Reapertura argentina, bajo ley foránea

El país ofertará bonos públicos con los mismos términos de una reestructura de 2010, según fuentes; la propuesta es para el 7% que no ha aceptado el canje de deuda que el país dejó de pagar en 2002.
Argentina bandera  (Foto: AP)
BUENOS AIRES, Argentina (CNN) -

Argentina ofrecerá títulos públicos bajo leyes extranjeras en la reapertura del canje de deuda en cesación de pagos que lanzará en las próximas semanas, dijo este viernes una fuente del Gobierno. La propuesta de reapertura del canje, enviada al Congreso el miércoles y que se espera que sea aprobada rápidamente gracias a la mayoría oficialista, contempla ofrecerle a los tenedores holdouts los mismos términos y condiciones que en una reestructuración realizada en el 2010.

Reportes de prensa que citaron fuentes sin identificar habían afirmado que la operación sólo iba a incluir la emisión de títulos bajo ley argentina, en un intento del Gobierno por esquivar a los tribunales estadounidenses donde está siendo demandado por bonistas que exigen cobrar los títulos que el país dejó de honrar en el 2002 a su valor nominal.

"Va a ser exactamente igual la oferta (que en el 2010). Nos estamos dirigiendo al 7% que no entró (en los canjes previos). La oferta va a ser la misma", dijo la fuente del Gobierno con conocimiento de la operación bajo condición de anonimato.

En el canje de deuda del 2010, Argentina ofreció un menú de títulos que incluyeron bonos Discount y Par y cupones atados a la expansión de la economía bajo leyes neoyorquina, británica y local. También se emitió un bono global con vencimiento en el 2017 con jurisdicción legal en Nueva York.

Cerca de un 93% de los tenedores de los casi 100,000 millones de dólares en deuda que Argentina dejó de pagar en el 2002 por una crisis económica aceptaron canjear sus títulos a cambio de una fuerte quita en el 2010 y en un canje previo en el 2005.

El miércoles, el Gobierno argentino informó que dejará abierto por tiempo indefinido el tercer canje de deuda en cesación de pagos, en una señal amistosa hacia la Corte Suprema de Estados Unidos mientras estudia si el país debe compensar a bonistas rebeldes.

Con la medida, la nación sudamericana busca mejorar sus relaciones con las cortes federales estadounidenses que han criticado la forma en que manejó su salida de la cesación de pagos de 100,000 millones de dólares en la que entró el 2002 por una fuerte crisis económica.

La propuesta enviada como un proyecto de ley al Congreso, que da una nueva oportunidad a los holdouts para cambiar bonos impagos por deuda regularizada, demuestra que Argentina tiene "una profunda vocación" de cumplir compromisos con los acreedores que han aceptado quitas, dándoles a todos la oportunidad de canjear tenencias incumplidas, dijo el ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

La Corte Suprema estadounidense debe revisar una apelación presentada en junio por el país sudamericano, luego de que una corte en Nueva York dijo que Argentina discriminó a los tenedores de deuda incumplida que se niegan a canjear sus títulos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La presidenta Cristina Fernández, que se niega a dar a los tenedores rebeldes mejores condiciones de las que recibieron los que entraron a los canjes, anunció el lunes que el país volverá a ofrecerles reestructurar sus bonos.

Pero, a diferencia de los canjes del 2005 y el 2010, el Gobierno pedirá autorización al Congreso para mantener abierta la ventana de la operación por tiempo indeterminado. En las anteriores reestructuraciones los plazos fueron de algunos meses.

Ahora ve
La estatua de Diego Armando Maradona que provocó burlas en internet
No te pierdas
×