‘Star Wars’ llega a los cines del mundo
No te pierdas
×